Mariano Mérida y Julián Ezquerra : Privatizar unos ríos que son de todos

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(04/08/2013)

El Consejo del Agua aprobaba días pasados, por amplia mayoría, el Plan de Cuenca del Ebro.

Para los sectores ecologistas, que lo votamos en contra, supone que los ríos, que son de todos y proveedores de este recurso vital para el territorio y para los 3,5 millones de personas que vivimos en la cuenca, queden en gran parte privatizados dejando de servir al interés general quedando en manos de unos pocos sectores: fundamentalmente para la agroindustria e hidroeléctricas.

Ello es muy grave porque supone seguir con las viejas y obsoletas políticas hidráulicas de apoyo a las demandas desmedidas del agua y olvidar que la Directiva Marco del Agua y la propia Ley de Aguas establecen que los caudales ambientales, el agua mínima que hay que dejar circular por los ríos para un buen estado de los ecosistemas, son un condicionante previo a las demandas de agua.

El Plan establece que para el 2015 el consumo de agua sea del 34% de las aportaciones medias, es decir que a la cuenca le quitamos más de un tercio del agua que ya no vuelve a los ríos. A medio plazo, el Plan se plantea un uso del 50% de sus aportaciones medias, ya que pasaremos de un millón de hectáreas de regadío a cerca de un millón y medio de has lo que exige además 79 nuevas propuestas de embalses, muchos de ellos incorporados por el Gobierno de Aragón, y a pesar de que en el propio borrador del Plan bastantes de ellos estaban calificados de dudosa viabilidad económica y medioambiental.

Para mayor escarnio, basándose en que laminan avenidas y tienen objetivos medioambientales como el de Biscarrués, se pagan en un 80% por el erario público. Y muchos nos preguntamos, ¿dónde queda la recuperación de costes a la que obliga la Directiva Marco del Agua?.

Continuar leyendo «Mariano Mérida y Julián Ezquerra : Privatizar unos ríos que son de todos»

Frente al expolio de los embalses, dignidad, resistencia y lucha

arainfo.org

(04/08/2013)

Para la gente de COAGRET, los afectados por embalses, y los activistas solidarios con nuestras luchas, ha sido un curso intenso de movilizaciones y trabajo para contraponer resistencia, dignidad y una nueva cultura del agua, que excluye la especulación y el enriquecimiento a costa del territorio y sus gentes frente a la represión, y a los vacios argumentos de la política hidráulica desarrollista, proveniente del franquismo, que nos llegan del gobierno central.

Leer el artículo en http://arainfo.org/2013/08/frente-al-expolio-de-los-embalses-dignidad-resistencia-y-lucha/

El Ebro lucha por su caudal

EL PAIS

(04/08/2013)

Cientos de personas inician en Amposta una campaña de protesta contra el nuevo plan hidrológico que quiere aprobar Arias Cañete

Caras conocidas y las mismas camisetas azules con el nus [nudo] que en el año 2001 llenaron calles en les Tierras del Ebro, en Barcelona y en Bruselas se dieron cita este domingo en Amposta para iniciar otra vez la lucha por el Delta del Ebro. Falta el trámite de la aprobación del Consejo de Ministros, pero Miguel Arias Cañete, ministro de Medio Ambiente, ya ha presentado un nuevo plan hidrológico que pone en peligro, según la Plataforma en Defensa de l’Ebre (PDE), el caudal del río Ebro y con ello el modelo económico del delta y el futuro de los vecinos de estas tierras. Arias Cañete es un viejo conocido de la plataforma. Ya pararon su proyecto hace más de 12 años y, con el gobierno tripartito en Cataluña, la plataforma también salió a la calle para evitar el trasvase de agua a las cuencas del Ter y el Llobregat. Una visita del consejero Baltasar (ICV-EUiA) a Montserrat y unas esperadas lluvias ayudaron a replantear el proyecto.

