Organizaciones ecologistas elevarán una queja a la Comisión Europea contra el embalse de Mularroya

EUROPAPRESS

(25/11/2009)

SEO Birdlife, Ecologistas en Acción, Grupo Triacanthos, COAGRET y la Plataforma Jalón Vivo anunciaron hoy que elevarán una queja ante la Comisión Europea por la construcción del embalse de Mularroya para regular el río Jalón en una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y «sin autorización medioambiental».

Así lo avanzó el presidente de SEO Birdlife en Aragón, Luis Tirado, quien detalló que la sentencia dictada por la Audiencia Nacional el pasado mes de junio «invalida la declaración de impacto medioambiental» porque la construcción de este embalse en el término municipal zaragozano de Morata de Jalón se sitúa en una zona ZEPA.

Tirado no precisó cuando presentará la queja al explicar que la tienen que estudiar y argumentar, pero recordó que este tipo de quejas «suelen terminar en una sentencia del Tribunal de Estrasburgo contra el Estado español y con la correspondiente sanción».

En rueda de prensa, Tirado precisó que «no es posible construir un embalse en una zona que además está incluida en la Red Natura 2000 sin el permiso correspondiente» y estimó que esta sentencia –sobre la que no hay constancia de recurso interpuesto por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) o los regantes– «invalida el proyecto del embalse de Mularroya desde cualquier punto de vista porque no hay medidas correctoras que minimicen el impacto del agua embalsada sobre la vegetación».

Tirado criticó que el MARM «no ha aplicado medida cautelar alguna para paralizar las obras tras la sentencia cuando lo natural es que diera ejemplo» y se preguntó «con qué fuerza dirá después lo que hay que hacer si ellos no juegan con las mismas reglas de evaluación de impacto medioambiental».

Así, auguró que si la sentencia de la Audiencia Nacional se hace firme, el MARM «tendrá que restaurar lo hecho y lo lógico es que paralice las obras porque el coste posterior será muy superior y algunos daños ya no se podrán restituir» entre los que citó voladuras o talas de árboles.

«Tenemos un cabreo especial con el MARM porque no funciona bien, ni como Ministerio de Medio Ambiente, ni como antes de que se convirtiera en el Ministerio de los tres medios», sentenció Tirado.

DAVID CONTRA GOLIAT

El presidente de la Plataforma Jalón Vivo, Paco Bernal, subrayó que continuarán con la acción judicial «hasta el final» para aseverar que «no nos vamos a rendir y no nos van a ganar porque acudiremos donde tengamos que ir con métodos pacíficos».

Bernal criticó la «amoralidad de algunos políticos» y añadió que «por parte de alguno tiene que haber responsabilidad». Además, apuntó que la empresa cementera Cemex de Morata de Jalón también recurrió en su día la construcción de Mularroya porque la cantera «está justo al lado del embalse» y pedía una indemnización de 700 millones de euros.

El responsable de Ecologistas en Acción, José Luis Martínez, indicó que el acuerdo de todas las organizaciones ecologistas en seguir adelante con las acciones judiciales obedece a que «la sentencia cambia de forma radical el problema y no sólo no vamos a reblar, sino a contribuir para defender las políticas de sostenibilidad medioambiental».

Martínez comparó esta sentencia con la «lucha de David contra Goliat» al recordar que este proceso lo inició la Plataforma Jalón Vivo a la que posteriormente se sumaron el resto de organizaciones ecologistas y criticó que el MARM actúa como una «apisonadora contra una pequeña asociación de afectados y eso no lo vamos a consentir».

Finalmente, el miembro de Triacanthos, José Antonio Domínguez, lamentó que el embalse de Mularroya «pase desapercibido y queremos llamar la atención porque representa la indefensión del ciudadano cuando defiende el patrimonio público y el principio de precaución debería prevalecer» , aseveró, para finalmente requerir al MARM que paralice la construcción del embalse de Mularroya.

Paralización de Mularroya: por justicia

Paralización Mularroya 24/11/2009

Esta mañana (24/11/2009), una veintena de activistas de colectivos ecologistas y de movimientos sociales aragoneses ha realizado una acción contra el embalse de Mularroya, reivindicando la paralización de las obras de un proyecto que fue anulado este verano por Sentencia de la Audiencia Nacional.

