El río Pancrudo seco en su desembocadura

pancrudo seco

COAGRET, Coordiadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases denuncia públicamente la grave situación en que se encuentra en este momento el tramo final del río Pancrudo, entre el pantano de Lechago y su desembocadura en el Jiloca. En todo este tramo el río discurre completamente seco, produciendo la mortandad de las especies que viven en este habitat, tal y como muestran las fotos que adjuntamos.

Nos parece especialmente grave el incumplimiento flagrante por parte de la CHE del régimen de caudales ambientales, con graves afecciones para la fauna y la flora de este habitat, además de una grave violación de la obligación que marca la Directiva Marco del Agua, respecto alcanzar el buen estado ecológico de las masas de agua. No logramos entender las razones de la Confederación Hidrógráfica del Ebro para no «soltar» caudal de la presa de Lechago, y que el pantano cumpla de esta manera con su función reguladora,evitando así que el Pancrudo se convierta en un cauce seco.

 pancrudo seco

En la mañana de hoy, desde Coagret nos hemos puesto en contacto con la CHE para que se solucione esta situación de forma inmediata. En el caso de no ser así, continuaremos denunciando esta situación públicamente y en las instancias correspondientes.

(Más fotos en http://www.facebook.com/coagret)

Jalón Vivo recibe el premio en el V Festival Esfendemos a Tierra

Premio Esfendemos 2012

Jalón Vivo tuvo el honor de ser premiada en el V Festival Esfendemos a Tierra, celebrado en Artieda el fin de semana del 13 al 15 de julio. Organizado por el ayuntamiento de Artieda, la asociación O Salzar y el Bloque Independentista de Cuchas. Festival que reivindica la dignidad y los pueblos vivos frente a la amenaza de los embalses y cualquier tipo de agresión al medio natural. Con especial incidencia en el recrecimiento de Yesa, que condenaría a muerte al pueblo de Artieda.

Jalón Vivo viene desde hace años denunciando la ilegalidad de las obras de Mularroya, con dos sentencias judiciales a favor de sus tesis, y la agresión al medio natural de la comarca de Valdejalón, vertebrada por un río que se quedaría seco durante 25 km. Junto a la amenaza para el futuro de la agricultura pues habrá que pagar esa agua por la reversión de costes.

Premio Esfendemos 2012

Continuar leyendo «Jalón Vivo recibe el premio en el V Festival Esfendemos a Tierra»

La Asociación Río Aragón denuncia que los recursos sustraídos de servicios básicos de los ciudadanos se deriven al disparatado recrecimiento de Yesa

  • El anuncio del enésimo cronograma, pone de relieve que la fiesta del derroche sigue por parte de la CHE y el Gobierno del Partido Popular.
  • Lejos de aplicar la racionalidad, quieren sumar embalses semivacíos a los aeropuertos vacios, parques temáticos arruinados o autovías desiertas.
  • Sólo los intereses trasvasistas justifican recrecer Yesa y para impulsarlo no dudan en manipular a los ciudadanos de Zaragoza.

El mismo día en el que el Partido Popular informa de un nuevo recorte de 65.000 de euros, el Gobierno nos anuncia que la fiesta sigue para proyectos disparatados como el recrecimiento de Yesa, al igual que para bancos en quiebra. Nos dicen que ya han tirado más de 100 millones a la basura y que otros 163,1 millones están disponibles para dar liquidez al disparate. Lo niegan pero las cifras cantan y el presupuesto real ya triplica el inicial (109 millones) y va por encima de los 300 millones. Con los recursos que quitan a la educación pública, la sanidad, las pensiones o los desempleados llenan el agujero de la especulación financiera.

La Asociación Río Aragón denuncia este empecinamiento disparatado del Gobierno del Partido Popular que parece ignorar que el recrecimiento de Yesa es una obra sobredimensionada y cuya falta de rentabilidad para el bien común es más que patente. En un caso similar como el de Itoiz-Canal de Navarra, sólo se han recuperado un 26,9% de lo invertido y sólo se han creado 100 puestos de trabajo en agricultura, por lo que mucho nos tememos que con Yesa pasará lo mismo.

Continuar leyendo «La Asociación Río Aragón denuncia que los recursos sustraídos de servicios básicos de los ciudadanos se deriven al disparatado recrecimiento de Yesa»

COAGRET vuelve a la Comisión del Agua para exigir el descarte de las obras conflictivas del Pacto del Agua

Los representantes de Coagret en la Comisión del Agua de Aragón han asistido a la sesión ordinaria de la misma que ha tenido lugar en la mañana de hoy, 11 de julio. En abril de 2006, COAGRET y sus representantes, miembros de asociaciones de afectados por las obras hidráulicas como la Asociación Río Aragón, la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos y Jalón Vivo decidieron abandonar la Comisión y dejar de participar en el plenario de la misma, así como en la Ponencia de obras conflictivas, por entender que lo que en estos órganos se buscaba era justificar obras como el recrecimiento de Yesa, y los pantanos de Biscarrués o Santaliestra, a través del Dictamen de las Bases de la Política del Agua en Aragón, acordadas entre la Consejería de Medio Ambiente y los regantes. Mientras que, por otro lado se descartaron las propuestas de afectados y ecologistas, arruinando cualquier posibilidad de llegar a consensos en torno a estas obras, lo que supuso un fracaso absoluto de este modelo.

