Error con la inclusión del Ministerio de Medio Ambiente en Agricultura

COMUNICADO DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN

La inclusión del Ministerio de Medio Ambiente en Agricultura puede suponer un gran retroceso en la gestión del agua

La integración del Ministerio de Medio Ambiente en el de Agricultura puede acabar con la tendencia de los últimos 15 años de considerar al agua cada vez más como un recurso natural limitado y escaso, que debe gestionarse desde la sostenibilidad.

Desde principios del siglo XX, el agua ha sido considerada en España por parte del sector agrícola como un recurso ilimitado y de carácter casi minero, sin tener en cuenta su componente ambiental y social. El sector agrícola consume actualmente en nuestro país más del 80 % del agua, a un precio muy por debajo de sus costes de obtención, cuando no gratis. De hecho, durante décadas las organizaciones agrarias han controlado de facto la gestión del agua, produciéndose situaciones tan subrealistas como la acaecida en la sequía del 1990-1995, en la que entraron en restricciones a la vez el abastecimiento a las poblaciones y el regadío.

Este control del agua en España por parte del sector agrario, ha contado siempre con el apoyo incondicional del Ministerio de Agricultura, con independencia del color político del gobierno, como demostró hace unos años oponiéndose al establecimiento de un canon ambiental por el uso del agua de tan sólo una milésima de € por m3, u oponiéndose de manera reiterada a que los agricultores pagaran por el agua un precio que al menos reflejara sus costes de obtención y ambientales, y que contribuiría a racionalizar su uso, y frenase el derroche.

En los últimos 15 años, tanto los diferentes gobiernos como el conjunto de la sociedad estaban consiguiendo poco a poco librar la gestión del agua de ese control por parte del sector agrario, ganando más peso su función ambiental y para abastecimiento a la población.

Sin embargo, Ecologistas en Acción considera que el traspaso de su gestión al Ministerio de Agricultura, va a suponer un retroceso brutal en la gestión del agua, volviendo a la situación imperante en los años setenta, antes de que se aprobara la actual Ley de Aguas. Aspectos como el mantenimiento e incluso el reconocimiento de los caudales ambientales, la necesidad de que los ríos sigan desembocando en el mar, lo cual se cuestiona seriamente desde el sector agrario, van a verse muy seriamente comprometidos. De hecho, es previsible que los ecosistemas fluviales sufran en esta legislatura una intensa degradación ambiental.
Es muy posible que se vuelva a reclamar la construcción de grandes trasvases y embalses, de muy gran impacto ambiental y social, y que afortunadamente el sentido común de la mayoría de la sociedad ya había descartado.

No solo el Medio Ambiente va a verse seriamente afectado, sino también el conjunto de los usuarios. En este sentido, Ecologistas en Acción considera que el incremento del consumo, unido a la reducción de los recursos hídricos que se está produciendo a causa del cambio climático, y sobre todo la voracidad del sector agrario y del Ministerio de Agricultura en lo que al consumo de agua se refiere, va a conllevar necesariamente frecuentes restricciones para el abastecimiento a poblaciones en una buena parte del país, incluso fuera de los periodos de sequía.

Ecologistas en Acción responsabiliza al Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero de lo que va a constituir sin duda alguna un importante retroceso en la gestión del agua en España. El cese de la ministra Narbona, la cesión de la gestión del agua a un ministerio productivista como es el de Agricultura, y el recientemente aprobado trasvase de agua del Ebro a Barcelona, apuntan a la vuelta a la política hidráulica imperante en los años sesenta ysetenta, basada en la construcción de grandes obras hidráulicas de gran impacto ambiental y social, la esquilmación masiva de los recursos hídricos, tanto superficiales como subterráneos, y la consideración de los ecosistemas fluviales como simples canalizaciones de agua y de vertido.

