Una marcha pide la demolición de la presa de Marmolejo

EL PAÍS

(02/03/2010)

Más de un millar de personas protestan por los desalojos

Algo más de un millar de personas se manifestaron ayer en Andújar (Jaén) para exigir la demolición de la presa de Marmolejo, y también de las de Los Batanes y Villalba. Culpan a estos embalses de las inundaciones que la semana pasada provocaron el desalojo de 400 vecinos en las pedanías de Llanos del Sotillo, La Ropera, La Isla y los polígonos industriales del municipio.

Critican que el embalse es «un riesgo» porque forma avenidas

La protesta, organizada por una plataforma ciudadana en defensa del Guadalquivir, estuvo encabezada por el alcalde de Andújar, Jesús Estrella (PP), el grupo de IU, la Cámara de Comercio y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). Consideran a estas micropresas como un riesgo potencial para la formación de avenidas en toda la vega del Guadalquivir, una situación que, dicen, se repite desde hace más de 17 años.

El propio consejero de la Presidencia, Antonio Ávila, reconoció durante su visita a las zonas inundadas que «la culpa» es de estas pequeñas presas, por lo que avanzó que la Junta va a analizar su futuro.

La presa de Marmolejo, con una altura de 18 metros y una capacidad de 13 hectómetros cúbicos, se terminó de construir en 1962 para producir energía eléctrica. Apenas un año después de entrar en servicio, se produjeron graves inundaciones en La Ropera y La Isla. En 1996, el agua anegó de nuevo todos los cultivos de la vega en Andújar.

Según recoge una moción de IU y aprobada por el Ayuntamiento de Andújar, el dique de la presa se construyó sin aliviaderos de fondo, por lo que solo evacua agua por las compuertas altas cuando hay crecidas. El portavoz de IU, Juan Antonio Sáez Mata, estimó en unas 300.000 las toneladas de barro que se acumulan anualmente en esta presa por el efecto barrera que encuentra el río aguas abajo.

El temporal de viento y lluvia que afecta a la región mantiene cerradas al tráfico un total de 28 carreteras. La mayor incidencia recae en la provincia de Cádiz, con 11, seguida de Córdoba y Granada, con ocho y cinco carreteras, respectivamente.