COAGRET demanda la paralización del recrecimiento de Yesa

Desde COAGRET compartimos la demanda realizada por los vecinos de Sangüesa, a través de la Iniciativa Ciudadana Yesa+No, en el sentido de paralizar las obras del recrecimiento de Yesa, tras el desalojo de 60 viviendas del municipio de Yesa. Nos sumamos a la preocupación existente en la localidad navarra, al respecto de que las obras del recrecimiento multiplican las posibilidades de una catástrofe, y la necesidad de que se realice un estudio en profundidad, para intentar dar seguridad a los vecinos de la localidad.

Subrayamos la gravedad de que, desde la CHE se relativice la importancia del movimiento de las laderas, sin haber demostrado además que los deslizamientos y desprendimientos actuales no afecten a la presa actual. Tal y como ha puesto de manifiesto el Dr. Antonio Casas, el volumen de tierra afectada por los deslizamientos alcanzaría un volumen probable de más de 4 millones de m3, en una zona inestable, con problemas de permeabilidad en esa ladera.

Ante todo ello, es preciso que la CHE descarte definitivamente el recrecimiento de Yesa como proyecto a llevar a cabo, y atienda las propuestas realizadas por técnicos acreditados para afrontar soluciones a los deslizamientos en la ladera derecha del pantano. Hacemos un llamamiento también a los partidos políticos de Aragón y de Navarra, y a las organizaciones de la sociedad civil, para que exijan a la CHE información adecuada y soluciones reales, alejadas de la inercia del recrecimiento.

Por otro lado, nos solidarizamos con la Asociación Río Aragón, y con su Presidente Luis Solana, que ha recibido una sanción de la Delegación del Gobierno, por ser el convocante de la respuesta que dio el pasado 10 de octubre el pueblo de Artieda, ante el intento de firma de las actas de expropiación, a cargo de los funcionarios de la CHE. Quién realmente convocó ese acto de protesta fue la CHE, y los vecinos y ciudadanos que se solidarizaron con los expropiados, exclusivamente acudieron ante el intento de llevar a cabo un acto absurdo, unas expropiaciones sin sentido, de unas tierras que no deberían verse afectadas por el recrecimiento.

MANIFIESTO DE COAGRET PARA EL 14 DE MARZO DE 2013, DÍA INTERNACIONAL POR UNOS RÍOS VIVOS Y CONTRA LOS GRANDES PANTANOS

Desde que la humanidad comenzó a construir grandes presas, el deslumbrante brillo del «desarrollo», el «progreso» y «el crecimiento» ocultó la existencia de los desplazados, los desalojados, aquellos a los que se les privaba de sus medios de subsistencia. La profunda herida que deja este exilio interior no se borra. Permanece como permanecen los embalses que las provocaron.

La defensa de los afectados por las grandes represas es un contínuo esfuerzo y lucha desigual contra las corrientes del conformismo, del poder económico, de la costumbre o de la ignorancia. Pero hay momentos especiales, hay momentos de inflexión. Puntos de no retorno que suponen la oportunidad de seguir avanzando.

El primer encuentro internacional de personas afectadas por represas en brasil el año 1997, es uno de ellos. Pero el año 1999 en España también, con la manifestación de los paraguas en Jaca, el Manifiesto por la dignidad de la Montaña y los acuerdos de Fabara. El año 2000 también fue importante con el Informe de la Comisión Mundial de Presas y la aprobación de la Directiva Marco del Agua en la Unión Europea..

En 2004 se deroga el trasvase del Ebro después de la enorme movilización en todo el estado español posterior a la aprobación del Plan Hidrológico Nacional del año 2000.

COAGRET ha sido el protagonista de muchos de estos acontecimientos que han cambiado y seguirán cambiando el sentido de la historia, junto con otros muchos colectivos sociales, de afectados y ecologistas, con los que compartimos luchas y objetivos.

Hoy, en el año 2013 de la Crisis, pensamos que estamos a las puertas de un nuevo punto de inflexión. La época de los grandes proyectos de embalses ha tocado a su fin.

Los grandes proyectos, emblemas de la obsesión pantanista, anclada en la fantasía decimonónica del regadío como salvación de la patria, o han sido un fracaso o están heridos de muerte.

El Embalse de Biscarrués ha sido desplazado sine die y con ventaja por la presa de Almudevar.

El recrecimiento del embalse de Yesa tiembla en sus cimientos al deslizarse tanto su ladera izquierda como la derecha, y a pesar del hipócrita lenguaje político del todo va bien, tiene sus dias contados (con un mínimo de responsabilidad que tengan los responsables políticos).

