Vecinos de Artieda impiden a funcionarios de la CHE acceder al Ayuntamiento

HERALDO.ES

(29/02/2012)

Se habían desplazados para firmar la expropiación de una franja de terrenos para la carretera de Ruesta, unas obras anexas al proyecto de Yesa.

Los vecinos de Artieda (Zaragoza) han impedido el acceso al Ayuntamiento de los funcionarios de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) desplazados para que firmaran el acta de expropiación de una franja de terrenos para la reposición de la carretera de Ruesta, unas obras anexas al proyecto de recrecimiento del embalse de Yesa.

Un centenar de personas han formado una barrera a la entrada de la localidad con pancartas y han impedido, por espacio de más de una hora, que los cuatro funcionarios de la CHE accedieran al Consistorio, donde se encontraba el alcalde, Javier Jiménez, que posteriormente se ha sumado a sus vecinos.

Los funcionarios han llegado a Artieda pasadas las 9.30 y han abandonado la población a las 10.50, después de levantar un acta, de acuerdo con el alcalde, en la que se recoge que los técnicos de la CHE han comparecido y que el alcalde manifiesta que los nueve vecinos afectados y convocados en el Ayuntamiento no iban a acudir y rehusaban firmar cualquier acta de expropiación.

«Con el objeto de evitar alteraciones del orden público», los funcionarios han acordado abandonar el pueblo, según ha explicado a los medios de comunicación María Pilar Martínez, jefa del servicio de la CHE, si bien no se ha producido ningún altercado y la oposición de los concentrados ha sido pacífica y ha contado con la supervisión de varios agentes de la Guardia Civil.

Martínez ha explicado que ante la negativa de los propietarios de los terrenos afectados a firmar, la CHE los citará nuevamente en una segunda convocatoria «en el municipio o en las tierras afectadas» y, en caso de que persistan en su negativa, «se podrá levantar el acta de expropiación», toda vez que ha añadido que «no se hará otra cosa que la que marca la Ley de Expropiación forzosa».

Gritos y abucheos

Durante su presencia en el pueblo, los vecinos les han abucheado y lanzado consignas de «fuera, fuera» y «Yesa no», mientras sonaban por megafonía el himno del PP, el «Cara al sol» o fragmentos como el anuncio de la muerte de Franco por Arias Navarro o el fin de la Guerra Civil.

En los edificios podían leerse pancartas como «Ríos Vivos, Yesa no», «A naturaleza ye a unica que fa chustizia» o «¿Tu madre tiene casa? A la mía se la inundaron».

Algunos vecinos se han acercado a los funcionarios para instarles a que se marcharan porque «es lo mejor para todos». «Daros media vuelta y marchar a Zaragoza, donde estaréis mejor que aquí», les ha dicho Miguel Ángel Palacín Soteras, uno de los propietarios de los terrenos que querían expropiar.

En declaraciones a EFE, ha explicado que su desacuerdo con esta expropiación responde a que es para la reposición de una carretera «que está vinculada con el recrecimiento de Yesa», un proyecto al que se oponen «desde hace 30 años» y que les «ha arruinado la vida».

Palacín ha destacado el «despilfarro» que supone esta carretera «a seis o siete años vista» ya que son «catorce o quince millones» y en estos tiempos de crisis se está recortando en sanidad o educación que son «más necesarios».

El presidente de Río Aragón y ex alcalde de Artieda, Luis Solana, ha explicado a los medios que la concentración ha sido una iniciativa «de los vecinos» a la que se ha sumado el colectivo y que tiene relación «con el concepto de dignidad» porque esas actas «no pueden firmarse en el Ayuntamiento en ningún caso», ha dicho.

PNH

Ha apuntado que siempre que se habla del Plan Hidrológico Nacional, como hizo recientemente el ministro de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, «se empiezan a mover las cosas en torno a Yesa» y ha resaltado que la urgencia de la obra para la que se quieren expropiar los terrenos «no es ninguna».

«No se entiende que en tiempos de crisis haya dinero para una obra que perjudicará a un tramo del Camino de Santiago y que contempla la construcción de un gran acueducto», ha apuntado.

Por su parte, el alcalde de Artieda no cree que los nueve vecinos propietarios de las diez hectáreas que se quieren expropiar, entre los que se incluye el propio Consistorio, «vayan a firmar las actas en la segunda convocatoria», para la que no hay fecha.

«Da gusto ser el alcalde de un pueblo que tiene las cosas tan claras y que responde de forma pacífica», ha dicho, al tiempo que ha concluido que «no dejaremos nunca de mostrar nuestra oposición al recrecimiento de Yesa».

COAGRET apoya a los vecinos de Artieda frente intento expropiaciones

20120229_Artieda_expropiaciones01

Desde la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases queremos apoyar y aplaudir la acción de hoy de los vecinos de Artieda al impedir el acceso al Ayuntamiento de los funcionarios de la CHE, que se habían desplazado a la localidad para el trámite de la firma de las actas de expropiación de tierras para las obras de reposición de la carretera a Ruesta. Las obras supondrían caso de llevarse a cabo un nuevo monumento al absurdo en torno al inútil recrecimiento de Yesa. Queremos sumarnos a los vecinos que con su acto de hoy, han conseguido hoy evitar la firma de las actas de expropiación, y exigimos a la Confederación Hidrográfica del Ebro que abandone definitivamente el proyecto de recrecimiento y obras como la de esta carretera.

20120229_Artieda_expropiaciones01

Una vez más, el pueblo de Artieda ha manifestado con su acción la existencia de un conflicto en torno a una obra que debería ser descartada inmediatamente y el rechazo social contundente en la zona a cualquier obra que tenga que ver con un recrecimiento de Yesa, que amenaza con enterrar la posibilidades de vivir en los pueblos afectados.