La CHE ´busca´ a 114 personas para devolverles tierras en Jánovas

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(11/12/2008)

Inicia la reversión de propiedades en la zona afectada por el fallido embalse hidroeléctrico. Los afectados piden que el proceso sea ágil y que haya un «acuerdo inmediato».
 
Hasta 114 interesados por el proceso de reversión de propiedades en Jánovas recibirán en los próximos días una comunicación de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) invitándolos a solicitar la recuperación de los suelos que les fueron expropiados para construir el fallido embalse hidroeléctrico. El organismo de cuenca inició ayer este proceso, 40 años después de las primeras expropiaciones, mientras los afectados reclamaron rapidez en las gestiones para alcanzar «un acuerdo inmediato» con la actual propietaria del terreno, Endesa.
 
El inicio de este proceso de reversión era un trámite esperado desde que el pasado junio el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino aprobara, por fin, la extinción del derecho de Endesa a aprovechar los saltos de Fiscal y Jánovas, en el río Ara, y de Escalona-Boltaña, en el Cinca. Estas estructuras se definieron en 1951 e iban ligadas a la ejecución del embalse de Jánovas, una obra del Pacto del Agua que se desestimó después de que en el 2001 recibiera una declaración de impacto ambiental negativa.
 
Ya han transcurrido más de 40 años desde que se llevó a cabo el grueso de las expropiaciones –entre 1963 y 1967–, lo que supone un fuerte condicionante para localizar a los posibles interesados en la reversión del suelo que pasó a manos de Endesa. Precisamente, la aportación de la Asociación de Afectados por Jánovas y la de Endesa han sido fundamentales para que la CHE puede iniciar las comunicaciones oficiales.
EL MÉTODO Los interesados dispondrán de tres meses (desde que reciban la notificación) para solicitar que se les devuelva el suelo y presentar la documentación que acredite la titularidad. Luego, la CHE abrirá un expediente para cada caso. Pero como ha pasado mucho tiempo, cabe la posibilidad de que haya afectados de los que no se tenga noticia, por lo que el organismo de cuenca publicará un anuncio en el BOE. En su web (www.chebro.es), además, está el modelo de solicitud de la reversión y el listado de fincas y propietarios cuya expropiación solicitó Iberduero en 1961.
 
La Asociación de Afectados por Jánovas reclamó ayer que el proceso sea ágil y que se pueda alcanzar un «acuerdo inmediato» con Endesa, que se mantiene como propietaria de los terrenos de una forma «anómala», según Carmelo Muñoz, que ocupa, junto a su esposa, Teresa Buisán, la secretaría de la organización. «Es una anomalía porque ahora no está previsto en ese suelo ningún proyecto de interés general, que fue para lo que se expropió».
 
Tras estos tres meses, las partes tendrán que empezar a negociar la reversión, extremo sobre el que no hay propuestas. Se ha hablado de que podría aplicarse el IPC a los precios con los que en su día se pagó a los afectados, pero –como recordó Carmelo Muñoz– hay que tener en cuenta el menoscabo, ya que las casas expropiadas ahora están en ruinas y el terreno, al haberse abandonado, exigiría fuertes inversiones para volver a ser productivo.
 
Recientemente, hubo una reunión entre afectados, Endesa y CHE (que actúa como gestor y árbitro), en la que, según Muñoz, la disposición de la empresa «fue nula». El representante de los afectados confió en que Endesa sea «más accesible» en la segunda reunión, que se celebrará un mes y medio después del inicio del proceso, para hacer «un seguimiento».