Una legislatura para el pacto del agua

EL PAÍS

(22/12/2012)

El mundo del agua urbana es una burbuja que puede explotar en un futuro más o menos próximo

Un pacto del agua es el objetivo que nos anuncia el ministro Arias Cañete y que, vistos los despropósitos habidos en anteriores legislaturas, es más que oportuno. Presididas por políticas de oferta, se apostó por aumentar la disponibilidad de agua en las zonas presuntamente deficitarias del sureste de España. Coincidían en el fondo aunque no en la forma. Y en un movimiento pendular de libro, se pasó de proponer un trasvase de 1.000 kilómetros de longitud, el del Ebro, a inundar el litoral mediterráneo de desaladoras. Comentándolo con una de las personas que más se opuso al trasvase, acérrimo defensor de las desaladoras después, me espetó: «A un drogadicto no se le puede suprimir bruscamente la metadona». Y al insistirle en que convenía más fomentar políticas de eficiencia, parodiando el famoso soneto de Lope —mañana le abriremos—, me respondió que eso quedaba «para más adelante».

La legislatura que derogó el trasvase la presidió la demagogia y la crispación. Y hubo suerte porque cuando más arreciaba el temporal y los primeros barcos de agua llegaban, ridículo internacional incluido, al puerto de Barcelona, comenzó a llover abundantemente. Fue el inicio de la actual tregua hídrica. Y se comprende. Con la que está cayendo no quedan ganas de meterse en más berenjenales.

Pero claro, la política del agua es como el Guadiana. Aparece y desaparece al compás de la climatología. Y como ahora un nuevo ciclo seco nos amenaza, el asunto gana actualidad. Y la que ganará si sigue sin llover en abundancia. Unos volverán a reivindicar la propiedad de los ríos que discurren por su comunidad, mientras otros invocarán el valor esencial de la solidaridad entre territorios. Pero todos, en un proceder que me recuerda el mote de un antiguo profesor (por enseñarlo todo menos lo fundamental le apodaron el bikini), ignorarán lo que de verdad importa, gestionar eficientemente el recurso. Del mismo modo, una política que ignora lo esencial puede merecer ese mote.

Al fin y a la postre son políticas bikini las que han propiciado la crisis actual. Han sobrado fastos y ha faltado ver la gravedad de la situación que, de haberse atajado a tiempo, no tendría estas dimensiones. Tan graves son que España y el resto de PIGS europeos han perdido su independencia. Bailan al compás que marcan mercados y agencias de calificación de riesgo. Por el enorme déficit tarifario, si no se actúa, algo parecido le ocurrirá al ciclo urbano del agua. Y con idénticos compañeros de viaje.

Continuar leyendo «Una legislatura para el pacto del agua»

La Asociación Rio Aragón denuncia en el Día Mundial del Agua las malas prácticas agrícolas y exige un cambio en la gestión de nuestros ríos

Bardenas1

El riego a manta sigue siendo el 85% en Bardenas y en plena sequía el agua corre por las cunetas

Combatir la sequía con más embalses es un disparate que inflaría la burbuja hídrica que pagaremos pagar caro

Hoy celebramos el Día Mundial del Agua como un medio de llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de su gestión sostenible.

La Asociación Río Aragón quiere denunciar que es lamentable que en la Cuenca del Ebro en general y en Aragón en particular las malas prácticas sigan siendo norma. Un ejemplo es el uso que se hace en Bardenas de la escasa agua embalsada en Yesa. Las fotos que adjuntamos muestran el derroche que se está produciendo regando en estos días. Es una práctica que, inmersos en una sequia como la actual, no requiere más explicaciones por lo injustificable.

Bardenas1

Continuar leyendo «La Asociación Rio Aragón denuncia en el Día Mundial del Agua las malas prácticas agrícolas y exige un cambio en la gestión de nuestros ríos»