La presa más peligrosa del mundo

Un fallo catastrófico en la mayor de las presas en Iraq provocaría una ola de 20 de metros de altura que se precipitaría sobre el valle del río Tigris y podría acabar con las vidas de hasta 500.000 personas, advirtieron el pasado miércoles varios ingenieros estadounidenses.
La presa, que se encuentra cerca de Mosul, al norte del país, fue construida en 1984 sobre un lecho de roca soluble y agua, hallándose en peligro de inminente colapso. “En cuanto a la potencial erosión interna de los cimientos, la presa de Mosul es la presa más peligrosa del mundo”, según un informe del cuerpo de ingenieros del ejército estadounidense. “Si se produce algún pequeño problema en la presa, puede llegar a reventar”. El colapso de la presa, de algo más de tres kilómetros de largo, daría lugar a la liberación hacia el lago de ocho mil millones de metros cúbicos de agua tras una ola gigantesca que inundaría Mosul –una ciudad río abajo con 1,7 millones de personas- hasta una altura de unos 20 metros.
“Un fallo catastrófico de la presa de Mosul podría inundar todas las tierras que forman la vega del río Tigris en su camino hasta Bagdad”, advirtieron el General David Petraeus y el Embajador estadounidense Ryan Crocker al Primer Ministro iraquí, Nuri al Maliki, en una carta con fecha 3 de mayo de este año”. “Previendo el peor de los escenarios, un fallo instantáneo de la presa de Mosul, si se llena hasta alcanzar su nivel operativo máximo, podría provocar una ola de 20 metros que inundaría la ciudad de Mosul, acarreando pérdidas importantes en vidas y propiedades.”
El agitado debate entre los gobiernos de EEUU e Iraq por la peligrosa situación de la presa se mantuvo en secreto durante meses para evitar el pánico de la gente y llamar la atención de los insurgentes. El cuerpo de ingenieros del ejército estadounidense ha tratado de controlar su deterioro y ha emprendido actividades de reparación.
El estado de la presa, y la opinión de los expertos de que estaba al borde del colapso, fue revelado por vez primera en un artículo del día 8 de agosto (1).
“Podría suceder en cualquier momento”, dijo a este periódico un antiguo trabajador de mantenimiento de la presa, que conocía los esfuerzos de los ingenieros estadounidenses e iraquíes para salvarla. “Las posibilidades de que ocurra un desastre son muy grandes”.
Esta historia se vio ayer confirmada (2) al publicarse un informe del Inspector Especial de EEUU para la Reconstrucción de Iraq, en el que se decía que los cimientos de la presa podrían ceder en cualquier momento. Explicaba públicamente con detalle el grado de alarma que está viviendo el cuerpo de ingenieros, que ha dado órdenes para que se traslade a zonas más altas todo el equipamiento militar estadounidense que hay situado sobre la planicie aluvial del Tigris. El principal problema es que la presa fue “construida en sitio equivocado”, según Jasro Goran, el gobernador adjunto de la provincia de Nínive, de la cual Mosul es capital.
En 1980 se empezó la construcción de la presa, conocida inicialmente como la Presa Saddam, completándose cuatro años más tarde cuando el lago que está por detrás empezó a llenarse.
“La presa fue construida sobre unos cimientos de marga, que es una mezcla de yeso soluble, anhidrita y piedra caliza cárstica que está disolviéndose continuamente”, dijo un especialista en la embajada de EEUU en Bagdad. “Esa disolución crea un riesgo creciente de que la presa se colapse.”
La llanura mesopotámica fue el [supuesto] lugar del diluvio bíblico donde Noé lanzó su arca para escapar del crecimiento de las aguas. Gran parte de la historia fue sacada de la leyenda sobre Gilgamesh, el antiguo héroe de Mesopotamia, que relata el cuento de una gran inundación con detalles sorprendentemente parecidos al relato del Génesis.
Durante milenios, Iraq estuvo sujeto a sufrir inundaciones cuando las nieves del invierno se fundían en las montañas de Turquía llenando los ríos Tigris y Eúfrates. En el siglo XX, las inundaciones pudieron controlarse a través de un complejo sistema de presas y diques. Pero todo eso sería incapaz de soportar las inmensas cantidades de agua que se liberarían si la presa de Mosul estalla.
El primero en hablarme del inminente desastre fue un antiguo trabajador que temía que nadie hiciera nada para impedir el desastre. “Es una bomba de relojería que no tardará en estallar”, dijo. “Todo el mundo conoce la amenaza pero tienen otras preocupaciones, en el caso de los extranjeros, todo está ahora prácticamente en manos iraquíes”. Añadió que algunas radios militares entregadas al personal estadounidense llevaban botones de alarma para presionarlos cuando la presa empezara a ceder.
Los defectos de la presa se hicieron pronto patentes una vez construida; desde finales de la década de 1980, el principal método utilizado para fortalecer los cimientos fue bombearles cemento líquido o en forma de lechada. Desde mayo de este año se ha hecho bajar el nivel del agua en el pantano que hay detrás de la presa, bajo el asesoramiento de un comité internacional de expertos designado por el Ministerio iraquí de Recursos Acuíferos, que es ahora el responsable del proyecto.
Latif Rashid, el ministro encargado, continúa creyendo que puede evitarse el desastre. Pero, si la prensa se rompe, no habrá nada que pueda parar una pared de agua de 20 metros cayendo sobre cientos de miles de personas entre Mosul y Bagdad.
Patrick Cockburn es autor de “The Occupation: War, resistance and daily life in Iraq”, libro que fue finalista en los Premios Book Critics’ Circle , concedidos al mejor libro de no ficción de 2006.
N. de la T.:
(1) Véase artículo referido en CounterPunch:
http://www.counterpunch.org/patrick08112007.html
(2) 31 de octubre pasado.
Enlace con texto original en inglés:
http://www.counterpunch.org/patrick11012007.html