Ahora, la plataforma vuelve a la calle y este domingo era el día para simbolizar el inicio otra vez de las movilizaciones. Los portavoces son conscientes que es verano y dejan las mayores protestas para septiembre, pero también saben que esta nueva guerra del agua se ganará en Europa. El PHN que propone el ejecutivo español contradice directivas marco de la Unión Europea y Susana Abella, portavoz de la plataforma, espera la irremediable aprobación de la ley para iniciar la lucha jurídica en el Estado, pero también en Europa. Abella está segura de que Bruselas ya ha escuchado al Delta del Ebro y ahora espera que el Gobierno catalán también se ponga al lado de la plataforma. Defienden que si el plan hidrológico de la cuenca del Ebro tira adelante, dejará sin recursos la parte final del río y la salinización no se detendrá. El nuevo plan de Cañete, para Abella, «es más destructivo» que el anterior. «Es el mismo plan de especulación del agua que hace años que el Estado español quiere tirar adelante», ha apuntado la portavoz.

Desde la plataforma también se ha destacado que por el momento los únicos mensajes positivos ante la aprobación de este plan de cuencas han llegado desde la comunidad valenciana y murciana: «Pone de relieve que este plan hidrológico solo beneficia a los que quieren realmente transvasar agua del río», ha asegurado la portavoz.

Continuar leyendo «El Ebro lucha por su caudal»

Lechago contará con un parque lineal en el Barranco de Cuencabuena

ARAGON DIGITAL

(15/07/2013)

La localidad turolense de Lechago contará con un nuevo parque lineal. Esta zona se ubicará en el Barranco de Cuencabuena y dispondrá de todo tipo de servicios. El proyecto, que aún está en trámites, supondrá una inversión de 2,5 millones de euros financiada por la Confederación Hidrográfica del Ebro.

La actuación que se va a llevar a cabo en Lechago encauzará el barranco para evitar futuras inundaciones. Y como consecuencia, se repondrá la red de riego y se construirá una pasarela para el acceso al cementerio.

Además, se creará un parque lineal que contará con todo tipo de servicios. Mario Carreras, técnico de la CHE, ha remarcado que el parque «contará, en la cota más baja, con dos balsas aptas para el baño, una de ellas para los más pequeños». «También habrá una zona de recreo que tendrá una pista polideportiva, un merendero, una zona de aparcamientos y una zona ajardinada», ha añadido.

Desde la Asociación de Amigos de Lechago han recordado que llevaban esperando este proyecto desde el año 2006 y, por ello, apoyan la propuesta de la Confederación. Sin embargo, han presentado una serie de alegaciones con las que esperan mejorar el parque lineal.

Por ejemplo, han pedido que se asfalte el camino de acceso al apeadero y al cementerio y también que el parque se construya 50 metros más arriba de lo previsto para incorporar una zona muy rica de vegetación. Agustín Martín, miembro de la Asociación, ha explicado que otra de las peticiones que han hecho a la CHE es que el sistema de captación de agua para las balsas «funcione con energía solar para ahorrar en gasto eléctrico y ser más respetuosos con el medioambiente».

Cuando se construyó el pantano de Lechago, se perdieron cerca del 90% de los regadíos que había en la zona. Por ello, el parque se ha convertido para los vecinos en una alternativa de cara al futuro porque, aseguran, «creará puestos de trabajo y dinamizará el turismo y la economía de la zona».

El alcalde pedáneo de Lechago, Fernando Soler, ha incidido en que éste «es el proyecto estrella de la localidad porque ayudará a la misma a resurgir, o al menos a mantenerse». «Se construirá una zona de recreo que es imprescindible para el turismo y que puede crear algún puesto de trabajo», ha recalcado Soler.

Las obras del parque lineal del Barranco de Cuencabuena comenzarán, como mínimo, dentro de dos años.

El Plan del Ebro es más de lo mismo

PUBLICO.ES

(14/07/2013)

El Consejo del agua de la demarcación del Ebro acaba de dar el visto bueno, con una amplia mayoría, al nuevo plan de la Demarcación del Ebro. 74 votos a favor frente a 9 en contra y 5 abstenciones. A favor la administración central, autonomías excepto Cataluña, ayuntamientos y usuarios. En contra los representantes de la C A catalana, un partido político de Aragón (CHA) y los dos únicos representantes de las organizaciones ecologistas y de defensa del territorio de los casi cien vocales del Consejo.

En primer lugar no hace falta notar que el retraso es notable: el Plan, que debería haber entrado en vigor el 1 de enero de 2010. No lo hará, sin embargo antes de agosto de este año. El 2015 es el horizonte de aplicación de este plan, que apenas tendrá poco más de un año para aplicarse en toda su extensión.

