Los empresarios estiman que se destruirán 300 empleos

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(17/06/2009)

Consideran que la regulación no prevé el impacto turístico.

Los empresarios de turismo activo de Murillo de Gállego estiman que la construcción del embalse de Biscarrués supondrá la eliminación de 300 puestos de trabajo directos y un impacto del 50% sobre la actividad de estas empresas. Estos empresarios han elaborado una serie de consideraciones sobre el anteproyecto del embalse, publicado en el BOE el pasado 25 de mayo, en las que apuntan que, en el mismo, «no se consideran dichas empresas y sus trabajadores como afectados» cuando la construcción del embalse amenaza directamente «a más de 300 puestos de trabajo».

Asimismo, denuncian que la construcción de Biscarrués afecta «directamente» a la actividad generada en torno al Gállego, por lo que «no se respetan las premisas planteadas para la ejecución de cualquier obra de regulación» dentro del cauce del río. Los responsables de estas empresas inciden en que toda una economía sostenible basada en el desarrollo turístico de las aguas bravas del Gállego con la práctica de deportes de aventura «está amenazada por la construcción de dicho pantano» al preverse la anegación del tramo navegable entre Murillo y Santa Eulalia.

El impacto, agregan estos empresarios, «podrá ser mayor» según las medidas tomadas para garantizar la navegación y la accesibilidad al tramo entre Carcavilla y la Playa de Murillo. Además, apuntan que la propia actividad de las empresas turísticas y de sus trabajadores ya genera mano de obra para la construcción con la rehabilitación de edificios, la construcción de empresas nuevas o los accesos y añaden que, una vez que se hubiesen terminado las obras y que el pantano estuviese en explotación, «no se generaría ningún puesto de trabajo en la zona» por lo que se asistiría «al despoblamiento de otra zona rural debido a las infraestructuras hidráulicas».

 

La Asociación Río Aragón exige que se cumpla la prioridad de abastecimiento a Zaragoza desde el río Aragón sobre cualquier otro uso

Ligar el abastecimiento al recrecimiento de Yesa compromete los fondos europeos que se soliciten

Hemos tenido conocimiento del convenio que va a firmar la ciudad de Zaragoza con AcuaEbro para empezar a abastecerse con agua del Pirineo en sólo unos días y nos felicitarnos de ello. No obstante, nos parece inaudito que dicho abastecimiento quede supeditado al recrecimiento de Yesa y una burla al Estado de Derecho que el Alcalde de la ciudad se niegue a pagar la tarifa íntegra y amortizar las infraestructuras hasta que dicho recrecimiento no sea una realidad.

Ante este estado de cosas desde la Asociación Río Aragón queremos manifestar lo siguiente:

  1. No hace falta recrecer Yesa para que Zaragoza se abastezca todo el año con agua del Pirineo. La Ley de Aguas establece la primacía del abastecimiento de boca sobre cualquier otro uso y por lo tanto, sólo cabe aplicar esta preferencia al suministro a Zaragoza desde el río Aragón. ¿Qué pasará cuando se demuestre que el recrecimiento de Yesa es inviable social, económica, técnica y medioambientalmente?
  2. La financiación europea llegó con la condición inexcusable de desligar el abastecimiento de Zaragoza del recrecimiento de Yesa. Quienes se empeñan en ligarlo desoyen un mandato que puede traer nefastas consecuencias ya que posibles denuncias podrían suponer la pérdida de financiaciones futuras.
  3. El principio de recuperación de costes obliga a pasar a factura el coste de las infraestructuras de todo tipo para los abastecimientos de agua. Estas están hechas y Zaragoza se está aprovechando de ellas, por lo tanto su obligación es comenzar a pagar y amortizar ya y a dar ejemplo.
  4. El Sr. Luis Ciudad, presidente de la Comunidad General de Regantes de Bardenas, sabe que con la baja rentabilidad de sus regadíos no se puede justificar un destrozo como el que supone el recrecimiento de Yesa, ni asumir los más de 240 millones de euros que, de momento, aparecen en presupuesto. Por eso apela a los aragoneses y zaragozanos para que le echen una mano, llamando interés general a lo que no son sino sus intereses particulares y mezquinos, queriendo que entre todos paguemos sus operaciones especulativas.
  5. Al propio tiempo lamentamos las consecuencias de la vieja planificación hidrológica y de la mala gestión realizada por la Confederación Hidrográfica en la Cuenca del Ebro, que ha supuesto que una ciudad que ve pasar por sus puertas tres ríos tenga que ir a buscar una fuente de abastecimiento de calidad a más de 150 km.
  6. Esperemos que haber solucionado este problema no suponga olvidarse de la obligación de mejorar la calidad de dichos ríos como demanda la Directiva Marco que, desgraciadamente, desde los despachos planificadores intentan soslayar en sus aspectos esenciales.

Desde la Asociación Río Aragón entendemos que el abastecimiento a Zaragoza debe quedar cerrado lo antes posible, pero una ciudad que ha acogido una Expo con el lema Agua y desarrollo sostenible, no puede plantarse cualquier acción que directa o indirectamente implique recrecer Yesa.