Paralizadas las obras para trasvasar el agua del río Huerva

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(20/11/2008)

El alcalde revela que los trabajos carecen de la autorización del Inaga.En la marcha del sábado se conocerán las acciones legales contra el proyecto.

Las obras de la tubería que llevará agua desde el río Huerva a la comarca del Campo de Belchite y a la cuenca del río Aguasvivas para recrecer el embalse de Las Torcas se paralizaron la semana pasada como consecuencia «de las denuncias interpuestas por los agentes forestales al considerar que el trazado que se estaba siguiendo no era el marcado y entraba en una zona protegida, para la que no tienen autorización del Inaga», según explicó ayer el alcalde de Tosos, José Luis Ansón.

Las máquinas ya han concluido el 90% del recorrido proyectado en un primer momento, y tan solo falta que entren en el término municipal de Tosos, contrario a la realización de la obra pero donde está la toma de agua. Aunque su alcalde aseguró ayer que donde están trabajando y se han paralizado es, de por sí «y según el Instituto Geológico», término de Tosos.

De forma paralela a esta denuncia, la organización Huerva Vivo, que focalizan sus esfuerzos en contra de lo que consideran un trasvase sinsentido del Huerva al Aguas Vivas, ha anunciado que iniciará acciones legales contra este proyecto y que las presentarán durante la marcha-concentración que este sábado han organizado en Tosos. Y sobre la que ya han confirmado su presencia desde políticos de CHA y sindicatos como CCOO, a figuras como Pedro Arrojo y alcaldes y concejales de la zona.

«Lo que no se ha hecho con el Ebro que no se haga en el Huerva», afirma José Luis Ansón. Y este es el mensaje que durante meses están lanzado en los distintos municipios afectados a través de mesas informativas y reuniones con los vecinos de los pueblos.

Para Huerva Vivo este trasvase supone la concesión de unos 630 millones de litros de agua a localidades con planes de expansión urbanística como Valmadrid, La puebla de Albortón, Aguilón, Fuendetodos y Villanueva. De hecho, la obra está promovida por la Mancomunidad de Agua de Las Torcas, de la que forman parte estos municipios.

Las críticas que lanzan tanto vecinos como conservacionistas es el fin del agua a trasvasar. «No es para consumo de boca, sino para meros intereses especulativos», insisten. Y por eso han organizado ya varias marchas de protesta y concentraciones como las llevadas a cabo a las puertas de la Expo de Zaragoza.

La Confederación Hidrográfica del Ebro, según Huerva Vivo, ya les ha hecho una primera concesión de agua de 104 millones de litros anuales (3,32 litros por segundo). Una concesión que, entienden, «jamás se tenía que haberse comenzado a tramitar, porque se falseó el lugar de captación; se ocultó al Ayuntamiento de Tosos desde dónde se iba a hacer la captación, y nunca justificaron la necesidad del agua. Además, alegan que la directiva europea del Agua rechaza trasvases intercuencas como en este caso».

SALVEMOS LOS CAÑONES

Los Cañones es un paraje montañoso situado entre los términos municipales de Jaén y Los Villares. Se denomina así porque constituye una profunda garganta excavada en la caliza por las aguas del río Eliche, un afluente del Guadalbullón que a su vez lo es del río Guadalquivir. Es un lugar, sobre todo el que mira hacia el municipio de Los Villares, donde la naturaleza se conserva en un nivel de escasa presencia antrópica, donde no hay asentamientos permanentes y donde la única actividad humana es la agricultura tradicional. En el interior de los mismos Cañones la presencia humana es insignificante y se reduce a ecologistas, montañeros y habitantes del municipio de Los Villares que tienen este espacio como una seña de identidad. Es un paraje de gran belleza, mágico, como podéis comprobar si entráis en la página web: www.rioeliche.com. Las cosas cambian si se miran los Cañones desde la ciudad de Jaén porque desde los años setenta del pasado siglo la proliferación de urbanizaciones, ilegales y fuera de toda ordenación, han usurpado los terrenos del río con miles de construcciones situadas en muchos casos dentro de su área inundable, en terreno público hidráulico. De alguna manera los promotores de estas construcciones, con las distintas administraciones haciendo oídos sordos, han provocado una expropiación de un espacio privilegiado a toda la ciudadanía de Jaén. Hoy el río es irreconocible, incluso no está muy claro el recorrido de su cauce histórico, de pura alteración en sus riberas.