Por último, Ecologistas en Acción llama a la movilización social a los ayuntamientos, comunidades autónomas y todo tipo de organizaciones sociales, contra la entrega del control y la gestión de un recurso natural limitado y escaso como es el agua al Ministerio de Agricultura, que tradicionalmente se ha caracterizado por favorecer su consumo ilimitado y esquilmación, a costa de los acuíferos, ecosistemas acuáticos y de un derecho humano fundamental como es el abastecimiento a poblaciones.

COAGRET se opone a cualquier trasvase del Ebro

NOTA DE PRENSA DE COAGRET

(18/04/2008)

La gestión de la demanda y los principios de la Nueva Cultura del Agua son la solución a los problemas de agua de Barcelona y del resto del país

El anuncio por parte del Presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, y del President de la Generalitat, José Montilla, de llevar a cabo un trasvase de agua del Ebro a Barcelona, pone de manifiesto la falta de planificación hidráulica que ha llevado a la ciudad de Barcelona a una situación crítica, habiéndose permitido un desarrollo que ha superado las posibilidades reales de crecimiento sostenible que permitían los recursos de agua disponibles. Las medidas de “emergencia” que pretenden tomar los gobiernos Catalán y Español no dejan de ser reflejo de esa falta de planificación aumentando de nuevo la oferta de agua, en lugar de limitar los crecimientos insostenibles de la demanda de agua, política ésta de gestión defendida por ambos Gobiernos en el 2004 cuando acordaron renunciar al agua del Ebro para Barcelona. Los ahora llamados excedentes de agua son caudales que mantienen el mínimo de agua exigible para el mantenimiento ecológico del río y del Delta del Ebro, como marcan la Directiva Marco del Agua y la Ley de Aguas. Todo esto parece indicar que la nueva línea a seguir del nuevo gobierno en política del agua va a tomar de nuevo los argumentos de aumento de la oferta que no hacen sino aumentar los problemas.

Por todos estos motivos, desde la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) queremos mostrar nuestra firme oposición a este nuevo trasvase del Ebro y denunciar que atrás quedan las directrices de la Directiva Marco del Agua en las que se fomenta la gestión de la demanda, la recuperación de costes y el mantenimiento de los caudales ecológicos de los ríos. La desaparición del Ministerio de Medio Ambiente y su integración con el de Agricultura, indica que el nuevo Gobierno va a llevar a cabo una gestión en la que el despilfarro, el desarrollo urbanístico insaciable y el aumento de regadíos insostenibles van a ser la tónica.

En el año en el que se celebra en Zaragoza la Exposición Internacional con el lema "Agua y desarrollo sostenible", España va a mostrar al mundo que forma parte del grupo de países con la peor gestión del agua, fomentando la construcción de más grandes embalses, en ríos con los índices de regulación más altos del mundo, para satisfacer demandas de regadíos insostenibles, y construyendo trasvases, sin respetar los mínimos ambientales exigibles. Todo para intentar paliar los problemas de gestión y de modelo de desarrollo cuya insostenibilidad se hace más evidente cada día que pasa.

Continuar leyendo «COAGRET se opone a cualquier trasvase del Ebro»

Los árboles muertos de Mularroya

Pasear por Mularroya en la primavera de 2008 es recorrer un paraje herido por la sinrazón. Los árboles que enmarcaban el latido del río Grío han sido talados y yacen muertos, víctimas de una guerra desigual, ya clásica en todos los lugares donde el botín es el agua y las reglas del juego han sido escritas por los de siempre que, en este caso y para mayor ensañamiento contra los defensores del territorio, están suscritas por todos los partidos políticos, curioso modo de estar de acuerdo todo el mundo –todo el mundo con poder de decisión- en esto del agua.
 
Esos montones de madera, esas cruces de un calvario creciente, son la voz anulada de quienes se ven totalmente desprotegidos -en el mejor de los casos reducidos a un mal menor, a algo inevitable- en una comarca que, en vez de apostar por un pantano de difícil ejecución y con riesgo para la población, bien podría desarrollarse con el beneficio de un pulmón verde como es el paraje de Mularroya. Continuar leyendo «Los árboles muertos de Mularroya»