Río Aragón celebra los diez años contra el recrecimiento de Yesa

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(10/01/2009)

«Parece que nada haya cambiado, pues estamos en el mismo punto», dicen.

La Asociación Río Aragón contra el proyecto de recrecimiento de Yesa celebró ayer los diez años de la «manifestación de los paraguas», la primera gran movilización que se realizó contra este proyecto y que congregó en Jaca a 5.000 personas de toda la comarca. Diez años después, apuntó este colectivo, «parece que nada haya cambiado, pues estamos en el mismo punto que entonces». Así, aseguraron que, aunque la administración aprobó una declaración de impacto ambiental, adjudicó el proyecto y lo puso en marcha, «ha sido incapaz de llevarlo a cabo porque los argumentos que utilizábamos entonces para oponernos siguen vigentes».

En opinión de la asociación, se trata de un pantano «insolidario con estas tierras», con graves problemas geológicos, con una declaración de impacto ambiental irregular y «concebido para el trasvase». Río Aragón lamentó que nunca quisieran escucharles ni «tomarles en serio», denunció que quisieran engañar a la sociedad «con una falsa mesa de diálogo llamada Comisión del Agua» y recordó que ha realizado decenas de manifestaciones en Artieda, Jaca, Huesca, Zaragoza, Barcelona, Madrid, Valencia, Málaga e incluso Bruselas.

Además, han llevado a cabo dos huelgas de hambre, encadenamientos, acampadas, marchas, cortes de carreteras, ascensiones a montañas, descenso de ríos, recogidas de firmas, conciertos y recursos judiciales para defender sus derechos. A su juicio, el tiempo les ha dado la razón porque los problemas geológicos «se han puesto de manifiesto y hacen inviable el proyecto», al tiempo que recordó que el ministerio va a realizar una nueva evaluación de impacto ambiental, «ante las carencias de la anterior, que a buen seguro descartará el proyecto».

Asimismo, desde la asociación apuntaron que todo el mundo reconoce que el recrecimiento se gestó «para poder abastecer el trasvase desde la cuenca del Ebro y no a Zaragoza» y aseguraron que las alternativas «se han puesto en marcha, como el recrecimiento de Malvecino».