El día internacional de acción contra las represas

El 14 de marzo se celebra el Día Internacional de Acción contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida.

En 1997 en Curitiba, Brasil, durante el Primer Encuentro Internacional de Personas Afectadas por las Represas se acordó que este día serviría para alzar al unísono las voces de los afectados contra los aprovechamientos destructivos del agua, rescatar la salud de nuestras cuencas hidrográficas, y exigir la gestión equitativa y sostenible de nuestros ríos.

En el año 2000 la Comisión Mundial de Represas dio a conocer un informe sobre las grandes represas en el mundo. Señala entre 40 y 80 millones de desplazados por las grandes Presas Sacando a la luz de manera oficial lo que los afectados habían estado denunciando. También constata que con frecuencia los efectos negativos que abarcan a las vidas, los medios de subsistencia y la salud de las comunidades, no se valoraban ni se tomaban en cuenta adecuadamente. Millones de personas no eran, ni son considerados. No se cuentan. No existen.

En Aragón, también sabemos de esto. El caso más paradigmático y sangrante es el de Jánovas, donde Iberdrola primero y Endesa después, con la colaboración necesaria de la Administración, humilló y despreció a los habitantes de Jánovas, Lavelilla y Lacort hasta grados inconcebibles.

La losa de una presa en un territorio además de arruinarlo, desestructurándolo, eliminando sus medios de vida y cambiando su paisaje, deja heridas en los afectados difíciles de cerrar. La identidad de las gentes con su territorio es un sentimiento profundo que nunca se ha tenido en cuenta. Por eso la justificación de una gran presa debería ser exquisita, porque no solo afecta al territorio sino también al alma de las personas. Hay que decir que esto casi nunca es así. Por lo menos no en Aragón, donde las justificaciones pueden ser tan peregrinas como necesidades de regadío de hace 20 años (o más) sin el menor análisis de las necesidades actuales, concesiones de principios del siglo XX, regulación de caudales ambientales.

La sociedad ha cambiado. Ahora el regadío apenas supone un 1,25% del VABpm nacional. Sin embargo la presión que ejerce sobre amplísimas zonas de Aragón, impidiendo su desarrollo supera con creces su interés real.

El reciente informe de la CREA dibuja un futuro para Aragón como reserva energética y agrícola para exportar, con una escasa población y apenas ninguna otra función. Para ello olvida que los ríos son mucho más que agua, son cultura, emociones e identidad.

Los afectados por las grandes presas no plantean un no porque no. Solo piden ser tenidos en cuenta y escuchados. Tratándose del territorio donde viven es razonable pedir que puedan decidir que se hace en él. Desde siempre en COAGRET hemos estado por el diálogo y la concertación, pero en situación de igualdad, respetando el derecho de los habitantes de las zonas afectadas a decidir sobre su destino. Cuando se dan estas condiciones se pueden encontrar soluciones que satisfagan a todas las partes como pasó en el Matarraña.

El Día Mundial contra las Represas nos recuerda que la gente es lo más importante.

Julián Ezquerra Gómez. Presidente de COAGRET

COAGRET invita a los zaragozanos y aragoneses a celebrar el día internacional de acción por los ríos

COAGRET invita a los zaragozanos y aragoneses a celebrar el próximo domingo 14 de marzo el Día Internacional de Acción contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida.

COAGRET convoca a un acto ludico-festivo el domingo 14 de marzo a las 12 horas, en el Paseo Sagasta, frente a la Confederación hidrográfica del Ebro.

En el acto se desmontará simbolicamente una presa para dejar correr libremente las aguas de un río. Después las propias aguas del río y sus habitantes (animales, plantas y personas) impedirán que los dragadores de ríos, con máscaras del consejero de agricultura Gonzalo Arguilé, destrocen sus riberas y su cauce.

El acto terminará cantando la “Habanera Triste” de La Ronda de Boltaña y leyendo un comunidado titulado Todos los ríos, todos.

¡ACOMPÁÑENOS EL 14 DE MARZO!

En 1997 en Curitiba, Brasil, durante el Primer Encuentro Internacional de Personas Afectadas por las Represas se acordó que el día 14 de marzo serviría para alzar al unísono las voces de los afectados contra los aprovechamientos destructivos del agua, rescatar la salud de nuestras cuencas hidrográficas, y exigir la gestión equitativa y sostenible de nuestros ríos. Al colaborar conjuntamente, demostramos que estas situaciones no son sólo locales sino que tienen un alcance mundial.

Que nuestros actos sirvan de ejemplo para un mejor cuidado de nuestros ríos. Cada año en estas fechas, gentes de todo el mundo alzamos nuestras voces para celebrar las victorias, como cuando se elimina una represa y se restaura el río; para exigir mejores políticas y prácticas desde los ámbitos de decisión; y para enseñar a otras personas sobre los temas que amenazan a los ríos y sus comunidades. Acompáñenos en este Día Internacional de Acción.

Los ríos no pueden hablar en su propia defensa.

¡EL AGUA PARA LA VIDA Y NO PARA LA MUERTE!

¡RIOS VIVOS, EBRO VIVO!