El Pabellón de Iniciativas Ciudadanas de la Expo pide a las instituciones que cierren «la brecha»

ARAGÓN DIGITAL

(30/10/2007)

El Pabellón de Iniciativas Ciudadanas de la Expo pide a las instituciones que cierren "la brecha" con los ecologistas

Los responsables del Pabellón de Iniciativas Ciudadanas de la Expo han pedido a las instituciones que se esfuercen "para que no haya una brecha entre organizaciones ambientales y actuaciones", ha explicado el director del pabellón, Víctor Viñuales. La petición ya fue realizada por escrito al Ayuntamiento, la CHE y la Expo el 3 de octubre.

El pasado 3 de octubre, la Comisión Permanente del Pabellón de Iniciativas Ciudadanas de la Expo, mandó una carta al alcalde de Zaragoza, al presidente de la sociedad Expoagua y al presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro en la que mostraban a estas instituciones “su preocupación por los últimos acontecimientos vividos en Zaragoza acerca del proyecto de dragado en el río Ebro”. Casi un mes más tarde, el director del pabellón, Víctor Viñuales, ha vuelto a recordar que las instituciones y la Expo “deben hacer un esfuerzo para que no haya una brecha entre organizaciones ambientales y las actuaciones en el río”.

Para Viñuales, esta medida es obligatoria porque la Expo “va a ser un espejo donde se va a mirar el mundo”. Unos conflictos que ya han hecho mella en la organización de este pabellón que ha sido abandonado por dos de las asociaciones más beligerantes con la política de actuaciones en el Puente de Piedra como son ANSAR y Ebro Vivo.

En el comunicado remitido al Ayuntamiento, la Expo y la CHE, al que ha tenido acceso Aragón Press, se dice que a pesar de unas primeras conversaciones “las obras del dragado sigan, aparentemente, en marcha, en contra de lo acordado. Creemos que sería necesario clarificar esta situación y poner a disposición de las organizaciones implicadas y de la ciudadanía en su conjunto, toda la información al respecto”, indican.

Ya entonces los responsables de “El Faro” añadían que “dado que una entidad ha manifestado su intención de abandonar el Pabellón de Iniciativas Ciudadanas de la Expo, en el que tanto trabajo e ilusión hemos invertido, nos vemos obligados a abrir un periodo de reflexión para poder testar la opinión de cada una de las organizaciones que forman parte del pabellón respecto a este asunto”.

A pesar de esto, desde el pabellón se han mostrado siempre “muy satisfechos del proceso que estamos desarrollando y del clima de colaboración y entendimiento que se ha creado entre nuestras entidades, por eso nos duele especialmente esta situación”.

Contradicciones en el ciclo del agua

EL PERIÓDICO

La aprobación por el Parlament de un caudal ambiental para el Ebro es positiva, pero va a ser inviable

A principios de octubre, el Parlament de Catalunya aprobó una resolución en la que propuso que el caudal ambiental del río Ebro se mantuviera en el futuro en una horquilla entre 7.000 y 12.000 Hm3/año. Esto implica una cantidad que supone entre el 30% y el 60% de la aportación media anual del río. Además, no se trata de dejar en el río un caudal fijo, sino de aplicar un régimen de avenidas y de mínimos prefijado en función del año hidro- lógico (con máximos de, por lo menos, 2.000 m3/seg). Esto ocurre cuatro años después de que un grupo de investigadores debatiéramos en Bruselas, frente a la Comisión Europea y contra el Gobierno de España (sin ningún apoyo del entonces Gobierno catalán) el mismo tema y defendiendo una cifra similar. Desde luego, nos alegramos de esta decisión del Parlament, sobre todo por las gentes del bajo Ebro que con sus acciones paralizaron el Plan Hidrológico Nacional y el trasvase del Ebro, y que estuvieron presentes en el momento histórico en que se aprobaba la moción.