A las once de la mañana, dos activistas se han introducido en una de las zanjas en las que estaba trabajando en ese momento una maquina excavadora, impidiendo la continuación de los trabajos. Mientras tanto, se ha desplegado una pancarta en la que se reclamaba la paralización de las obras como una cuestión de justicia. Sobre las doce del mediodía, la Guardia Civil ha desalojado sin incidentes de la zona de obras al grupo de activistas.

El embalse de Mularroya produce efectos irreversibles a zonas ZEPA y LIC, y su proyecto actual incumple según Sentencia de la Audiencia Nacional las Directivas de protección de Habitats y de Aves.

Paralización Mularroya 24/11/2009

Obras hidráulicas

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(23/11/2009)

Se puede decir que hay obras hidráulicas sin una suficiente justificación, y que además se incluyen en Planes y se ejecutan tras haber creado artificialmente un discurso que demanda su construcción, pero sin haber analizado seriamente alternativas y demandas. Es el caso del pantano de Mularroya, cuyo proyecto y evaluación de impacto ambiental fueron anulados este verano por una sentencia de la Audiencia Nacional, ante la que el ministerio se apresuró a decir que interpondría un recurso ante el Supremo, con lo que el tema tardará como mínimo cuatro años en resolverse. Es lamentable que por parte de la CHE y del ministerio no se aproveche esta contundente sentencia para plantear y ejecutar las alternativas que permitirían satisfacer las demandas en el Jalón Medio, sin tener que construir un pantano que inunda zona ZEPA y LIC, y un trasvase de aguas del Jalón al Grío, que condenará al Jalón a tener un cauce sin agua durante 25 kms. la mayor parte del año. La sentencia anula el proyecto por incumplir la directiva de hábitats y de protección de aves, y parece muy difícil que se elabore un proyecto que establezca unas medidas correctoras suficientes. Para el que no conozca la zona, que vaya aguas arriba de Embid de la Ribera y que imagine ese paisaje espectacular con un Jalón muerto, sin agua. Pero es que además el proyecto de Mularroya es una barbaridad económica, que ha duplicado su presupuesto llegando a casi 200 millones de euros. Para los usuarios menos poderosos económicamente, los regantes será muy difícil hacer frente a los entre 240 y 300 euros que tendrán que pagar por hectárea/año, al menos los diez primeros años.

Valentín Cazaña

La Diputación mejora cinco presas de las cuencas del Oria, Oiartzun y Urola

NOTICIAS DE GUIPUZKOA

(20/10/2009)

Se han eliminado obstáculos que impedían los movimientos migratorios de los peces

El ente foral ha invertido en ocho años 1,8 millones de euros en el plan que ha desarrollado 35 actuaciones

La Diputación ha destinado 559.483 euros a eliminar obstáculos que impedían los movimientos migratorios de los peces en los cauces de las cuencas de los ríos Oria, Oiartzun y Urola. Ha mejorado cinco azudes o presas hechas para tomar agua.

Entre el año pasado y éste se han demolido total o parcialmente azudes y se han construido rampas para el paso de peces como la trucha, el eskailu, la anguila, la loina o la locha. El diputado de Desarrollo Sostenible, Carlos Ormazabal, explicó ayer que «el río no es río hasta que los peces vuelven a su origen».

Se trata de intervenciones realizadas en los azudes de Karrika (Oiartzun), Garaikoerrota , Txorigain y Unanibieta (Oria) y Odriozola (Urola). Así, se ha conseguido mejorar la morfología de los cauces que inciden en las condiciones hidráulicas disminuyendo, por tanto, el riesgo de inundaciones en estas zonas.

En los últimos ocho años, la dirección de Obras Hidráulicas del Departamento de Desarrollo Sostenible ha desarrollado un plan con 35 actuaciones y una inversión total de 1.832.000 euros para eliminar los obstáculos de los ríos. La Directiva Marco del Agua de la Comunidad Económica Europea 2000/60/CE resalta la necesidad de preservar y mejorar el estado de las cuencas para el año 2015, para lo que recomienda acciones como las ejecutadas.

Actualmente, las cuencas guipuzcoanas cuentan con 614 obstáculos, de los que 334 se encuentran en mal estado. La mayoría son azudes de toma de agua ya abandonadas y fuera de uso. También existen otros obstáculos como los cruces de tuberías de abastecimiento y saneamiento por el cauce del río.

La Diputación ha priorizado en sus actuaciones las cuencas que tienen una mayor incidencia en la mejora de las condiciones morfológicas de los cauces y en la movilidad de las especies piscícolas. Para eso, se han realizado controles por medio de radio-seguimiento del movimiento de los peces en las zonas en las que se han practicado las obras.