Mularroya, a pesar del cegado obstinamiento de la administración y los partidos políticos, es ilegal, y es un gigantesco monumento a la irresponsabilidad política de nuestras administraciones.

Desde COAGRET vemos muy próxima la muerte definitiva de estos tres proyectos agonizantes, y con ella la de la vieja obsesión heredada del siglo XIX por el regadío salvador.

El futuro será un futuro con una gestíón ecológica de los ríos, con un aprovechamiento razonable y no abusivo, donde las gentes del territorio puedan decidir sobre su vida y puedan mantener una relación de respeto y de igualdad con el medio en el que viven.

En este día instituido en homenaje a los afectados por los grandes embalses, COAGRET quiere lanzar este grito de esperanza

¡VIVA LOS RÍOS VIVOS!

¡VIVA EL GÁLLEGO VIVO!

¡VIVO EL ARAGÓN VIVO!

¡VIVA EL JALÓN VIVO!

El Supremo ratifica que el proyecto de Mularroya es ilegal y la CHE para la obra

El plan obvia las medidas para paliar las afecciones a varias zonas protegidas de los ríos Jalón y Grío. Confederación prepara una modificación del diseño con un nuevo estudio de impacto ambiental

El Tribunal Supremo ha ratificado la ilegalidad del proyecto del embalse de Mularroya y del trasvase entre el Jalón y el Grío que dictaminó hace casi cuatro años la Audiencia Nacional. La sentencia, que rechaza los recursos presentados por la Abogacía del Estado, los regantes del Jalón y la Asociación Río Jalón Vivo, avala la anulación de las resoluciones por las que el Ministerio de Medio Ambiente aprobó el 25 de noviembre del 2003 el estudio de impacto ambiental, el anteproyecto –nueve días más tarde– y, en febrero del 2007, el proyecto definitivo.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) anunció ayer en un comunicado que «va a suspender de forma cautelar los trabajos de construcción del embalse» y que dará «instrucciones a los contratistas para que lleven a cabo los trabajos imprescindibles para suspender temporalmente las obras».

El Supremo ratifica la sentencia de la Audiencia Nacional al estimar que «ni se ha acreditado que estemos ante razones imperiosas de interés público de primer orden» que justifiquen la ejecución del embalse y el trasvase que debe alimentarlo ni, por otro lado, la Administración ha tomado antes de acometer la obra «cuantas medidas compensatorias sean necesarias para garantizar que la coherencia global de (la Red) Natura 2000 quede protegida».

INSUFICIENCIA La sentencia considera «patentemente insuficientes» e «inadecuadas» las medidas de protección del proyecto –pese a que contempla impactos «irreversibles»–, lo que «contamina la declaración de impacto ambiental con un vicio o defecto determinante de su ilegalidad» que, a su vez, invalida las otras dos resoluciones.

El embalse afecta a la ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) Desfiladeros del Jalón, al IBA (Inventario de Áreas Ornitológicas) Hoces del Jalón y a los LIC (Lugar de Interés Comunitario) Sierra de Vicort, Cueva del Muerto y Sierras de Algairén, en cuyas flora y fauna iba a causar «impactos negativos y perjudiciales» cuyas acciones correctoras quedaban en «un futuro incierto». «Las propias medidas irreversibles quedan sin medidas de protección suficiente», añade.

Este es el tercer revés ambiental que los tribunales dan al proyecto de Mularroya. El primero se lo propinó el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) cuando, en junio del 2005, condenó a la DGA a incluir en su listado de ZEPA 6.733 hectáreas delimitadas por la Sociedad Española de Ornitología (SEO) e incluidas en el vaso del embalse.

NUEVO EIA La CHE está trabajando en una modificación del proyecto del embalse «con el objetivo de subsanar las carencias» de la declaración de impacto inicial. Esta iniciativa incluye un nuevo estudio de impacto que, según indica el comunicado, tendrá en cuenta los aspectos que el ahora anulado omitía.

Entre otros aspectos, tratará la protección de los hábitats de las aves rupícolas –buitres, principalmente–, el posible arrastre de animales por el túnel del trasvase, las afecciones a las nutrias y la desaparición de zonas de campeo para aves rapaces y carroñeras. La CHE prevé que la nueva declaración de impacto «esté resuelta a finales de este año o principios del siguiente».

El organismo de cuenca insistió ayer en que «la sentencia no anula la adjudicación del contrato y tampoco establece que la obra no se vaya a ejecutar», aunque resulta obvio que el proyecto cuya ejecución fue adjudicada ha dejado de tener validez.