El Plan de la demarcación hidrográfica del Ebro tiene cosa positivas. Se ha estudiado el Ebro exhaustivamente, ahora conocemos mucho mejor cuales son los problemas que tiene.

Según el Plan el 74,2% de las masas de agua o tramos de los ríos está en buen estado. La noticia sería buena si no tuviera trampa. La mayoría de esas masas de agua son las cabeceras de los ríos, que lo lógico es que estén mejor que los ríos más abajo cuando reciben vertidos y contaminación. Además hay muchos más de este tipo de tramos por la propia naturaleza de los ríos, que se van juntando hasta formar un único río, el Ebro. Y básicamente, el eje del Ebro y los grandes afluentes no están bien.

Los objetivos tampoco son para echar cohetes. En este horizonte de aplicación, el 2015, se aspira a mejorar solo un 10% y pasar al 85,3% de tramos de ríos en buen estado. Eso es todo, porque no se plantean mejoras en las masas tipo lagos o embalses ni en las masas subterráneas.

El gran problema del Plan es que aunque debería ser un plan de objetivos ambientales, en España se ha decidido que los planes tengan dos caras como Jano, el dios griego. Por un lado los objetivos ambientales y por otro los de satisfacción de las demandas. La vieja política hidráulica sigue imponiéndose a la nueva gestión fluvial. Las demandas siguen mandando más que los ecosistemas. Los usuarios siguen limitando el alcance de los objetivos ambientales a largo plazo.

Continuar leyendo «El Plan del Ebro es más de lo mismo»

Clamor popular en Sangüesa contra el recrecimiento del embalse de Yesa

DIARIO DE NOTICIAS DE NAVARRA

(16/06/2013)

Los convocantes de la manifestación exigen la destitución del presidente de la CHE y el alcalde pide desembalsar «hasta una cota de seguridad»

Sangüesa. La comarca de Sangüesa, alcaldes, concejales, vecinos y vecinas, habitantes de los pueblos del limítrofe Aragón respaldaron ayer por la tarde la manifestación contra el recrecimiento del embalse de Yesa convocada por la iniciativa ciudadana Yesa+No. Alrededor de 4.000 personas, según la organización, 2.500 de acuerdo con la policía municipal corearon consignas contra las obras de recrecimiento y contra la Confederación Hidrográfica del Ebro a lo largo de todo el recorrido por las principales calles de la ciudad.

Anunciada por varios cohetes, la manifestación partió de El Prau encabezada por miembros de la iniciativa, entre ellos, Luis Sola e Iker Aramendía, los concejales de la Agrupación Progresista de Sangüesa, Cristina Gil y Antonio Miguéliz, la alcaldesa de Gallipienzo, Karmele Iriguibel y el alcalde de Artieda de Aragón, Javier Jiménez, que portaban la pancarta con el lema «Yesa por seguridad, ni un metro más. Zangoza Arriskularrian», Sangüesa en grave peligro».

Caminaron tras ellos el alcalde de Sangüesa, Ángel Navallas, el resto de los concejales de su grupo, acompañados de los parlamentarios de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin y Marisa de Simón. El concejal de Bildu, Rafa Bargués, lo hizo acompañado de la parlamentaria, Bakartxo Ruiz. Acudieron además, otros aforados de esta coalición como Bikendi Barea y Koldo Amezketa. De la AISS, el único concejal que acudió fue, José Luis Planells.

Y, por supuesto, acudió la comarca, que estaba llamada a participar de lo que definieron los organizadores de «una tarde histórica». Los alcaldes de Aibar, Pedro Lanas; de Aoiz, Unai Lako, de Lerga, Iñaki Iriarte, la de Gallipienzo, Karmele Iriguibel, concejales de Cáseda y Lumbier y miles de vecinos de todas las edades, que portaron pancartas, carteles y llenaron autobuses, como por ejemplo del pequeño Gallipienzo, de donde partieron 55 vecinos.

