Coagret acudirá al Defensor del Pueblo por “la falta de información” sobre el recrecimiento de Yesa

ARAGON DIGITAL
Coagret presentará una queja ante el Defensor del Pueblo por “la falta de información” sobre el tercer modificado del recrecimiento de Yesa. El colectivo ha pedido que la documentación se ofrezca en formato digital y que se amplíe el plazo de información pública. La CHE mantiene que se está siguiendo el procedimiento marcado por la ley.

La Coordinadora de Coagret acudirá al Defensor del Pueblo para denunciar “la falta de información” que creen que existe sobre el tercer modificado del recrecimiento de Yesa. Tras la manifestación realizada hace unas semanas ante las puertas de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), el colectivo se plantea “tomar medidas más potentes” para conseguir que se amplíe el plazo de información pública del proyecto y que se les facilite en formato digital, tal y como han solicitado junto con otras asociaciones ecologistas a la CHE. El Organismo de Cuenca, por su parte, asegura que se está siguiendo el procedimiento marcado por la ley.

El presidente de Coagret, Julián Ezquerra, mantiene que “no se dan facilidades” para acceder a todo el volumen de información que conforma el proyecto, principal argumento por el que defienden que se publique en formato digital. “No se envía la información como dice la ley y parece que la única forma de acceder a la documentación es a través de la información en papel que hay en la CHE”, explica.

La otra reclamación es disponer de más de treinta días hábiles para analizar toda la información “más allá del estudio de impacto ambiental”. “Las ideas generales ya las conocemos y planteamos en su día unas alegaciones y queremos saber en qué situaciones está y qué correcciones medioambientales se han hecho”, añade.

El plazo para presentar las alegaciones finaliza este mes, tal y como marca el procedimiento legal seguido en estos casos. Para Ezquerra sería conveniente disponer de más tiempo. “Son 30 días hábiles, exceptuando los domingos, pero de esos días hay que quitar también los sábados, cuando cierran la oficina en la CHE, y el resto de días sólo se puede consultar por la mañana, y esto nos parece una tomadura de pelo”, critica.

Ante esta situación, la coordinadora dice que presentará una queja al Defensor del Pueblo, además de estudiar otras medidas legales “más potentes” como presentar el caso en la UE. “Consideramos que esto es muy irregular y llevaremos a cabo otro tipo de acciones porque pensamos que esto va en contra de la ley del derecho a la información medioambiental”, explica su presidente.

Además, confían en contar con el apoyo de otros colectivos ecologistas que comparten sus críticas, aunque todavía no han planteado la cuestión. “Es fácil que se unan otras asociaciones ecologistas porque es la clave para que funcione bien el Medio Ambiente en España y que la información medioambiental fluya de verdad”, concluye Ezquerra.

La CHE asegura que no se vulnera la información pública.

Desde la Confederación Hidrográfica del Ebro, en cambio, mantienen que se está siguiendo el procedimiento marcado por la ley y que siguen todas las administraciones en estos casos, por lo que niegan que se esté vulnerando la información pública para dar a conocer el tercer modificado del recrecimiento de Yesa, tal y como critican los ecologistas.

El Organismo de Cuenca dice no tener potestad ni para cambiar el formato de la documentación –que por ley se ofrece en formato en papel- ni de ampliar el periodo en el que está expuesta al público –que corresponde a treinta días desde que se publica en el último Boletín Oficial- “El proceso está regulado y legislado”, afirman. “La CHE no tiene la obligación de hacer un CD. Si se facilitara esta opción a parte de los interesados, habría que ampliarla también al resto y para los demás casos de la Cuenca publicados, con el gasto que eso conllevaría”, añaden.

En cuanto al volumen de información que conforma el proyecto, confirman que es muy extenso, pero que también hay una memoria resumen a disposición del público. La CHE mantiene haber respondido de forma oficial las demandas recibidas en el organismo.