Medio Ambiente invierte medio millón de euros en demolición de azudes para la mejora ecológica de los ríos

EUROPAPRESS

(04/11/2009)

El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) va a realizar una inversión de medio millón de euros en la demolición de 21 azudes (barreras para derivar agua) en las cuencas del Besaya, Saja, Nansa, Miera, Pisueña y Aguanaz, para mejorar el estado ecológico de los ríos en Cantabria.

Una de estas obras, la del río Aguanaz, se ha iniciado hoy con la asistencia del presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC), Jorge Marquínez, y el alcalde de Entrambasaguas, Rosendo Carriles. La actuación supone una inversión de 65.362 euros, con cargo a los fondos estatales del Plan E.

El objetivo de la obra es recuperar la continuidad del cauce Aguanaz, eliminando las barreras existentes. De este modo se garantiza la supervivencia de las especies piscícolas, ya que con obstáculos como los azudes no pueden moverse libremente por el lecho del río, explicó la Confederación en un comunicado.

En el Aguanaz se demolerán cuatro azudes en total. Las actuaciones proyectadas incluyen el despeje, desbroce y acondicionamiento del acceso, donde sea necesario, para el paso de personal y maquinaria necesaria para ejecutar los trabajos; la demolición de todos los elementos de los azudes, tanto aéreos como enterrados, y su retirada. Después se acondicionarán estas zonas y los caminos y accesos afectados.

Con cargo a los fondos del Plan E, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico llevará también a cabo tres demoliciones en el río Miera, por 86.895 euros; cuatro en el Besaya, por 62.362 euros; dos en el Pisueña, por 77.319 euros; tres en el Saja, por 68.276 euros; y cinco en el Nansa, por 72.838 euros.

Se desmantelará una presa en el río Viejas

Hoy se publica en el BOE una resolución sobre la restauración fluvial del Viejas (Cáceres), que incluye entre otras actuaciones, la eliminación de su represa hidroeléctrica, asunto en el que el comité extremeño de RÍOS CON VIDA ha dedicado unos años.

Se trata además de una central hidroeléctrica en activo, pero cuya diminuta producción se ha estimado que no compensa el daño al medio natural: http://www.boe.es/boe/dias/2009/11/09/pdfs/BOE-A-2009-17860.pdf

Accede al informe de AEMS – Ríos con vida sobre el Vieja.

 

Coagret considera un «engaño» la campaña de información sobre El Val

DIAGONAL ARAGÓN

(11/11/2009)

La campaña de comunicación que están realizando la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y Protección Civil del Gobierno de Aragón en Tarazona, para dar a conocer el Plan de Emergencias de la presa del Val está resultando ser un mero trámite de ambas administraciones para cumplir el expediente que la normativa exige. Con el lema «Conoce tu presa», el contenido informativo es «escaso, contradictorio y amañado», según la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (Coagret).

El Plan de Emergencia de la presa del Val fue redactado en el año 2000, informado favorablemente por Protección Civil en 2003, y aprobado por resolución de la Dirección General de Obras Hidráulicas y Calidad de las Aguas el 23 de enero de 2004. Peticiones del documento en fechas posteriores fueron denegadas por las instituciones responsables de la campaña, llegando incluso a afirmar el asesor técnico de la planificación del Servicio de Seguridad y Protección Civil en 2005, José María Castillón Uribe, que «el plan no estaba aprobado».

El pasado 21 de octubre en Tarazona, Castillón dijo en un acto público que «las presas son muy seguras», que «las roturas de las presas que se ven en la tele son cosas de las películas», y que las sirenas de alarma instaladas desde febrero de 2007 en El Val no son para avisar a la población «sino a los evacuadores», cuando el Plan de Emergencias es claro cuando se refiere a que el sistema acústico de alarma para avisar a la población son las sirenas.

Colmo de gloria, según Coagret, su intervención recomendando unos puntos de encuentro para los ciudadanos en caso de inundación en lugares que en el Plan de Emergencias aparecen incluidos en la zona inundable. Reconoció que pese a la tecnología aplicada para la seguridad de la presa, existen situaciones imprevisibles que se pueden escapar de las manos, y aceptó que la posibilidad de rotura de la presa es mínima, «tan mínima como una, porque nunca habría dos».

