Afectados de la presa de Biscarrués

EL PAÍS

(07/06/2009)

Los modelos de desarrollo sostenible que en la Expo Zaragoza se hicieron ver, tratarán de afectar lo menos posible al entorno natural y sobre todo social, que a fin de cuentas es lo que al ser humano más interesa. Los modelos de explotación de los bienes naturales de un sitio para llevarlos a otro de manera poco respetuosa es algo que en la historia del mundo se ha visto en diferentes lugares y épocas y ya fue probado en las colonias.

Si hemos aprendido algo es que esos modelos son devastadores para los colonizados pues cambian radicalmente su entorno y sus vidas y, como consecuencia, sus costumbres acaban siendo modelos arcaicos a los que abandonar en el olvido.

La construcción del pantano de Biscarrués me parece una vuelta atrás a este tipo de conductas colonizadoras pues pretende terminar con una sociedad establecida y totalmente adaptada a su entorno. Hay programas de protección de espacios naturales para especies endémicas, ¿por qué no lo hay para sociedades establecidas?

Está claro que los que aquí dependemos directa o indirectamente del entorno, nuestra vida, tal y como la conocemos desaparecerá ¿Tendremos que emigrar a las ciudades?.

GERARDO OROPEZA