Reunión de alcaldes afectados por el embalse de Biscarrués con el Ministerio de Medio Ambiente

DIA positivo con importantes condicionantes

La Secretaria de Estado de Cambio Climático comunicaba esta tarde a los alcaldes de Biscarrués, Murillo y y Santa Eulalia de Gállego, un documento de declaración de Impacto Ambiental Positiva para el Estudio de Impacto Ambiental presentado en Junio de 2008 por la Confederación Hidrográfica del Ebro, para el denominado pantano pequeño de Biscarrués.

Los alcaldes de la zona califican esta decisión como decepcionante. Entienden que con las miles de alegaciones populares y diversos informes técnicos claramente desfavorables, era un buen momento para realizar una declaración negativa, en correspondencia con una sensibilidad social y medioambiental hacia un territorio que defiende su derecho a un desarrollo sostenible. Es evidente que se ha perdido una clara oportunidad para descartar definitivamente un proyecto que se ha demostrado inútil e inexplicable desde puntos de vista técnicos, socioeconómicos y medioambientales.

Por otro lado, hay que señalar que algunos de los condicionantes que pone el Ministerio suponen un cierto espaldarazo oficial a la argumentación que mantienen los Ayuntamientos ya que se admite una afección severa al desarrollo de los deportes de aventura y a los valores medioambientales de la zona afectada, poniendo en peligro el hábitat de especies en peligro. En este sentido, entendemos que suponen además un serio impedimento para continuar el proyecto tal y como se pedía por parte de los beneficiarios, especialmente la importante limitación del volumen de agua almacenable y la eliminación de la central eléctrica. Además la DIA descarta definitivamente el embalse de 192 hectómetros cúbicos, aspiración última, confesada en múltiples foros por los beneficiarios.

Otro de los condicionantes es la “recuperación de costes”, a los cuales se suman las afecciones a las empresas de deportes de aventura, que hasta ahora no se consideraban perjudicadas en los documentos anteriores. Así, se sumarán nuevos gastos a los 136 millones de euros de coste estimado inicial que deberán ser revertidos por los beneficiarios del embalse. Esto supone un importante golpe a las pretensiones de los sindicatos de regantes que pedían que los costes los asumieran exclusivamente las administraciones públicas. Lo que los afectados han denunciado siempre por considerar que se está pidiendo la ruina de un territorio con dinero público para beneficio particular de unos pocos.

Sin embargo, entendemos que ha faltado valentía política, que no razones técnicas para desestimar un pantano negativo, caro e inútil, que tiene alternativas viables y más baratas.

La oposición al pantano sigue sumando argumentos, y la posición municipal, como la de las empresas de turismo de aventura y las organizaciones ecologistas y conservacionistas seguirá firme como hasta ahora en cuantos trámites y administraciones sea necesario.

La columna Ríos Vivos termina en Zuera junto a los participantes en la marcha «Vive el Ebro»

El sábado 23 de julio la columna salió de Biscarrués para denunciar los impactos de presas y derivaciones hidroeléctricas.

A cinco kilómetros de Biscarrués se encuentra la Presa del Gállego conocida como presa de Ardisa pero que pertenece también al término municipal de Biscarrués, por lo que esté pueblo ya sufrió los impactos de una presa y posteriormente de la central de Valdespartera propiedad de Riegos del Altoaragón que también expropio tierras para su construcción porque se la clasifico de “Interés general” cuando en realidad es el interés particular de los regantes que se enriquecen con la central el que obligo a la expropiación de más tierras de Biscarrués.

De esta presa nace el canal de Monegros dejando prácticamente seco al río, el escaso caudal que se mantiene lo hace para ser turbinado por la Central del Salto del Lobo en Marracos y para llegar el agua a dicha central el río queda nuevamente seco muchos kilómetros.

A continuación de Gurrea de Gállego se han visto los azudes de Ontinar del Salz para la acequia de Camarera y los posteriores azudes de Urdán y Rabal que dejan prácticamente seco el río hasta su desembocadura donde recibe los contaminantes vertidos de la papelera Montañanesa. Pese a posibilidad de conducirlos a la depuradora de la ciudad van directamente al río arruinándolo hasta su desembocadura.

Esta protesta se unió a la Marcha por el río Ebro en una comida en Zuera.