En esta última zona, conocida como Puente de la Sierra, la ocupación del suelo de forma tan desordenada provoca que las crecidas del río Eliche, verdaderamente importantes porque recoge el agua de un amplio valle montañoso, se vuelven catastróficas cada cierto tiempo porque el río, al no poder discurrir por su cauce natural, busca salida destrozando a su paso casas y enseres. Es una situación que exigiría medidas de reordenación urbana importantes y la devolución al río, que es devolverlo a todos los ciudadanos de Jaén, de su cauce natural. Sin embargo la presión de los vecinos allí afincados, mayoritariamente en segundas residencias en los meses estivales, ha provocado que el Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno de España, adopte una solución salomónica: en vez de derribar y reubicar las casas ilegales, han proyectado, de manera urgente, construir una presa en mitad de los Cañones para prevenir las avenidas del río, una presa seca que sólo se cerraría en el caso de crecidas del río. El proyecto contempla toda una serie de instalaciones destinadas a detener los arrastres del río y evitar que lleguen al Puente de la Sierra. En consecuencia se produciría la destrucción completa del otro extremo de los Cañones, el que tan extraordinariamente bien conservado mira a Los Villares, un pequeño municipio cuyos votos, al menos cuantitativamente parecen valer menos que los de los de Jaén. Se trata de un atropello a este pueblo, pero además los daños medioambientales serán enormes.

Los Cañones están propuestos para su consideración como Monumento Natural, se encuentra protegido como Paraje Natural Excepcional y por normativas europeas en materia de protección de las aves. Allí anidan águilas perdiceras, halcones peregrinos y buhos reales, el inventario de aves acuáticas es impresionante, al igual que el de anfibios y reptiles. Por no hablar de una flora autóctona protegida que quedaría destruida cuando los lodos inunden el valle. Además en su interior se localizan un total de cinco conjuntos arqueológicos declarados BIC, que albergan 16 abrigos con pinturas rupestres con una cronología entre el Neolítico y el Bronce Medio (Conjuntos de los Ojos de Riofrío, El Canjorro, Cueva de los Almendros, Los Molinos y Poyo de los Machos, todos ellos en el inventario del patrimonio arqueológico de Andalucía). Todas estas consideraciones no han sido tenidas en cuenta en un Proyecto de Impacto Medioambiental que ha sido redactado después del proyecto de la obra de la presa. Un atentado en toda regla a la ley, al patrimonio natural y al patrimonio cultural, sin contar el daño al paisaje sentimental y mental de los hombres y mujeres de Los Villares y de todos los que amamos la naturaleza y la historia.

Como portavoz de la Plataforma en defensa de los Cañones, formada por todas las fuerzas políticas del municipio, asociaciones de mujeres, de jóvenes, organizaciones ecologistas y de defensa del patrimonio natural e histórico tanto de Los Villares como de Jaén, te pido alces tu voz contra este expolio enviando tu protesta indicando tu centro de trabajo a: gruposocialista@aytojaen.es. Envía una copia a noalapresa@rioeliche.com. Desde estas últimas direcciones las reenviaremos al Ministerio de Medio Ambiente del Gobierno de España y al Presidente de la Junta de Andalucía. La información sobre los BIC y el espacio afectado, así como los escritos de apoyo recibidos puedes conseguirla en www.rioeliche.com.

Reunión para tratar las afecciones de la Mina de Borobia

Plataforma en Defensa del AGUA y el SUELO

ASOCIACIONES ECOLOGISTAS, SINDICATOS Y VECINOS AFECTADOS SE REÚNEN PARA TRATAR SOBRE LAS AFECCIONES DE LA MINA DE BOROBIA (Soria)

Varias asociaciones ecologistas, sindicatos y vecinos de las localidades afectadas por la mina de Borobia se reunieron en la tarde del 14 de octubre, en Zaragoza, para tratar sobre la situación del proyecto minero a cielo abierto, que se pretende imponer en cabecera de cuenca del Ebro, en el nacimiento del río Manubles, en una zona de Borobia protegida por Directiva Comunitaria porque allí se captan aguas para consumo humano, en el límite con el Parque Natural del Moncayo, en el límite con el LIC de Castilla y León Sierra del Moncayo.