El Tribunal Supremo anula definitivamente la DIA de Mularroya. Exigimos su paralización inmediata.

La Plataforma Jalón Vivo, COAGRET, Ecologistas en Acción y SEO-Birdlife, celebramos la sentencia del Tribunal Supremo sobre el pantano de Mularroya, desestimando los recursos de casación del Estado y de la Junta Central de Usuarios del Jalón, contra la Sentencia de la Audiencia Nacional de 2009 que anuló el proyecto, anteproyecto y declaración de impacto ambiental de Mularroya.

En una primera reacción de nuestras cuatro organizaciones, al conocer esta sentencia, subrayamos la gravedad de que las obras continúen sin declaración de impacto ambiental aprobada, una vez que por sentencia firme el Tribunal Supremo confirma lo correcto de la anulación que hizo la Audiencia Nacional en su momento, por lo que exigimos la paralización inmediata de las obras, que en estos momentos se encuentran en una situación de ilegalidad.

En los próximos días vamos a valorar la posibilidad de reactivar las quejas y denuncias ante la Unión Europea por incumplimiento del estado español de normativa europea, al llevar a cabo unas obras sin declaración de impacto ambiental válida, una vez que tenemos una sentencia firme. Valoramos también como enormemente importante el trabajo del equipo jurídico de Ecologistas en Acción, que ha llevado para nosotros el caso, ante el Supremo.

Iniciativa Ciudadana “Yesa más no – Lanak Gelditu” denuncia que la CHE sigue ocultando información sobre Yesa

Desde la Iniciativa Ciudadana «Yesa más no – Lanak Gelditu» de Sangüesa/Zangoza, ante la comparecencia de Xabier Morrás, Consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra en comisión parlamentaria ayer martes 5 de marzo de 2013, declaramos lo siguiente:

  • El Gobierno de Navarra hace dejación de sus funciones como garante de la protección de sus habitantes al intentar limitar el problema a las urbanizaciones de Yesa. A través de su Consejero de Presidencia, Justicia e Interior, el Sr. Javier Morrás, admite el peligro existente en el entorno de la presa de Yesa, pero no toma ninguna determinación al respecto. Además, en un ejercicio de ironía, agradece a las propias obras de recrecimiento la información recibida sobre el grave deslizamiento. El control de las laderas del Embalse de Yesa no es inherente a ninguna obra, se puede realizar con independencia.
  • Entendemos y compartimos la decisión del Gobierno de Navarra de realizar los desalojos ante la situación creada en la ladera, pero exigimos la paralización de las obras de recrecimiento y la realización de las obras necesarias para arreglar la grave situación creada en el entorno de la Presa del embalse de Yesa.
  • Las mentiras de la CHE están cada vez más a la vista. Han sido estas unas semanas vividas con incertidumbre en nuestros pueblos, en las que hemos asistido sorprendidos a una cadena de declaraciones plagadas de mentiras y contradicciones Las obras de recrecimiento son responsables directas del deslizamiento, a pesar de las negaciones constantes. Los movimientos eran de 13 cm al mes y no de 2 cm a la semana como se dijo. Tampoco el deslizamiento de la ladera se ha desacelerado lo suficiente como para que Xabier De Pedro, presidente del a CHE se pueda permitir ser así de optimista en sus declaraciones. También es mentira que el recrecimiento es la solución y mucho más que «todos los técnicos» lo avalan.
  • La CHE sigue ocultando información incluso a los afectados directamente por los desalojos. No existen informes que avalen la serie de obras que se están llevando a cabo de forma improvisada, con un gasto que eleva sin cesar un presupuesto ya desorbitado y sin un resultado claro.
  • El hecho de que la ladera se siga deslizando entre 6 y 8 cm a la semana es una barbari dad y es suficiente como para tomar medidas drásticas de cara a eliminar el riesgo aguas abajo de la presa.
  • No nos podemos encomendar a la fortuna como única respuesta ante estos deslizamientos, el Gobierno de Navarra tiene que tomar cartas en el asunto. Si no podemos asegurar que la ladera tiene una estabilidad y sabemos que hacer previsiones en esta materia es difícil, por un principio de prudencia la única decisión cabal es la de paralizar definitivamente las obras de recrecimiento, la realización de informes por organismos independientes que analicen la situación creada por el continuo parcheo al que la zona ha sido sometida y buscar soluciones con garantías, que no respondan a otros intereses que el de la seguridad de las poblaciones aguas abajo de la actual presa.
  • Seguimos defendiendo la idea (probada) de que esta obra no es necesaria, al contrario de lo que algunos tratan de hacer creer a la opinión pública. Creemos que otra gestión del agua es posible y aún con el despilfarro actual existen alternativas, avaladas por un equipo multidisciplinar de técnicos de reconocido prestigio, que conseguirían el agua de forma más justa, más barata y, sobre todo, menos peligrosa. Ya nadie habla del destino del agua que se quiere embalsar con el recrecimiento, parece que el objetivo último de las obras de recrecimiento fuera el de sujetar las laderas de la cerrada de Yesa.