Continuar leyendo «La columna Ríos Vivos termina en Zuera junto a los participantes en la marcha «Vive el Ebro»»

La columna Ríos Vivos completa su primera etapa

Ayer viernes tuvo lugar la primera etapa de la Columna Ríos Vivos, de Artieda a Biscarrués, para reivindicar un buen estado ecológico del Ebro. La columna sirvió de reivindiciación contra el recrecimiento de Yesa y el pantano de Biscarrués. La columna se detuvo en Murillo de Gállego para comer, en Ayerbe, donde tuvo lugar una charla sobre las razones medioambientales para oponerse al pantano de Biscarrués, y finalmente participó en Biscarrués de una cena popular. La columna por los ríos vivos está organizada por Ecologistas en Acción, Coordinadora Biscarrués y COAGRET, y se encontrará hoy sábado en Zuera con los participantes de la Marcha Vive el Ebro, que discurre desde Cantabria hasta el Delta del Ebro

La marcha «Vive el Ebro» llega a Zaragoza y se junta con los afectados por los grandes embalses

Hoy jueves 21 Julio llega a Zaragoza la marcha «Vive el Ebro», a las 7 de la tarde aproximadamente estaran en el azud de Vadorrey, llegarán en piraguas y bicicletas. Vente a recibirlos. Mañana viernes 22 Julio, tambien en Zaragoza, paseo guiado por el Ebro, acción contra el dragado, lucha pirata contra los transgénicos, charla,… y el sábado bicicletada hasta Zuera y fiesta en la Vía Láctea.

Ecologistas Accion, en Aragón con Coordinadora Biscarrués y COAGRET han organizado simultaneamente mañana 22 y pasado 23 la Columna Ríos Vivos, que recorrerá en bici los ríos Aragón, Gállego y Ebro, desde Artieda o Jaca y acabando en Biscarrués. Todos nos juntaremos el sábado en Zuera para comer y luego una fiesta de Zaragoza el sabado por la noche.

Continuar leyendo «La marcha «Vive el Ebro» llega a Zaragoza y se junta con los afectados por los grandes embalses»

Biscarrués y la crisis

www.aragon2.com

(20/07/2011)

La aprobación por parte del Gobierno del pantano de Biscarrués es un caso de estudio para comprender las razones que nos han llevado a la crisis actual.

Este proyecto -que pretende paralizar el río Gállego en el entorno de los Mallos de Riglos- tiene una larga trayectoria de discusión que he podido seguir, y participar muy activamente, como miembro de la Comisión del Agua y de la ponencia de trabajo creada para abordarlo. Desde esa posición adelantada, he conocido los detalles de un proyecto que pone en serio peligro la subsistencia de una zona emergente –la Galliguera o Reino de los Mallos-, que modifica uno de nuestros paisajes más emblemáticos, el entorno de los propios Mallos, y que, contra más sabes de él, menos entiendes para qué sirve.

Al principio se decía que serviría para conseguir agua para regadío del río Gállego, casi 200 Hm3. En el transcurso de la ponencia de trabajo que antes he citado, y con la inestimable colaboración de la Iniciativa Social de Mediación, se consiguieron fórmulas para conseguir no esa cantidad, sino casi el doble mediante la construcción de algunas balsas laterales que resultaban más eficaces, rápidas y baratas. Amen de menos perjudiciales para el río.

Además, los datos de caudales de un río ya muy regulado y explotado, indicaban que de construirse el pantano de Biscarrués este no tendría apenas caudales que embalsar (léase puntas de crecida) y sería una obra prácticamente inútil.

Sin embargo, el argumento de que el pantano “lo paga el rey” como se dice popularmente, o sea, con cargo a los presupuestos públicos de todos nosotros, seguía pesando para sus defensores, que si obtenían algún beneficio (en forma de hidroeléctrica, constructora o posible venta de agua) bueno era si a ellos les salía gratis.

Este modo de pensar, derrochando el dinero, decenas de millones de euros, para no se sabe muy bien qué, con aires de nuevo rico caprichoso. Abusando de las arcas públicas para intereses privados. Es en buena medida lo que nos ha llevado a esta preocupante crisis. Una crisis que también tiene una pata ambiental, pues también se debe al derroche y desprecio por nuestro patrimonio-recurso natural. En este caso, también está presente ese aspecto, pues se desprecia por completo un paisaje como el de los Mallos de Riglos, un tramo del río Gállego todavía bien conservado y valioso, un bien como es el agua que, por mucho que les pese a algunos, es y debe seguir siendo público.

Pero he aquí, que ese modo de pensar doblemente derrochador, el que nos ha traído a esta crisis, es el que ha triunfado con la aprobación del pantano de Biscarrués: se dilapidarán decenas de millones de euros públicos, se anulará una pieza fundamental de nuestro patrimonio natural y cultural… para no se sabe muy bien qué, como si nos sobrarán lo uno y lo otro.

