Fundación Yesa: compensaciones a cambio de…

DIARIO DE NOTICIAS DE NAVARRA

(15/11/2010)

YA no sé qué pensar. Leo esta noticia y me quedo perplejo: El Gobierno de Navarra aprueba la constitución de la Fundación Yesa. (23 de abril de 2007). Nuevamente abro la prensa y vuelvo a leer: La Fundación Yesa suma a Gallipienzo y Cáseda y apuesta por reactivarse. Que a la cacicada de construir un nuevo embalse en Yesa, con lo que conlleva una obra de estas características: expulsión de gentes de sus pueblos, destrucción de un entorno natural y un patrimonio cultural, gasto desorbitado e innecesario de dinero público, etcétera, se le una la creación de una fundación, clama al cielo. La fundación fue promovida por el propio Gobierno de Navarra, que aportó para su fundación 30.000 euros, y a ella se sumaron los ayuntamientos más cercanos a la obra. Para colmo de los colmos, los miembros del patronato que la regían cuando se fundó eran: el consejero de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda; el director general de Ordenación del Territorio y Vivienda; el director general de Medio Ambiente; el secretario técnico del citado departamento; dos personas designadas por la Sociedad Navarra de Suelo Residencial; y los alcaldes presidentes de los ayuntamientos de Javier, Lumbier, Liédena, Sangüesa y Yesa.

Lo más curioso sus fines: «Proteger el patrimonio natural y cultural; defender el medio ambiente y la conservación y mejora paisajista; promover la elaboración de estudios vinculados a la calidad de vida, el patrimonio y las nuevas tecnologías del medio rural; proyección de nuevas infraestructuras; recuperación de las vías tradicionales de comunicación; fomentar el empleo y la economía social; desarrollar prácticas agrarias respetuosas con el medio ambiente; impulsar el turismo cultural y ambiental; realizar animación sociocultural; promover iniciativas para el desarrollo rural».

Para ello, está previsto que el Gobierno de Navarra destine el próximo año 2011una partida de 200.000 euros.

¿Es que hace falta que se construya un embalse para que se planteen todos estos objetivos? ¿Cómo hay ayuntamientos que viendo al de Artieda, que está luchando para que no se le borre del mapa, se dediquen a repartirse las compensaciones que la Administración les da para que no digan ni esta boca es mía? ¿Cómo es que el departamento de Medio Ambiente, que se creó para defender el medio ambiente, en estos momentos sea el encargado de proteger y apoyar obras como éstas que generan un impacto medioambiental extremo como ya ocurrió con el embalse de Itoiz? Somos conocedores de este juego, en el que los intereses personales y de algunas empresas y administraciones se intentan poner por encima de la razón y el diálogo.

Resulta bochornoso que en pleno siglo XXI, cuando se ha demostrado en muchos lugares como EEUU que la construcción de presas ha tenido más perjuicios que beneficios (se están desmantelado), aquí la solución al problema del agua pasa por la construcción a toda costa de grandes presas donde embalsar agua para hacer negocio. No seamos tan hipócritas y exijamos la paralización definitiva de las obras del recrecimiento de Yesa por su falta de rigor; por el riesgo que supone la construcción de este embalse para las poblaciones situadas aguas abajo de Yesa, y porque existen otras alternativas menos costosas para todos. Por unos ríos vivos.

Luis Mª Sola Bermejo. Ecologistas en Acción-Sangüesa