Por parte de la CHE, la intervención del ingeniero responsable de la presa, Alfonso Pérez, fue la más destacada de los cinco técnicos que le acompañaban. Intentó demostrar -sin convencer, dice Coagret- que la presa cumple la función de laminar avenidas, y cerró su intervención informativa contestando a la pregunta: «¿Para qué queremos correr riesgos con el embalse lleno si con 4 Hm3 anuales las necesidades de todos los usuarios de la cuenca están satisfechas?». «Pues por si acaso, si algún día hace falta», respondió.

El Ayuntamiento hizo de anfitrión y ensalzó la intervención de las instituciones convocantes, que cerraron el acto regalando unos pequeños objetos y unas piruletas a un público adulto nada convencido. Ahora queda esperar a que vayan a informar a Los Fayos.

La campaña «Conoce tu presa» se está llevando a cabo en las localidades del entorno de las presas de La Loteta y El Val, y comenzó el pasado 19 de octubre en la localidad zaragozana de Gallur.

(Imágenes de MONCAYO TV)

Cuando arde la turba

EL PAÍS

(18/10/2009)

El desvío de agua a los regadíos ha arruinado las Tablas de Daimiel y hay más parques en peligro

Durante 300.000 años, bajo el agua de las Tablas de Daimiel se ha acumulado materia orgánica de origen vegetal que, sin oxígeno y empapada en agua, ha formado un carbón vegetal, la turba. Cuando el suelo se seca, la turba pierde agua, se encoge y agrieta el terreno. El aire comienza a circular por los huecos y el subsuelo comienza a oxidarse y se calienta. Tras cinco años sin agua, la turba ha entrado en autocombustión. El fenómeno sólo era habitual hasta ahora en el cauce seco del Guadiana, pero desde agosto afecta a un parque nacional: una de las 17 joyas de la naturaleza española.

Las decenas de miles de pozos que han proliferado en la zona en 40 años -ya Franco lanzó un plan en 1956 para desecar La Mancha húmeda y convertirla en regadíos- han esquilmado el inmenso acuífero que antes rebosaba en las Tablas y en los ojos del Guadiana. La sequía en la cabecera del Tajo hizo que el Gobierno limitara los trasvases de los que vivía el humedal. La prioridad era el regadío en Murcia y Alicante.

El personal del parque ha intentado aplastar el terreno con palas mecánicas para impedir que el aire oxigene la turba, y los técnicos también han creado un sistema de tuberías para empapar el suelo con bombas. Pero apagar un incendio de turba es mucho más difícil que todo eso.

El parque nacional tiene 1.600 hectáreas inundables, y sólo 10 están encharcadas. La naturaleza no va a frenar el proceso, por más que llueva. Ni un otoño extremadamente húmedo paliaría el déficit del acuífero de La Mancha, cifrado en más de 3.000 hectómetros cúbicos. Sólo inundar el parque lo sofocaría. El Gobierno esperó a que mejorara la situación en los embalses del Tajo para que el consumo humano en Levante estuviera garantizado. Al final, el 23 de abril aprobó el envío de 20 hectómetros cúbicos de agua, pero el trasvase se demoró y cuando en mayo salió el agua era demasiado tarde.

El Ejecutivo promete para enero un trasvase de emergencia. Habrá que esperar hasta entonces, pero en los meses de espera, mientras sigue ardiendo la turba, es tiempo de pensar en una solución al problema de fondo: cuántos regadíos puede soportar la climatología española sin tener que desecar los parques nacionales. Doñana está en la lista de espera, con las fresas de Huelva chupándole los acuíferos. Actúen.

Editorial

Bruselas expedienta a España por la extrema degradación de Daimiel

EL PAÍS

(22/10/2009)

El secretario de Estado de Agua: «Estamos a punto de perder el parque nacional» – El Gobierno reclama a Castilla-La Mancha que vete el regadío junto al paraje

La Comisión Europea ha abierto un expediente de oficio contra España por la degradación de las Tablas de Daimiel, según confirmó la Comisión Europea y fuentes del Ministerio de Medio Ambiente. El Gobierno tiene 10 semanas para explicar cómo un humedal protegido por la UE lleva cinco años seco y cómo es posible que decenas de miles de pozos, buena parte de ellos ilegales, hayan agostado las lagunas. La UE se une así a la Unesco, que ya planea quitarle su protección a La Mancha Húmeda. El secretario de Estado de Agua, Josep Puxeu, no quita hierro a la situación del parque: «Estamos a punto de perder las Tablas de Daimiel», reconoció ayer en un acto público.