Si queremos salir de la crisis, bueno sería que empezáramos a cambiar y a pensar de otro modo, más racional y justo.

Un buen indicador puede ser este proyecto, al que todavía le queda mucho por decir, pues somos muchos los que seguimos sin entender porqué se quiere hacer este sin sentido que inundará un territorio, una partida de dinero público y un río, el Gállego, que es de todos.

Paco Iturbe

Coagret, Nueva Cultura del Agua y los ecologistas critican Biscarrués

Cinco organizaciones conservacionistas anuncian acciones legales.

La Coordinadora contra Grandes Embalses y Trasvases (Coagret) cree que con la declaración positiva del impacto ambiental del embalse de Biscarrués el Ministerio de Medio Ambiente «ha condenado al río Gállego a una muerte segura y anunciada» que supondrá la desaparición de las actividades deportivas.

Esta entidad considera que el Gobierno central se va a gastar 41 millones de euros «en destruir» empresas y puestos de trabajo, además de generar los impactos ambientales de los que han advertido por organismos «fuera de toda sospecha» como el Cedex.

La Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) considera que el Gobierno central «ha cedido a las presiones políticas y olvidado la justicia ambiental» al convalidar las consecuencias ambientales del embalse, cuya revisión reclaman. Para la FNCA, ignora alternativas más viables económica y medioambientalmente.

Por su parte, SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, Greenpeace y WWF han anunciado acciones legales para evitar que se construya el embalse por su dudosa utilidad y el incumplimiento de normas comunitarias.

Ecologistas en Acción considera que el visto bueno ambiental a la obra constituye una «gran agresión medioambiental», ya que producirá la destrucción irreversible de áreas de gran valor natural incluidas en la Red Natura 2000. Estiman que las medidas correctoras que plantea la declaración de impacto son «totalmente inútiles, superficiales, y no van a paliar en ningún caso el gran impacto medioambiental que la obra va a producir».

Rios de España disminuyen caudal

ELBLOGVERDE.COM

Entre las principales consecuencias del cambio climático, no solo encontramos el notorio incremento o modificación en la temperatura, sino otras consecuencias, que pueden o no desprender de ello, con la pérdida de la biodiversidad o, lo que nos compete en esta ocasión, la disminución en el caudal de los ríos, consecuencia no solo de la mayor evaporación sino de una alteración en el ciclo del agua.

Según se ha dado a conocer recientemente, en el marco de las jornadas “Conservación Fluvial: Amenazas, retos y oportunidades para un futuro sostenible” organizadas por la Fundación BBVA, se han dado a conocer las distintas condiciones que tienen los ríos y cuencas españolas, y su evidente pérdida de caudal, con datos más que alarmantes.

La disminución del mismo se estima en un promedio de 10%, causada no solo por el cambio climático, sino por el establecimiento de represas, canalizaciones, embalses y demás modificaciones que no han sido adaptadas a un plan hídrico adecuado.

Se ha destacado además que España es uno de los países del mundo con una mayor cantidad de embalses por kilómetro de río, de los cuales al menos 1.200 son superiores a los 15 metros de altura, suponiendo una gran amenaza para las especies fluviales, que contribuyen a mejorar la calidad de las aguas.

Normativa Marco de Agua

En las jornadas también se ha puesto atención al cumplimiento de la normativa, la cual estiman tiene muy poco control debido a un decrecimiento en los fondos presupuestados para la misma, lo que conlleva a poner en peligro no solo la biodiversidad de un río, sino también el suministro de agua potable.

La propuesta es no solo la aplicación de tecnología, sumado a inversiones para su desarrollo, sino también una correcta solución que no interfiera el cauce natural del río, lo que conlleva a la actual disminución del caudal.

Mar Mediterraneo

La cuenca del Mar Mediterráneo no ha permanecido ajena a estos factores, a los cuales se les sumó una marcada sobreexplotación de los recursos, donde se ha registrado un punto máximo en la cuenca del Segura, donde el porcentaje del agua consumida por sobre los recursos disponibles ha llegado a un 224%, donde los ríos permanecen secos en varios meses del año.