Hoy, la representación de Coagret, formada por cuatro miembros de colectivos de afectados, ha decidido volver a asistir al Plenario de la Comisión del Agua, valorando la situación en la que nos encontramos en la actualidad, con un Plan de Cuenca de la Demarcación del Ebro en periodo de información pública, en el que están incorporados el recrecimiento de Yesa, de Las Torcas y los pantanos de Biscarrués y Mularroya, y en el que se asumen completamente las demandas de ampliación masiva de regadío, lo que conllevará entre otros efectos que el consumo del agua de los ríos pase de ser de un 34% al 50%, con el efecto que esto supondrá para los caudales ambientales. En el Plan nuevamente se vuelve a ningunear el papel que deben de jugar los territorios cedentes del recurso agua, y que han visto inundados sus mejores espacios.

Continuar leyendo «COAGRET vuelve a la Comisión del Agua para exigir el descarte de las obras conflictivas del Pacto del Agua»

COAGRET pide un cambio «radical» del Plan de Demarcación del Ebro y descartar las obras «ruinosas y conflictivas»

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(11/07/2012)

COAGRET ha exigido un cambio «radical» del Plan de Demarcación de la Cuenca Hidrográfica del Ebro –pendiente de aprobación– y descartar las obras hidráulicas «ruinosas y conflictivas». La entidad ha asistido este miércoles a la reunión de la Comisión del Agua de Aragón.

En una nota COAGRET ha afirmado que de llevarse a cabo las obras previstas en el Plan, entre otras el recrecimiento de Yesa, de Las Torcas y la construcción de los pantanos de Biscarrués y Mularroya el consumo de agua de los ríos aumentará de un 34 a un 50 por ciento, «con el efecto que esto supondrá para los caudales ambientales».

«En el Plan nuevamente se vuelve a ningunear el papel que deben de jugar los territorios cedentes del recurso agua y que han visto inundados sus mejores espacios».

«Los colectivos de afectados pertenecientes a COAGRET estamos alarmados por lo que supone este Plan de Cuenca, lo que nos lleva entre otras decisiones, a volver a asistir a esta Comisión, entendiendo que es un foro más en el que los afectados vamos a exigir el descarte definitivo de estas obras, con conflictividad social, que constituyen un auténtico derroche económico, tirando con ellas a la basura más de 700 millones de euros».

60 años bajo la amenaza de la presa

EL PAÍS

(06/07/2012)

Medio Ambiente veta ahora un embalse entre Galicia y Asturias autorizado en 1951

El pueblo de Navia, que temía ser anegado, celebra el fin del proyecto

José Fernández Fernández, alcalde de Navia de Suarna (Lugo), siempre ha escuchado hablar de «la presa». Cuando él nació, en 1958, el proyecto para construir un salto hidroeléctrico en el río Navia llevaba ya siete años en boca de los vecinos. «Siempre hemos vivido con la amenaza de la presa. En los sesenta, en los setenta, en los ochenta… el tema iba y venía y nadie invertía aquí por miedo», cuenta Fernández por teléfono. Por sorprendente que parezca, el proyecto, tras sucesivos cambios de diseño, la obra murió el jueves, cuando el Ministerio de Medio Ambiente publicó en el Boletín Oficial del Estado la declaración de impacto ambiental negativa de la presa, promovida por Saltos del Navia, una sociedad al 50% de Endesa y HC.

La historia del salto del Suarna resume la de las obras hidráulicas de España. Planteado en 1951 con una altura de 75 metros, fue elevado en 1956 al proyecto «Gran Suarna», con 130 metros, que fueron de nuevo ampliados en 1975 hasta los 150 metros. Entonces la obra iba a anegar cuatro poblaciones, entre las que está Navia de Suarna. Era el momento de las grandes presas.

Las obras llegaron a empezar el 24 de diciembre de 1964, aunque fueron paralizadas por la fuerte oposición vecinal. El proyecto fue sufriendo distintos reveses hasta que en 1995, la firma lo planteó de nuevo y consiguió el permiso del Gobierno socialista. Para ello esgrimía que tenía una concesión de aguas del 9 de febrero de 1951 que había sido modificada el 1 de junio de 1963 y que le autorizaba a derivar «todas las aguas del río Navia». El Ejecutivo entendió entonces que esa concesión franquista era válida y que no necesitaba declaración de impacto ambiental.

