Suspenso ambiental para dos proyectos hidroeléctricos

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(15/11/2007)

Los planes de Yanel e Izas son incompatibles con la protección del medio.

Los proyectos para promover la minicentral hidroeléctrica de Izas (Canfranc) y la de Yanel (Panticosa) han recibido un suspenso ambiental, por lo que –a falta de la resolución final del órgano competente, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE)– parece que se quedarán por el camino.

Su impacto sobre el territorio no es admisible, bien porque afectan a espacios con diversos grados de protección o bien porque plantean un caudal ecológico insuficiente en los cauces sobre los que se asentarían. Así consta en la declaración de impacto ambiental de los proyectos, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado y que resulta negativa en ambos casos.

El proyecto para construir la minicentral hidroeléctrica de Izas está promovido por Hidrofam, SA, y se localizaría en los municipios de Canfranc y Aísa. Pretendía el aprovechamiento hidroeléctrico con una potencia máxima de 6.500 kilowatios en los ríos Aragón y Canal Roya, barranco de Chiniprés y río Izas. La secretaría general para la Prevención de la Contaminación y del Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente indica, en la declaración de impacto ambiental, que el caudal ecológico propuesto en el proyecto "no es admisible".

Además, considera que puede haber "potenciales impactos adversos significativos" en la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) Los Valles, en el hábitat prioritario de Bosques de laderas, desprendimientos o barrancos del Tilio-Acerion y para diversas especies animales en peligro de extinción (como el quebrantahuesos) o de interés especial (como el desmán de los pirineos). Igualmente, advierte de que se afectaría la pesca en aguas clasificadas "de alta montaña" y de que el proyecto sería "incompatible con los objetivos de conservación del Plan de ordenación de los recursos naturales del Anayet-Partacua".

Respecto al proyecto de minicentral hidroeléctrica de Yanel, que lo promueve Hidrosca, SA, se construiría en el municipio de Panticosa, utilizando agua del río Bolática y de los barrancos de Faceras, Travenosa y Yanel, tributarios del río Gállego por la margen izquierda.

En este caso, la declaración de impacto ambiental considera también que habría potenciales impactos adversos significativos en una ZEPA, en dos LIC (Lugar de Interés Comunitario) y sobre varias especies animales con distintos tipos de protección, como la rana pirenaica, el quebrantahuesos o la nutria. También afectaría a la dinámica del río Bolática y resultaría incompatible con los objetivos del Plan de Recuperación del Quebrantahuesos.