22.10.08.- A la convocatoria de la Plataforma en Defensa del AGUA y el SUELO y miembros antimina asistieron la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón (UAGA), CGT, CNT, UGT, Ecologistas en Acción, COAGRET, Plataforma en Defensa del AGUA y el SUELO, ANSAR, Federación Aragonesa de Montañismo, Asociación Carrabilla, Asociación Cultural Malanca, Chovenalia, Tierra Aragonesa y vecinos de algunos de los 30 municipios, castellano leoneses y aragoneses, que se verían afectados por esa explotación minera.

En la EXPO, dedicada al “Agua y Desarrollo Sostenible”, se ha dado a conocer este proyecto minero, excluyente y aniquilador, en foros internacionales como el Foro Mundial de las Luchas del Agua o el Día Europeo de Investigación sobre el Agua. Igualmente se ha informado de la afección que dicha mina supondría para las cuencas del Manubles, Isuela, Aranda y Ribota, afección que también alcanzaría a la cuenca del Duero a través del Araviana.

Terminada la EXPO ha sido la ocasión de repasar la situación, desde la consulta popular de 2000, vinculante según el Ayuntamiento de Borobia que la convocó, en la que el 89% votó en contra de esa explotación minera, hasta las actuaciones propagandísticas de la empresa minera Magnesitas de Navarra para vender SU negocio minero con la apertura de esta mina a cielo abierto. También se han recordado las cerca de 12.000 firmas entregadas hasta ahora en los Ministerios de Medio Ambiente y Agricultura y en la Junta de Castilla y León y la DGA, las alegaciones y los recursos de los propietarios de las tierras donde se pretendería ubicar esa mina y de la Coordinadora de Municipios afectados (más de 30 municipios castellano leoneses y aragoneses) ante la Junta de Castilla y León.

Hay que recordar que en las pasadas elecciones municipales, las candidaturas tanto de la Candidatura Independiente de Borobia, como las de Tierra Comunera y el PSOE llevaban en su programa electoral el rechazo a la explotación minera de magnesitas. Los votos conseguidos por estas tres candidaturas suponen  más del 60% de los votos emitidos, frente al 38,86 de la candidatura del PP. Esas tres candidaturas tienen la responsabilidad de seguir defendiendo su programa. Cualquier otra posición sería traicionar a las personas que les han votado. Sería un cambio de chaqueta inaceptable.

Se habló de las amenazas, intimidaciones y presiones que reciben miembros del movimiento anti mina en Borobia, y del acoso al que están siendo sometidos, en sus bienes y derechos, los propietarios de las tierras de Borobia donde se ubicaría la mina a cielo abierto. Unas tierras, en su totalidad de propiedad privada, sobre las que el Ayuntamiento de Borobia, ni ninguna otra institución u organismo público o privado, tienen competencia alguna y en las que nadie puede entrar sin su autorización y consentimiento. Cualquier actuación en dichas tierras sin su autorización es ilegal.

Mientras en el mundo se está desarrollando el Decenio Internacional para la Acción “El Agua Fuente de Vida” (2005-2015), en esta reunión se trataba sobre las afecciones que la mina a cielo abierto que la empresa minera franco-griega, Magnesitas de Navarra, pretende imponer en Borobia tendría sobre los recursos hídricos, agropecuarios, paisajísticos, medioambientales, turísticos, industriales, culturales e históricos de las cuencas de los ríos Manubles, Isuela, Aranda, Ribota, Araviana y nacedero del Queiles, y sobre el agua de boca de dichas cuencas. Un informe de la propia empresa minera reconoce que esa explotación acabaría con el agua de boca de Borobia.

La multinacional minera, Magnesitas de Navarra, pretende vender en Soria, en Castilla y León, su negocio. Un negocio que convertiría a Borobia en un pozo minero, en un desierto inhabitable, destruyendo  una zona de gran valor cerealista y pastos perteneciente a la comarca cerealista  soriana del Campo de Gómara, arruinando miles de productivas hectáreas en las comarcas aragonesas de Calatayud y Aranda con  graves limitaciones a su agua de boca.Y en tiempos, como los actuales, de escasez alimentaria y grave crisis económica y financiera.

Magnesias de Navarra, que exporta más del 80% de su producción minera en España, intentó vender también su negocio minero en el valle navarro del Baztán pero allí lo rechazaron. Por eso, en enero del 2008 el presidente del Consejo de Administración de esta empresa, Dominique Bamas, anunció que se desvinculaban/desistían de abrir su negocio minero (mina de magnesitas) en ese valle, pero que seguían buscando otros emplazamientos.