ESTE HECHO no esconde algunas contradicciones que van a hacer imposible la garantía de este caudal. Es decir, que auguramos para el futuro que la decisión del Parlament se va a tornar inviable. Y ello, en gran parte, por las decisiones del propio Gobierno y del Parlament catalán. Sobre el bajo Ebro están pendientes diversas espadas de Damocles que harán de esta decisión solemne probablemente un papel mojado (y ojalá nos equivoquemos).
En primer lugar están los nuevos regadíos del Ebro. Este verano el presidente de la Generalitat sobrevolaba con un helicóptero, y luego inauguraba, la primera fase del Canal Segarra-Garrigues. Este canal una vez terminado derivará (junto al de Urgell) 700 Hm3 de agua del río al año, una buena parte de la cual ahora llega al delta del Ebro. Finalizado el canal, llegará menos agua y de menor calidad al tramo bajo del río. Parece claro que el Departamento de Agricultura no está de acuerdo con lo que el Parlament decide, ya que parece que lo único que interesa es regar sin tener en cuenta los aspectos ambientales.
Debe de pensar que el agua llegará de otros ríos (¿los aragoneses?), y que la del Segre no es imprescindible. Pero los aragoneses se han apresurado a introducir en su Estatuto una cláusula de reserva de hasta 6.000 Hm3 para su uso, lo que implica que gran parte del agua no llegará al delta. Mientras tanto, los navarros están completando el canal de Navarra para regar unos cuantos miles de hectáreas más. Al mismo tiempo, el Gobierno de España ha autorizado una transferencia de aguas desde la cabecera del Ebro a Cantabria. ¿Alguien se cree seriamente que, con todas estas acciones, es posible garantizar un caudal ambiental suficiente al Ebro para cumplir lo que demanda la directiva marco del agua, es decir, preservar el estado ecológico del río en buenas condiciones?
Además, la Conselleria d'Agricultura de la Generalitat está desarrollando otro canal, el Xerta-Sénia, para regar 12.000 Ha en la parte baja del Ebro, en gran parte de naranjos. Pero en el bajo Ebro algunos agricultores están arrancando los naranjos porque es más caro recoger las naranjas que dejarlas pudrir en los árboles. Y el canal Xerta-Sénia es la antesala del trasvase de agua del Ebro a Valencia. Si el canal está construido y no sirve para regar, ¿por qué no vamos a llevar el agua a las urbanizaciones y campos de golf de la Comunidad Valenciana? Los valencianos ya han introducido una cláusula en su Estatuto sobre su derecho a las aguas sobrantes de los ríos "excedentes" españoles, y ello ha desatado lo que se llama la "guerra del agua", que está sobre la mesa del atribulado Tribunal Constitucional.

TODOS ESTOS cálculos (parecería que el Ebro es un pastel inacabable que da para todo) se han hecho, además, sin tener en cuenta que, con el cambio climático, probablemente ni siquiera los riegos del Canal d'Urgell serán sostenibles. Por la tozudez de un ministro socialista oriundo de las tierras leridanas, se construyó en el pasado el embalse de Rialp. Un gran embalse que nunca se ha llenado, porque los caudales del Segre han ido disminuyendo en los últimos años (cerca de un 10%) y todavía lo harán mas. El cambio climático ni siquiera ha sido tenido en cuenta en los números que Agricultura ha considerado. Sería interesante conocer la opinión del premio Nobel Al Gore sobre este tema: ¿incredulidad?
En síntesis, que agua para el bajo Ebro habrá muy poca y estará llena de contaminantes provenientes de todos los destilados de los campos agrícolas (pesticidas, abonos) y de las ciudades. A pesar de la depuración, el agua del Ebro sigue llena de muchos contaminantes, lo que ahora se llaman "microcontaminantes", que incluyen, entre otras cosas, los fármacos que nos tomamos (antidepresivos, por ejemplo), que no son descompuestos en las depuradoras actuales.
Parece que el cambio climático solo sirve para hacer discursos de buenas intenciones, pero no hemos comprendido realmente lo que significa, y en gestión de agua supone menos recursos y peor calidad. ¿Alguien ha pensado en incluir en los Estatutos el cambio climático? En resumen, un aplauso para el Parlament de Catalunya por su decisión, pero dudamos que sirva para algo.