A esto se le añade además la aparición de los denominados Contaminantes Emergentes, los cuales no tienen un control específico y tienden a escaparse de las depuradoras, afectando al ecosistema del río, siendo mayormente fármacos de uso tanto humano como veterinario.

http://elblogverde.com/rios-de-espaa-disminuyen-caudal/

Varias ONGs ecologistas anuncian acciones legales para que no se construya Biscarrués

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(12/07/2011)

Las ONGs ecologistas del Consejo Asesor de Medio Ambiente del Ministerio de Medio Ambiente: SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, Greenpeace y WWF han anunciado acciones legales para evitar que se construya el embalse de Biscarrués en el río Gállego (Huesca) por su dudosa utilidad y el incumplimiento de normas comunitarias.

Según señala Ecologistas en Acción en un comunicado, la declaración de impacto ambiental (DIA) emitida por el MARM, por la que se da luz verde a la construcción del embalse de Biscarrués, constituye una «gran agresión medioambiental», ya que producirá la destrucción irreversible de áreas de gran valor natural, incluidas en la Red Natura 2000.

Los ecologistas critican la declaración positiva a pesar de la existencia de informes que rechazan tajantemente la construcción del embalse, algunos realizados por entidades públicas como el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), además de varios informes internos en el mismo sentido del propio Ministerio de Medio Ambiente.

En cuanto a las medidas correctoras que plantea la declaración de impacto ambiental, los ecologistas consideran que son «totalmente inútiles, superficiales y no van a paliar en ningún caso el gran impacto medioambiental que la obra va a producir».

Las organizaciones lamentan que el MARM «haya cedido a las presiones locales y de los regantes», que reclaman una deuda histórica preconstitucional, para emitir una declaración de impacto ambiental positiva al embalse de Biscarrués, «cuando la mayoría de los informes técnicos con los que cuenta son completamente contrarios a la construcción del embalse».

Denuncian que, en la declaración de impacto ambiental positiva, se ha «impuesto» el criterio político frente al técnico y tiene poco que ver con la «disposición al diálogo», y la intención de «pintar el Ministerio de verde», indicadas, recuerdan, por la actual ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, cuando tomó posesión de su cargo.

Para Ecologistas en Acción, la aprobación de Biscarrués es «una muestra más de la anticuada política de aguas del Gobierno español, anclada en dar agua a los sectores que siempre la han tenido sin considerar las necesidades de la sociedad en su conjunto, ni las amenazas del Cambio Climático».

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos recurre la decisión de Medio Ambiente

HERALDO DE ARAGÓN

(12/07/2011)

«Si uno inunda más de 15 kilómetros de río, no hay ninguna opción para salvar la fauna y la flora que allí vive», ha dicho la Coordinadora en un comunicado.

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, contraria a la construcción del embalse de Biscarrués, emprenderá acciones legales contra la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del pantano que ha aprobado el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

Así lo ha asegurado la portavoz de este colectivo, Lola Jiménez, al conocer que el MARM ha autorizado la construcción de dicho embalse de 35 hectómetros cúbicos para regular el río Gállego al aprobar la declaración de impacto ambiental. Jiménez ha asegurado que «emprenderemos acciones legales y continuaremos nuestra lucha, a pesar de que realmente una declaración de impacto ambiental sólo es un paso previo».

El Ministerio ha indicado, en una nota, que con las modificaciones y condicionantes relevantes introducidas en la declaración «se han resuelto de manera satisfactoria» los aspectos ambientales relativos a la fauna y vegetación, la Red Natura 2000, el patrimonio y el paisaje, así como los aspectos socioeconómicos.

Un punto con el que la portavoz se ha mostrado contraria al afirmar que «vemos que los condicionantes de flora y fauna son absurdos, porque el impacto existe, ya que si uno inunda más de 15 kilómetros de río, no hay ninguna opción para salvar la fauna y la flora que allí vive».

A esto ha añadido que «para los negocios de aguas bravas supone la ruina de una parte importante de la comarca de la Hoya de Huesca y seguiremos luchando porque nos parece que sigue siendo un proyecto que es inadmisible y que hay alternativas». Jiménez ha dicho que espera «dentro de los condicionantes figure el estudio de alternativas y que vean claramente que hay otros sitios donde poder hacer el pantano y no llegue a ejecutarse».

Ha argumentado que «Yesa lleva más de dos años con la declaración de impacto ambiental positiva y no ha habido pasos firmes en la construcción, simplemente se siguen estabilizando laderas». En su opinión, se trata de «una medida electoralista y no real».

La portavoz de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos ha insistido en que «este pantano no cumple la ley de impacto ambiental y esto es algo muy evidente y ya que la vía política ha decidido no hacer caso, esperemos que por la vía judicial haya justicia, es decir, que haya algo en este país que pueda parar los desmanes y si los desmanes son del propio gobierno habrá que pararlos también».