Tres asociaciones ecologistas exigen el cese de Biel y Boné

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(20/05/2009)

Argumentan que han sido «permisivos» ante el «urbanismo salvaje» de La Muela.Ven necesaria su salida del Gobierno «por decencia, ética e higiene democrática».

Por decencia, ética e higiene democrática». Tres razones por las que deberían «dimitir o ser cesados» el vicepresidente del Gobierno aragonés, José Ángel Biel, y el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, ambos del PAR, a juicio de las tres asociaciones conservacionistas, Ansar, Coagret y Ecologistas en Acción, que hoy presentarán formalmente esta petición en el registro de la DGA. Las organizaciones argumentan que ambos dirigentes han sido «permisivos» ante el «urbanismo salvaje» de La Muela, que ha desembocado en un proceso judicial.

«Ante todo lo que está sucediendo; las conversaciones grabadas; el montante económico de las operaciones; el hecho de que hay dos dirigentes del Gobierno ligados a la alcaldesa de La Muela, a la que ponían como ejemplo; las respuestas que esos dos dirigentes están dando, y el silencio del resto del Gobierno consideramos necesario pedir su cese». Así explicó ayer Jesús Maestro, presidente de Ansar y portavoz de los tres colectivos, las razones que los llevan a dar rango oficial a su reclamación.

Las organizaciones creen que «no puede ser que no pase nada» cuando la situación «es muy grave». E insisten que el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, «no puede mirar hacia otro lado». Lo importante ahora, añadió Maestro, es «devolver la confianza a los ciudadanos».

Ansar, Coagret y Ecologistas en Acción presentarán hoy su escrito en el registro del Pignatelli, sede de la DGA en Zaragoza, un texto en el que también instan a Iglesias a tomar «cuantas medidas considere oportunas» ante este caso.

ANTECEDENTE Maestro recordó que el antecesor de Boné en el cargo, Víctor Longás, «tuvo que dimitir por mucho menos» (el caso Euroresiduos, que propició una comisión de investigación en las Cortes). Los ecologistas no presuponen implicación de los dos dirigentes en la presunta trama, pero –dijo el portavoz– «lo que se sabe es suficiente para que lo dejen. No pueden seguir».

Además, resaltó que lo sucedido se suma a una forma de proceder de Boné «denunciada hace años» por los conservacionistas, pues «ha vaciado de contenido el departamento». En ese municipio, señalan, hay espacios de gran valor natural «que han sido agredidos por el desarrollo de su ayuntamiento y de los promotores inmobiliarios, sin que el Inaga ni el departamento de Medio Ambiente adoptaran medidas suficientes de protección».

Respecto a Biel, sostienen que no aceptó la propuesta de la Comisión Provincial de Urbanismo de suspender la aplicación del Plan General de Ordenación Urbana de La Muela, con lo que dio «rienda suelta a los delirios» de la alcaldesa, Mariví Pinilla.