La columna Ríos Vivos termina en Zuera junto a los participantes en la marcha «Vive el Ebro»

El sábado 23 de julio la columna salió de Biscarrués para denunciar los impactos de presas y derivaciones hidroeléctricas.

A cinco kilómetros de Biscarrués se encuentra la Presa del Gállego conocida como presa de Ardisa pero que pertenece también al término municipal de Biscarrués, por lo que esté pueblo ya sufrió los impactos de una presa y posteriormente de la central de Valdespartera propiedad de Riegos del Altoaragón que también expropio tierras para su construcción porque se la clasifico de “Interés general” cuando en realidad es el interés particular de los regantes que se enriquecen con la central el que obligo a la expropiación de más tierras de Biscarrués.

De esta presa nace el canal de Monegros dejando prácticamente seco al río, el escaso caudal que se mantiene lo hace para ser turbinado por la Central del Salto del Lobo en Marracos y para llegar el agua a dicha central el río queda nuevamente seco muchos kilómetros.

A continuación de Gurrea de Gállego se han visto los azudes de Ontinar del Salz para la acequia de Camarera y los posteriores azudes de Urdán y Rabal que dejan prácticamente seco el río hasta su desembocadura donde recibe los contaminantes vertidos de la papelera Montañanesa. Pese a posibilidad de conducirlos a la depuradora de la ciudad van directamente al río arruinándolo hasta su desembocadura.

Esta protesta se unió a la Marcha por el río Ebro en una comida en Zuera.

Continuar leyendo «La columna Ríos Vivos termina en Zuera junto a los participantes en la marcha «Vive el Ebro»»