Una vez más se puso de manifiesto el apoyo de Aragón, que ha estado codo a codo desde el principio con los responsables de la iniciativa sangüesina. Representantes del Ayuntamiento de Murillo de Gállego, y habitantes de Artieda de Aragón, Mianos, Escó, Ruesta, Tiermas y Sigües, algunos de ellos de avanzada edad, que aplaudieron con fuerza los comunicados.

Los integrantes de Yesa+No denunciaron el fiasco de la infraestructura de Yesa y la situación de los vecinos afectados por los desalojos.Se refirieron también al ocultamiento de información y recordaron tragedias como la de Biescas, Tous o Vajont: «No queremos que en Sangüesa, Cáseda, Gallipienzo, Aibar y Yesapase lo mismo». Pidieron la dimisión del presidente de la CHE, Xavier de Pedro y la paralización de las obras por seguridad.

El alcalde, Ángel Navallas, contundente y muy aplaudido habló tras ellos de inquietud y preocupación. «Queremos vivir en paz y sin sobresaltos y seguir con nuestra actividad cotidiana». Cargó contra el Gobierno y apeló a su responsabilidad. «Creemos que hay que desemabalsar de manera urgente. Lo más importante es la seguridad».

Yesa, un embalse bajo vigilancia

EL PAÍS

(08/06/2013)

Los deslizamientos en las obras de la presa desatan el miedo entre los vecinos

Recuerdan los vecinos más antiguos de la zona que cuando, en 1959, se cerraron las compuertas de la presa de Yesa (Navarra), los habitantes de Tiermas y Escó, en territorio aragonés, tuvieron apenas tiempo para llevarse sus pertenencias. El proyecto de embalse en el valle conocido como Canal de Berdún se remonta a la dictadura de Primo de Rivera. Sin embargo, en Sangüesa, la primera población aguas abajo de la presa, el plan de emergencia del embalse llegó el 30 de mayo, 54 años después del llenado del pantano.

Nueve días antes, el profesor de geología de la Universidad de Zaragoza Antonio Casas aconsejó en las Cortes de Aragón la evacuación de Sangüesa tras exponer su opinión sobre los informes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) sobre los deslizamientos producidos en las obras de recrecimiento de la presa de Yesa. Esa misma noche, varias decenas de vecinos de Sangüesa decidieron abandonar sus casas y, desde entonces, el alcalde, Ángel Navallas, intenta calmar los ánimos de sus paisanos mientras exige seguridad e información a la CHE y al Gobierno de Navarra.

Un día después de la comparecencia de Casas, el presidente de la CHE se reunió con Navallas y el resto de la corporación para recalcar que el deslizamiento de la ladera norte de la presa se había detenido y que los trabajos de estabilización están cercanos a terminar. Sin embargo, el Ayuntamiento ha pedido un informe de técnicos ajenos a la CHE sobre la seguridad de la presa que, según reconoce la propia confederación, se ha levantado 12 milímetros debido a ese deslizamiento.

Navallas, de una agrupación local de izquierdas, lamenta el trato recibido por el Gobierno de Navarra, de UPN. Afirma que desde la advertencia de Casas solo ha podido hablar dos veces con el consejero de Interior y nadie les había advertido del levantamiento de la presa. «No sé si nos han engañado, pero sí nos han ocultado información», señala el alcalde. El Ejecutivo foral, mientras, asegura que confía en la CHE y ve innecesario el informe que pide Sangüesa. Tildan de alarmista la advertencia del geólogo y recuerdan su vinculación con la coordinadora contraria al embalse de Itoiz, relacionada con la izquierda abertzale. Sin embargo, el delegado en Navarra del Colegio de Geólogos, Antonio Aretxabala, coincide con las tesis de Casas.

El proyecto se aprobó dentro del Plan Hidrológico Nacional durante el mandato de Aznar, pero luego, el Gobierno de Zapatero rebajó la cota proyectada, aunque continuó con las obras. Un informe de la CHE del 9 de enero advierte los deslizamientos y cambia el grado de peligro de 0 a 1, dentro una escala de 3. Un mes más tarde, 60 viviendas de las urbanizaciones Lasaitasuna y El Mirador, en Yesa, fueron desalojadas por un deslizamiento que agrietó el terreno y las propias casas. Hoy sus vecinos siguen sin poder volver a sus viviendas.