El pasado miércoles, día 14, la Comisión aceleró la queja de oficio que prepara desde hace meses contra España. Los representantes de Medio Ambiente del Ejecutivo comunitario se encontraban en Madrid para la llamada reunión paquete, en la que repasan con el Gobierno y los ecologistas todos los procedimientos de infracción abiertos. El orden del día no incluía Daimiel, pero ante la publicación en EL PAÍS del incendio de turba incontrolable y la alerta de los responsables del parque, el jefe de infracciones de la UE, el español Julio García Burgués, comunicó que ese mismo día había abierto la queja.

La situación era insostenible y no podía esperar a que las asociaciones ecologistas le enviasen el informe con la situación de las Tablas. La carta enviada a España es el paso previo a la apertura de un procedimiento de infracción. La Comisión abre así un proceso que puede durar años, pero que puede terminar ante el Tribunal de Luxemburgo y con una multa. Pero, sobre todo, saca los colores a los responsables de un desastre ecológico que comenzó hace casi 40 años. España tiene procesos similares abiertos por la mala calidad del agua de los ríos, las minas a cielo abierto en espacios protegidos de León o la contaminación en Huelva.

Bruselas investiga si se ha incumplido la Directiva de Hábitats, de 1992, que establece que los países «adoptarán las medidas apropiadas para evitar, en las zonas especiales de conservación, el deterioro de los hábitats naturales y de los hábitats de especies». Las Tablas son Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves de la UE.

Aunque el deterioro en Daimiel es evidente -sólo 10 de sus 1.600 hectáreas tienen agua-, un equipo de la Comisión visitará la zona antes de diciembre. Ni un diluvio puede hacer que entonces tenga agua.

El Ministerio de Medio Ambiente planea aprobar la semana que viene un trasvase de urgencia desde el Tajo hacia el parque nacional. Se trata de llevar 10 hectómetros cúbicos -cada uno equivale a un volumen como el estadio Santiago Bernabéu-. La comisión de explotación del trasvase Tajo-Segura tendrá que enviar algo más en función de las pérdidas que se produzcan en el transporte. Para reducir esas fugas, el Gobierno utilizará la llamada tubería de la llanura manchega, un trasvase del Tajo al Guadiana para abastecimiento. El Ministerio ha pedido a Villar Mir, presidente de la empresa OHL, adjudicataria de la obra, que acelere al máximo la construcción.

A medio plazo, el Ejecutivo confía en rellenar las Tablas a través del trasvase del Tajo Medio, que sale de Valdecañas, en Cáceres, hacia el Segura. Daimiel está a mitad de camino y fácilmente podría dejar allí 40 hectómetros cúbicos al año. Los ecologistas se oponen a este sistema para mantener con vida el humedal y exigen que se reduzca el regadío. Extremadura no se opone al trasvase y ya ha encargado un informe sobre la viabilidad de la obra.

Puxeu admitió que el trasvase de emergencia «no es una medida ortodoxa, pero sí radical. Y ahora hacen falta soluciones radicales». «En el siglo XXI no nos podemos permitir perder espacios que nunca podremos recuperar en aras de un progreso no bien definido», señaló Puxeu, que lanzó un aviso a los agricultores que desde hace décadas han sobreexplotado el acuífero que nutría las Tablas: «Tenemos que liberar la presión sobre ese ecosistema. Si no es con la razón, será con la compra de fincas o con la legislación».

El secretario de Estado también entró por primera vez de forma abierta en la disputa que libra con la Junta de Castilla-La Mancha, también del PSOE, por la responsabilidad sobre el estado del parque. Puxeu pidió a la Junta que prohíba el regadío «en el preparque», la zona aledaña al espacio protegido y en que los pívots (el sistema de riego por aspersión de la zona) siguen regando cebollas. Aunque los parques nacionales están transferidos a las autonomías por una sentencia del Constitucional de 2005, el de Daimiel sigue en manos del Gobierno, como recuerda a menudo la comunidad. Nadie quiere hacerse cargo de ese secarral en el punto de mira de la UE y la Unesco. Por eso, Puxeu recordó que el preparque es competencia autonómica.

La situación ha llegado hasta tal extremo que cuando el secretario de Estado visitó en junio pasado las Tablas, un agricultor de la zona se acercó a la comitiva y, sin reconocer a Puxeu, le sugirió al director de Daimiel que inundasen pronto el parque nacional porque se estaba quedando sin agua para regar.