En los Alpes franceses hay magnesita pero los grupos francés y griego, propietarios de esta empresa minera, ni siquiera intentan abrir allí una mina. Los sindicatos agrarios franceses, los movimientos sociales y el Gobierno francés no lo permitirían porque valoran sus recursos y conocen los peligros del desarrollismo caduco. Magnesitas de Navarra exporta a Francia casi el 50% de su producción en España.

Después de la EXPO, y en el Decenio Internacional para la Acción “Agua, Fuente de Vida”, seguiremos defendiendo nuestros recursos, nuestro medio de vida que hemos conservado con un desarrollo sostenible. Esta acertada actuación lleva a decir a especialistas de la Universidad de Zaragoza, entre otras cosas, que “la calidad de las aguas del Manubles es superior a la de los ríos pirenaicos”, coincidiendo con la valoración de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) que también añade que el paraje donde se pretende ubicar esa mina (El Tablado) “tiene unos valores que es preciso conservar”.

La caseta de bombeo de Beceite se desmonta diez años después de los conflictos vecinales

HERALDO DE ARAGÓN

(03/11/2008)

Las instalaciones se construyeron para trasvasar agua al pantano de Pena, pero nunca llegaron a funcionar.

Una gran terrraza de cemento gris, y un moderno azud que aún le roba parte de la vida al río, es lo único que queda de lo que fueron las antiguas instalaciones del bombeo de Beceite; el símbolo del enfrentamiento hidráulico del Matarraña. Los trabajos que iniciaron los operarios de la Confederación Hidrográfica del Ebro a principios del verano pasado están a punto de terminar.

El edificio, las tuberías, los motores y las demás infraestructuras que formaban parte del sistema que pretendía captar agua del afluente y trasladarla hasta el pantano de Pena, han desaparecido dejando atrás una historia de lucha, de división, pero también de diálogo y entendimiento. Las instalaciones, sin embargo, nunca llegaron a funcionar del todo, y el trasvase de caudales no pasó de un mes.

Fue hace diez años, en 1998, cuando la CHE inauguró el sistema de trasvase de aguas para incrementar las reservas hídricas de la cuenca del Matarraña. Las instalaciones, apoyadas por los agricultores de la parte baja, y criticadas fervientemente por los vecinos de la parte alta de la cuenca, se convirtieron en un foco de conflicto.

Manifestaciones, marchas, protestas e, incluso, enfrentamientos con los miembros de las fuerzas de seguridad; incrementaron el nivel de polarización social y político hasta un punto difícilmente asumible. En ese preciso momento, todos los actores implicados en los hechos decidieron sentarse en torno a una mesa y analizar la situación.

Acuerdo histórico

Tras muchísimas horas y días intercambiando opiniones, el milagro sucedió, se llegó a un acuerdo. Así, el 27 de Julio de 2005 en el salón del plenos del Ayuntamiento de La Fresneda se firmó el Dictamen del Matarraña. Pacto que poco después se convertiría en un documento de referencia en la gestión de los conflictos del agua a nivel estatal e internacional.

El desmote de la caseta del bombeo, la retirada de todos los sistemas hídricos que contenía, y la rehabilitación de las riberas del río en ese tramo, suponen el cumplimiento de uno de los puntos clave del Dictamen del Matarraña. «El desmonte y la rehabilitación estaban contemplados como una de las actuaciones primordiales del acuerdo», afirmó Alberto Moragrega, alcalde de Beceite.

Confirmó que los trabajos de retirada de la caseta han terminado, y que, próximamente, se iniciarán las actuaciones necesarias para quitar el azud que se construyó para alimentar de agua las instalaciones captadoras.

Si bien, esta segunda fase será mucho más costosa porque es necesario dejar el río y sus riberas tal y como se encontraban antes de la construcción del bombeo.

«Desmontar el azud será un poco más complicado porque se necesita un proyecto de recuperación del lecho y las orillas del río», explicó Moragrega.

Aunque todo no volverá a ser igual. La plataforma de cemento permanecerá en su lugar puesto que se tiene previsto construir un parque-mirador sobre ella.

El plan de recuperación contempla la instalación de diversas mesas y sillas en esta zona para convertirla en un espacio de ocio y para el disfrute del paisaje inigualable del río y los puertos de Beceite.