Cristina Igoa, portavoz de estos últimos, asegura que la CHE no asume la responsabilidad del recrecimiento en esta situación y que esta atribuye el fenómeno a una conjunción de las obras, las lluvias y las voladuras de un año antes para la construcción de la autovía Pamplona-Huesca. Igoa recalca que la CHE rechaza la culpa «pero asume todos los gastos». Desde los 10 millones de la estabilización del corrimiento hasta el realojo de los desalojados.

El Supremo ratifica que el proyecto de Mularroya es ilegal y la CHE para la obra

El plan obvia las medidas para paliar las afecciones a varias zonas protegidas de los ríos Jalón y Grío. Confederación prepara una modificación del diseño con un nuevo estudio de impacto ambiental

El Tribunal Supremo ha ratificado la ilegalidad del proyecto del embalse de Mularroya y del trasvase entre el Jalón y el Grío que dictaminó hace casi cuatro años la Audiencia Nacional. La sentencia, que rechaza los recursos presentados por la Abogacía del Estado, los regantes del Jalón y la Asociación Río Jalón Vivo, avala la anulación de las resoluciones por las que el Ministerio de Medio Ambiente aprobó el 25 de noviembre del 2003 el estudio de impacto ambiental, el anteproyecto –nueve días más tarde– y, en febrero del 2007, el proyecto definitivo.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) anunció ayer en un comunicado que «va a suspender de forma cautelar los trabajos de construcción del embalse» y que dará «instrucciones a los contratistas para que lleven a cabo los trabajos imprescindibles para suspender temporalmente las obras».

El Supremo ratifica la sentencia de la Audiencia Nacional al estimar que «ni se ha acreditado que estemos ante razones imperiosas de interés público de primer orden» que justifiquen la ejecución del embalse y el trasvase que debe alimentarlo ni, por otro lado, la Administración ha tomado antes de acometer la obra «cuantas medidas compensatorias sean necesarias para garantizar que la coherencia global de (la Red) Natura 2000 quede protegida».

INSUFICIENCIA La sentencia considera «patentemente insuficientes» e «inadecuadas» las medidas de protección del proyecto –pese a que contempla impactos «irreversibles»–, lo que «contamina la declaración de impacto ambiental con un vicio o defecto determinante de su ilegalidad» que, a su vez, invalida las otras dos resoluciones.

El embalse afecta a la ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) Desfiladeros del Jalón, al IBA (Inventario de Áreas Ornitológicas) Hoces del Jalón y a los LIC (Lugar de Interés Comunitario) Sierra de Vicort, Cueva del Muerto y Sierras de Algairén, en cuyas flora y fauna iba a causar «impactos negativos y perjudiciales» cuyas acciones correctoras quedaban en «un futuro incierto». «Las propias medidas irreversibles quedan sin medidas de protección suficiente», añade.

Este es el tercer revés ambiental que los tribunales dan al proyecto de Mularroya. El primero se lo propinó el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) cuando, en junio del 2005, condenó a la DGA a incluir en su listado de ZEPA 6.733 hectáreas delimitadas por la Sociedad Española de Ornitología (SEO) e incluidas en el vaso del embalse.

NUEVO EIA La CHE está trabajando en una modificación del proyecto del embalse «con el objetivo de subsanar las carencias» de la declaración de impacto inicial. Esta iniciativa incluye un nuevo estudio de impacto que, según indica el comunicado, tendrá en cuenta los aspectos que el ahora anulado omitía.

Entre otros aspectos, tratará la protección de los hábitats de las aves rupícolas –buitres, principalmente–, el posible arrastre de animales por el túnel del trasvase, las afecciones a las nutrias y la desaparición de zonas de campeo para aves rapaces y carroñeras. La CHE prevé que la nueva declaración de impacto «esté resuelta a finales de este año o principios del siguiente».

El organismo de cuenca insistió ayer en que «la sentencia no anula la adjudicación del contrato y tampoco establece que la obra no se vaya a ejecutar», aunque resulta obvio que el proyecto cuya ejecución fue adjudicada ha dejado de tener validez.