COAGRET denuncia la situación río Queiles

Río Queiles

COAGRET denucia que no se están cupliendo los objetivos que, para la CHE, justificaron la construcción de la primera obra del Pacto del Agua, el embalse de El Val.

Si, en su origen, este proyecto ya carecía de un plan definido para su gestión, su utilidad desde que finalizó la obra ha funcionado con la contínua improvisación. Las aguas del río Queiles están superexplotadas. Los usuarios tienen concesones históricas y aunque con el agua embalsada estos años de atrás los abastecimientos y el regadío han estado satisfechos con un desembalse oscilante entre 4 y 6 hectómetros cúbicos, según los datos que figuran en el SAIH, Sistema Automático de Información Hidrologica de la CHE, parece que las últimas maniobras en la gestión del agua han creado malestar entre los regantes de Tarazona que están viendo como desde hace semanas no tienen el servicio que venía siendo un derecho histórico reconocido. El agua, desde la presa de derivación, está entrando en el embalse y tan apenas corre un hilo por el cauce del Queiles. Por éste debería circular un caudal de 1000 litros por segundo para abastecer las acequias que riegan la huerta de Tarazona. Así pues, el río está casi seco desde la presa de derivación hasta Tarazona quedando en algún tramo interrumpido su curso por las filtraciones propias en el cauce. Vemos posible que en estas condiciones este trayecto del río, considerado truchero, no pueda mantener la vida piscícola y quede cerrado para la actividad de pesca deportiva que dentro de pocos días comienza.

Río Queiles

(Ver más fotos)

Esta situación choca frontalmente con la noticia de que hace unos días el presidente de la CHE, Javier De Pedro, en una entrevista con el alcalde de Tarazona y presidente de la Diputación de Zaragoza, Luis María Beamonte, se trató sobre la autorización para actuar sobre el cauce del río Queiles a su paso por el casco urbano donde estiman urgente una «limpieza» en profundidad. Nosotros esperamos que esa actuación, esa «limpieza», sea respetuosa con la vegetación riparia aun a sabiendas de como se ha venido canalizando el río provocando su muerte con inversiones desorbitadas en cemento. De Pedro también afirmó a los Regantes turiasonenses que «serán repetados todos los derechos tradicionales que la Comunidad de Regantes de Tarazona tiene, e incluso mejorados en algunos aspectos». Como hemos comentado anteriormene las palabras del presidente de la CHE parecen no cumplirse.

Nuestra defensa de los afectados por esta obra está presidida por unos principios básicos de transparencia, racionalidad científica, participación social, donde atender con especial delicadeza la participación de las gentes más directa y negativamente afectadas. En el caso que nos ocupa es evidente que los principales afectados son los pueblos de Los Fayos y Tarazona, tal y como la CHE ha dejado constatado en el Plan de Emergencia de la presa. Por lo tanto que la gestión del embalse sea un acertjo o una improvisación con la que los afectados tengan que sufrir consecuencias que perjudiquen sus intereses y asumiendo además los riesgos derivados de la presa no nos parece de justicia.

Entendemos el malestar generado en la zona. Hay que recordar que esta comarca ya sufre un expolio desde el año 1940 cuando un ministro franquista resolvió por Decreto Ministerial un trasvase de agua a otras cuencas, concretamente a los ríos Alhama y Ebro. Así, ante la desinformación reinante y algunos temores fundados, este lunes a las 19,30 horas, en la sala Albiana, la Junta de Gobierno del Sindicato de Riegos de Tarazona convoca una reuión informativa porque algunos regantes de Tarazona solicitaron que dicha Junta les diera esplicaciones de que es lo que estaba ocurriendo con las aguas de sus acequias.

Si en los próximos días no vemos soluciones satisfactorias que respeten la voluntad de los usuarios afectados y cumplan con las directrices de la Directiva Marco y del propio Plan Hidrológico de Cuenca, respecto a caudales ambientales, solicitaremos una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro.