El Ayuntamiento de Sangüesa se opone al recrecimiento de Yesa

DIARIO DE NAVARRA

(26/10/2011)

Joaquín Grau (APS) estimó que «no existe un Plan de Emergencias elaborado y supone un despilfarro de dinero»

El Ayuntamiento de Sangüesa aprobó ayer en pleno un acuerdo por el que se opone oficialmente al recrecimiento del embalse de Yesa, después de que el Estado impulsara en verano las obras para elevar la altura de la presa y duplicar la capacidad del embalse. El acuerdo obtuvo un total de 8 votos a favor (los 6 concejales de Agrupación Progresista de Sangüesa, el edil de Bildu, Rafael Bargues, y Jose Luis Planells, de Agruapación Independiente San Sebastián). Hubo también 2 votos en contra (Javier Aztaráin y Agustín Alonso, de AISS) y 1 abstención (Beatriz Grocin, de AISS). Faltaron al pleno dos ediles: Marta Sola (AISS) y Juan Erdozáin (PSN).

Joaquín Grau (APS) estimó que «no existe un Plan de Emergencias elaborado para posibles problemas que puedan producirse durante la construcción del nuevo embalse y es un despilfarro el gasto de 277 millones de euros». El edil indicó que el recrecimiento «no está justificado» para dotar a Zaragoza de agua de boca, que ya la toma del río Aragón. «Bardenas puede y debe resolver sus necesidades mediante la modernización y las regulaciones en su propio territorio, y las avenidas están perfectamente laminadas con los actuales Yesa e Itoiz». Señaló, además, que «algunos vecinos de Sangüesa se oponen a la medida y podrían estudiarse otras soluciones».

Javier Aztaráin (AISS) se mostró en contra de la moción por considerar el recrecimiento como «una mejora de la situación actual», y Bildu apoyó el acuerdo al considerar el «peligro que supone el recrecimiento de los embalses por la alta actividad sísmica», y se manifestó en contra de recibir ayuda económica por parte de la Fundación Yesa.

El Ayuntamiento de Sangüesa anunció las listas de los miembros de mesa de las elecciones y presentó también una declaración institucional ante el anuncio del cese definitivo de la actividad armada por parte de ETA el pasado 20 de octubre, en la que se votó por mayoría absoluta la urgencia del punto del día y se procedió después a aprobar la declaración, que tuvo la abstención de Bildu.

Ángel Navallas Echarte, alcalde de Sangüesa (APS), anunció «la alegría y satisfacción por el fin de una época demasiado larga y que nunca debió existir». Desde el consistorio manifestaron su respeto, reconocimiento y solidaridad con las víctimas y sus familiares, en un momento de euforia general ante la noticia». Bildu se remitió al Acuerdo de Gernika.