Monumento

Además, el proyecto también incluye la ubicación de un monumento que recuerde a todos los habitantes del Matarraña que el diálogo es el mejor modo de conseguir solucionar los conflictos. Por ahora, el aspecto y las características de este símbolo son totalmente desconocidas. «Hay diversas opciones planteadas. Si bien, hay una queha tomado mucha fuerza, y creo que va a ser la que finalmente se instale», manifestó el primer edil de Beceite. «Lo descubriréis durante la inauguración de la rehabilitación que se realizará en breve», añadió.

Con esta intervención, lo que un día fue la fuente de odio, rencor y enfrentamiento entre gentes de un mismo territorio, se convertirá en un recuerdo del diálogo y del consenso al que consiguieron llegar lo vecinos del Matarraña con un acuerdo modélico sobre los usos del curso fluvial.

Riaño amplía su alegato

DIARIO DE LEÓN

(02/11/2008)

La plataforma por la recuperación del valle envía a la Fiscalía un informe que revela que para lograr la energía que genera el embalse basta con 149 hectáreas de huertos solares

Lejos de resignarse al «lo que pasó, pasó» que recomiendan desde «el no molesten», la asociación para la recuperación del valle de Riaño amplía el relato de «errores y mentiras» que sustentaron la destrucción de pueblos, vidas y hogares hace ahora dos décadas. Al Fiscal General del Estado, en descarga de las razones de los desplazados: «Se abra una investigación sobre el uso del dinero público en el proyecto de Riaño y se establezca un proceso legal que depure responsabilidades y restablezca el terreno de la Montaña leonesa destruido sin ningún sentido y que tanto dolor y perjuicio ha causado entre sus habitantes y foráneos y cuya desaparición afecta a toda la comarca y la provincia en general», solicita la plataforma para la recuperación del Valle de Riaño, embarcada en una cruzada para que se restañen los daños morales, económicos, ambientales y sociales que se produjeron por la ejecución de la presa que se llevó por delante casi una decena de pueblos y la vida de más de 2.000 vecinos.

El informe enviado a la Fiscalía, que sucede al remitido a la Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural , relata como fracaso todos los proyectos económicos que se argumentaron relacionados con el regadío para justificar el cierre de la presa. Hay otros relacionados con la producción hidroeléctrica, que desde la plataforma para rescatar de las aguas los valles del alto Esla se presentan como algo prescindible: «Estudios realizados por expertos en materia de energía observan que la energía anual media que produce el embalse de Riaño son 140 gigavatios-hora anualmente. Estudios realizados demuestran que si en lugar de tierras de regadíos se usan para hacer huertos solares, o sea instalar placas de producción por energía solar, bastarían 149 hectáreas para producir lo mismo que con la presa de Riaño». Es decir con menos de un 1% de las 82.000 hectáreas de tierras de secano que iban a ser rescatadas del yermo por el agua, se recuerda desde la plataforma.

En el escrito al Fiscal, los vecinos desplazados que agrupa la plataforma advierten que «con muchísimo menor coste desde el punto de vista económico y sin ningún desplazamiento de población, como a las más de 2000 personas a las que afectó el embalse. El coste de poner en marcha estas 149 hectáreas con energía solar, con tecnología de cadmio y silicio amorfo, sería de 600 millones de euros».

2.361 millones por la borda

La inversión global de hacer la presa de Riaño en 1983, sin contar todos los gastos añadidos posteriormente, ascendió a 661 millones de euros, que a fecha de hoy, calculado con los datos del banco de España equivaldría a 2.316 millones de euros, lo cual quiere decir que el gasto para producir la misma energía solar con la presa de Riaño es un 74% más caro, «lo cual es una monstruosidad que se sigue manteniendo».

Carta a los Reyes Magos

El mismo remite enviado a la Fiscalía del Estado acumula citas a intervenciones sucesivas de distintos cargos ligados a Medio Ambiente y a Agricultura que acreditan que Riaño -el pantano, la destrucción, el éxodo y la eliminación de un ecosistema único- fue lo más parecido a la mentira. Por ejemplo, José María de la Guía, presidente de la CHD, que en 1993, sólo seis años después del cierre de la presa, dijo que el plan de riegos de Riaño es un fracaso, con informes que indican que no se podrán cumplir sus objetivos. Más elocuente para la plataforma riañesa es la manifestación de Miguel Lamelas, subdirector del Ministerio de Agricultura en 1999 que concluyó: «El plan de regadíos de Riaño era una carta a los Reyes Magos». Pero la compuerta se cerró y por ello clama Riaño.