Grave intromisión del Gobierno de Aragón en el expediente del embalse de Biscarrués

COAGRET considera un abuso de autoridad el intento del gobierno de Aragón de aportar un informe al expediente del emblase de Biscarrués pasado un año del periodo de información pública.

El informe del INAGA, que ha remitido el Gobierno de Aragón al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) sí que es una verdadera intromisión, al ser un informe no solicitado. Al contrario que el informe del CEDEX, realizado a petición del Ministerio.

COAGRET solicita al Gobierno de Aragón y al INAGA que hagan público dicho informe. A la vez que solicita que hagan públicas las aportaciones del Gobierno de Aragón y del INAGA durante el proceso de información pública de la Evaluación Ambiental del proyecto de Biscarrués.

COAGRET constata la incapacidad del Gobierno de Aragón, al ignorar la práctica habitual del Ministerio de Medio Ambiente de pedir informes al CEDEX.

El Gobierno de Aragón, que no ha hecho nada en cuanto a protección de los espacios de la Red Natura2000 pretende sustituir a la evaluación que corresponde a los responsables de asegurar la coherencia de la Red Natura2000, el Gobierno de España y la Unión Europea.

COAGRET considera injustificable que el Gobierno de Aragón pida explicaciones porque un organismo público ejerza su obligación de suministrar información ambiental; derecho y obligación recogidos en el Convenio de Aarhus (ratificado por España en 2005), en una Directiva Europea (Directiva 90/313/CEE) y la LEY 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

El intento manifiesto por el Gobierno de Aragón de ocultar información medioambiental repugna al ordenamiento jurídico europeo y español, y debería ser contestado de manera taxativa por el Ministerio de Medio Ambiente.