Las ONG ecologistas se oponen a la modificación de la Ley de Aguas aprobada en el último Consejo de Ministros

  • La modificación no fue consultada ni al Consejo Nacional del Agua ni al Consejo Asesor de Medio Ambiente
  • La modificación es anticonstitucional y supone, de facto, romper la unidad de cuenca

Las 5 ONG ecologistas del Consejo Asesor de Medio Ambiente del MARM, WWF, SEO/BirdLife, Greenpeace, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra rechazan la modificación de la Ley de Aguas aprobada en el último Consejo de Ministros al considerar que es anticonstitucional, rompe la unidad de cuenca y presenta graves irregularidades formales. Las ONG exigen la retirada del Real Decreto Legislativo y un debate público sobre la política de aguas de este país.

El Consejo de Ministros, del 26 de agosto, aprobó, por sorpresa, un Real Decreto Ley por el que se reforma el Texto Refundido de la Ley de Aguas para que las Comunidades Autónomas puedan asumir competencias en materia de policía de dominio público hidráulico. Inicialmente será aplicable para Cataluña, Aragón y Andalucía al tenerlo previsto en sus estatutos. Se trata de una reforma que tenía que haber sido debatida preceptivamente en el Consejo Nacional del Agua y en el Consejo Asesor de Medio Ambiente.

La modificación supone ceder a las Comunidades Autónomas las competencias de control y vigilancia que, hasta ahora, en las cuencas intercomunitarias, corresponden a las Confederaciones hidrográficas del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, quedando por tanto el cumplimiento de las políticas de agua en las Comunidades Autónomas. A juicio de las ONG ecologistas se trata de un paso más del gobierno para desmantelar cualquier posibilidad de una política estatal de agua.

Con esta modificación, el Estado, que hasta ahora defendió de forma sistemática la exclusividad constitucional de esta competencia ante el Tribunal Constitucional, da un giro de 180º y renuncia a sus competencias.

 

Continuar leyendo «Las ONG ecologistas se oponen a la modificación de la Ley de Aguas aprobada en el último Consejo de Ministros»

La Coordinadora deplora que se haya realizado una declaración positiva

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, tras un primer análisis de la Declaración de Impacto Ambiental publicada el 4 de agosto, quiere expresar lo siguiente:

En primer lugar, la Coordinadora deplora que se haya realizado una declaración positiva.

La Coordinadora entiende como positivo que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) haya aceptado como válidos, contra el Organismo público promotor y los principales beneficiarios, muchos de los argumentos que han expresado miles de personas así como los ayuntamientos implicados y empresas de turismo activo afectadas, junto con un amplio número de asociaciones conservacionistas y ecologistas de ámbito nacional y europeo. Es evidente que el anteproyecto que salió a información pública durante un breve mes de junio de 2009 afecta a un ecosistema privilegiado, donde se realiza un turismo sostenible de aguas bravas que da empleo a numerosos jóvenes y dinamiza a todo el territorio circundante.

También es evidente para la Coordinadora que son noticias positivas la eliminación, en esta evaluación de impacto, de la central hidroeléctrica, la definición de un caudal ecológico hasta 90 m3/sg y la imposición de la cota 427 para el embalse muerto. Sin embargo, incluso en el tramo afectado, la DIA deja muchos aspectos sin evaluar, que quedan para acciones posteriores, ajenas a la participación pública. Así, la DIA, reconoce, pero no entra, en la inestabilidad de laderas. Asume la insuficiencia de los estudios sobre flora, donde no se considera la presencia de especies como Alnus glutinosa o aliso y el Thymus loscossi. Reconoce la insuficiencia de los estudios de fauna. Asegura que no hay cangrejo autóctono (que lo hay y abundante), minimiza la (también abundante) presencia de nutria, remite a la legislación sobre la nidificación del milano real (especie en peligro) en el cauce y prácticamente no considera la presencia de bivalvos y otras especies en peligro. Por último la declaración deja muchos puntos abiertos, cuyo seguimiento no será fácil.

En cualquier caso, la Coordinadora entiende que el pantano resultante, que sigue siendo para 35 Hm3, será una obra cara e inútil, social y ambientalmente nociva. Algo que en los tiempos de crisis económica que vive nuestro país debiera ser directamente desechado, en oportunidad que ha perdido el MARM

Por ello, la Coordinadora reitera su disconformidad con la presente declaración positiva. Ya ha comenzado diversas iniciativas legales, técnicas y socioeconómicas para conseguir, de una vez por todas, la eliminación de este proyecto.

Por último, la Coordinadora quiere agradecer el trabajo de los numerosos empleados públicos, que a pesar de presiones e incluso represalias, han realizado informes veraces de la realidad que quiere destruir el denominado pantano de Biscarrués.