Ecologistas lamentan el «fraude» del plan de la cuenca del Ebro que no tiene en cuenta la menor disposición de agua

EUROPAPRESS

(18/12/2012)

Piden adaptar la gestión a la realidad del recurso y salvaguardar el buen estado ecológico de los ríos

Organizaciones ecologistas han lamentado el «fraude» que supone un plan hidrológico de la Demarcación del Ebro —en tramitación en estos momentos— que no tiene en cuenta la menor disposición de agua, un 27 por ciento inferior en los últimos 20 años, y que plantea inversiones en infraestructuras hidráulicas «de dudosa rentabilidad».

Así lo han manifestado en rueda de prensa el portavoz de la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET), Julián Ezquerra, el delegado de SEO/BirdLife en Aragón, Luis Tirado, el portavoz de la Asociación Naturalista de Aragón (ANSAR), Mariano Mérida, y la representante de la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes), Cristina Monge.

Esta última ha precisado que si hace años que advierten de la necesidad de «repensar la gestión» por el «deterioro» de los bosques de ribera y de las masas de agua, ahora se suma la crisis económica, en la que «no valen inversiones de dudosa rentabilidad», para preguntarse cómo se van a recuperar los costes, según dicta la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea, «en inversiones multimillonarias».

Igualmente, ha apuntado que hay una crisis ambiental, como lo demuestra la reducción de los caudales un 27 por ciento en los últimos 20 años, según datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), a causa del cambio climático, hechos que no se han tenido en cuenta en el plan hidrológico de la cuenca que se está elaborando.

Monge ha lamentado que esto va a suponer «crear falsas expectativas», por «populismo», proyectando obras de regulación cuando «no hay agua» para llenarlas, lo que supone «falsear la realidad».

Frente a esto, ha señalado que la Directiva Marco del Agua ya indica cómo actuar, teniendo en cuenta «que el primer usuario del río es el propio río», es decir, que en primer lugar hay que preservar los ecosistemas y, para el resto de usos, valorar la rentabilidad económica, social y medioambiental.

«Hay que gestionar desde la realidad» e «intentar buscar acuerdos» porque «no se puede engañar a la gente» y «crear falsas expectativas», ha comentado Monge, para informar de que el plazo para presentar alegaciones al plan de la demarcación del Ebro finalizó el pasado 14 de noviembre y ahora están en fase de estudio.

Continuar leyendo «Ecologistas lamentan el «fraude» del plan de la cuenca del Ebro que no tiene en cuenta la menor disposición de agua»

Cientos de afectados por embalses se unen para apoyar a vecinos de Artieda

EFE

(15/12/2012)

Cientos de afectados por distintas infraestructuras hidráulicas en Aragón se han unido hoy en Zaragoza en apoyo a los vecinos del municipio de Artieda afectados por el recrecimiento del embalse de Yesa y a los imputados tras la carga policial del 10 de octubre en el proceso de expropiación de tierras.

La protesta estaba secundada por más de sesenta organizaciones y colectivos que se han concentrado frente a la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), donde han confluido las tres columnas de manifestantes que previamente habían partido de distintos puntos de la ciudad para partir conjuntamente en dirección a la plaza de la Seo.

En la Plaza de la Magdalena se han citado las gentes de Artieda, de la comarca de la Jacetania y miembros de la Asociación Río Aragón, de la plaza de San Francisco han partido los afectados por la regulación del Jalón y los habitantes del Delta del Ebro y desde la plaza de las Canteras lo han hecho los afectados por los embalses de Biscarrués y de la Galliguera.

En declaraciones a los medios, el portavoz de Coagret, Julián Ezquerra, ha subrayado que muchos de los vecinos de Artieda viven del campo y protestan por que se lleve a cabo ahora una expropiación de tierras cuando el recrecimiento de Yesa no estará terminado hasta dentro de 10 años.

Una obra que además la mayoría de organizaciones ecologistas y afectados piensan que va a ser complicado ejecutar debido a los «importantes» problemas técnicos que presenta ya que, ha recordado Ezquerra, lo que se ha hecho hasta ahora es «intentar que no se les caigan las laderas».

El portavoz de Coagret también opina que la carga policial del 10 de octubre contra las personas que se concentraban en protesta por la ocupación de tierras «refleja un intento de tener culpables y tapar agujeros por su mala gestión».

Continuar leyendo «Cientos de afectados por embalses se unen para apoyar a vecinos de Artieda»