El Ayuntamiento de Navia recurrió contra ese permiso y en 2004 el Tribunal Supremo le dio la razón. El fallo estableció que «la construcción del aprovechamiento hidráulico del salto de Suarna debe ser sometido al procedimiento reglado de evaluación de impacto ambiental», como marcaba ya la normativa europea.

Pero la contumacia de la empresa le llevó a retomar el 22 de octubre de 2007 el proceso de evaluación ambiental presentando un nuevo proyecto ante el Ministerio de Medio Ambiente, esta vez de 96 metros de altura que anegaría parte de los términos municipales de Ibias (Asturias) y Fonsagrada y Navia de Suarna (Lugo).

Como era previsible, un proyecto ideado en 1951 difícilmente cumple con las normas ambientales actuales. Así que la declaración de impacto ambiental supone un varapalo a la documentación presentada. El ministerio considera que

«la justificación del proyecto basada en la lucha contra el cambio climático y generación de energía limpia no es adecuada», que tendría repercusiones en dos espacios protegidos y en poblaciones de especies amenazadas como el oso pardo cantábrico, la nutria, el desmán de los Pirineos y la madreperla de río. La presa pretendía inundar 15 yacimientos arqueológicos, a lo que la empresa replicó que «la inundación de los yacimientos no supone su destrucción, por lo que considera el impacto como moderado», según la declaración. Este diario ha intentado, sin éxito obtener la versión de la firma.

En sus alegaciones, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico consideró que «los efectos del proyecto deben calificarse como críticos, ya que el resultado final del proyecto es la desaparición del río, y por lo tanto, ambientalmente inadmisibles». «No es legítimo alegar que se dispone de una concesión, y que se retrasen las obras durante 47 años», señalan las alegaciones contrarias.

El Navia cuenta ya a lo largo de su curso con tres presas consecutivas (Arbón, Doiras y Salime) y, de haberse construido la cuarta, de 23,4 kilómetros de longitud justo a continuación, río arriba, de la de Salime, 80 de los 150 kilómetros del río quedarían embalsados.

«Es otro Riaño, pero con final feliz», señala Pedro Brufao, presidente de la Asociación AEMS-Ríos con Vida —que alegó contra el proyecto— en alusión al famoso pantano que simbolizó la infructuosa lucha ecologista.

El alcalde de Navia de Suarna, el socialista Jorge Fernández, admite que «no tiene mucha explicación» que la negativa llegue ahora, 61 años después, y lamenta el daño causado: «Durante mucho tiempo la gente se retraía y no invertía aquí. A la dificultad de vivir en un medio rural y montañoso se unía la amenaza de la presa». Y concluye con una pregunta sobre quién va a compensar al pueblo: «Durante estos años ha habido gente que no invirtió aquí por la inseguridad y eso ya no se va a recuperar».

Castilla y León no permite explotar la mina de Borobia

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(07/07/2012)

La petición ha sido rechazada debido a que se presentó fuera de plazo

La mina de magnesitas de la localidad soriana de Borobia, que despierta una viva oposición social tanto en Castilla y León como en las comarcas limítrofes aragonesas, ha perdido una batalla legal, aunque no la guerra. Ayer, el Servicio Territorial de Industria, Comercio y Turismo de Soria de la Junta de Castilla y León emitió una resolución por la que inadmite la solicitud de concesión de explotación en el paraje denominado San Pablo de Borobia presentada por Magnesitas y Dolomías de Borobia, SL.

La Junta considera que la petición fue presentada fuera de plazo, dado que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha declarado la caducidad del permiso de investigación en esta zona de la mina, según informó Europa Press.

DOS EXPEDIENTES

Magnesitas y Dolomías de Borobia tiene dos expedientes en tramitación. Por un lado, el relativo al paraje San Pablo de Borobia, cuya concesión de explotación ha sido ahora denegada al haber caducado el permiso de investigación, y el correspondiente al paraje San Marcos de Borobia.

El Gobierno de Aragón, que presentó alegaciones al proyecto por las afecciones al medio ambiente de la vertiente zaragozana, prevé que la Junta de Castilla y León volverá a sacar a concurso la concesión de esta explotación minera, según indicaron fuentes del Ejecutivo.

Las alegaciones del Ejecutivo aragonés, formuladas ante la Confederación Hidrográfica del Ebro, se basaban en las posibles afecciones a los ríos Manubles, Ribota, Aranda e Isuela, que aunque transcurren por Aragón nacen en Soria y corren peligro de contaminarse.

Pese a esta última decisión, el Gobierno de Aragón prevé que la Junta de Castilla y León vuelva a sacar a concurso la concesión de esta explotación minera. Sin embargo, este contratiempo será sin duda aprovechado por los numerosos opositores al proyecto en las comarcas limítrofes de Aragón y en Soria.