NARCÍS Prat
Catedrático de Ecología de la Universitat de Barcelona

Comunicado: agua y pobreza

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y ENGINYERÍA SENSE FRONTERES RECUERDAN LA NECESIDAD DE GARANTIZAR EL DERECHO HUMANO AL AGUA EN EL DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA

El mes de octubre ha sido designado internacionalmente como Octubre Azul, con el fin de defender el acceso equitativo de todas las personas al agua, y cuestionar el control empresarial de este bien.

Ecologistas en Acción, conjuntamente con otras organizaciones civiles, sociales y ambientalistas del Estado español, recuerdan la existencia de más de 1200 millones de personas alrededor del mundo sin acceso a agua de calidad, mientras que más de 2400 millones carecen de saneamiento adecuado. Estas cifras pueden verse acrecentadas por los efectos del cambio climático si no se actúa de inmediato.

Las relaciones entre pobreza y la ausencia de acceso a agua potable y saneamiento son claras: enfermedades: más de 2 millones de muertes infantiles cada año, desnutrición crónica, o millones de jóvenes y mujeres empleando cada día varias horas para recolectar agua para las necesidades básicas. Al borde de una crisis global del agua, corporaciones privadas o públicas, buscan convertir el agua en una mercancía, cuya prioridad en la gestión es el incremento de las ganancias económicas, atropellando los derechos de las personas. Las denuncias en este sentido han sido difundidas desde México, Argentina o Colombia.

Instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, condicionan sus ayudas para el sector de agua y saneamiento, a la participación del sector privado, promoviendo un modelo que prioriza la mercantilización y privatización del recurso, en lugar de garantizar el derecho humano al agua. En este sentido, Ecologistas en Acción y el resto de entidades ciudadanas celebran el anuncio del Ministerio de Medio Ambiente español de incluir el "acceso universal al agua potable"en el Borrador de la nueva Ley de Aguas, y esperan que, a pesar de la reciente retirada del Borrador por el mismo Ministerio, se incluya el artículo lo antes posible a través de la modificación de la Ley vigente..

Un movimiento internacional creciente está cuestionando el control corporativo del agua y reivindicando el derecho inalienable a este recurso, a través de una gestión que promueva la participación social, que sea integrada y sostenible, contribuyendo a la conservación de los ecosistemas ligados al agua.

El mes de octubre ha sido designado internacionalmente como el mes para cuestionar el control empresarial del agua y para defender el acceso equitativo al agua de todas las personas. Octubre Azul coincide con el tercer aniversario del plebiscito Uruguayo. El 31 de Octubre de 2004, se votó por la reforma en la constitución uruguaya donde se reconoce el agua como un derecho fundamental, garantizando agua potable y saneamiento para la ciudadanía uruguaya, y prohibiendo el control sobre el agua por parte de empresas comerciales. Octubre Azul celebra el histórico triunfo uruguayo cuestionando la privatización del agua mediante actividades diversas en lugares como India, Indonesia, Nigeria, Mali, El Salvador, Bolivia, Noruega, Italia y muchos otros.

De ríos libres, presas y presos

Tras las elecciones de 2004 el nuevo gobierno socialista rectificó parcialmente la fracasada política hidrológica basada en la construcción de grandes embalses y el trasvase de aguas. El Gobierno de España derogó los trasvases, cambió la ley del Plan Hidrológico Nacional y se comprometió a dialogar sobre el tema con los afectados. Desgraciadamente, poco o nada de este nuevo talante se ha dejado sentir en Navarra, donde la Administración del Estado, representada por la CHE, y el Ejecutivo de UPN siguen empeñados en culminar el binomio Itoiz-Canal de Navarra, paradigma de desarrollo insostenible y gestión ineficaz de recursos públicos.   Ni siquiera la amenaza de riesgos catastróficos ha hecho entrar en razón a los responsables políticos de la obra. Desde que comenzó el llenado del embalse, en enero de 2004, se han producido más de 1.300 movimientos sísmicos en la zona, y ya resulta innegable que estamos ante un caso de sismicidad inducida. Durante los últimos meses también han salido a la luz los graves problemas geológicos en las obras de recrecimiento de Yesa, y la incertidumbre ha llevado a ciudadanos de la Comarca de Sangüesa a asociarse para oponerse a la obra, como anteriormente hicieran los vecinos amenazados por Itoiz.
El verano de 2007 ha concluido con otra mala noticia: la detención y encarcelamiento de Julio Villanueva, uno de los ochos miembros del colectivo Solidari@s con Itoiz que en abril de 1996 cortó los cables que transportaban el hormigón para la construcción de la presa. Villanueva, que se encontraba en situación de búsqueda y captura tras ser condenado a 4 años y 10 meses de prisión, no es el primer activista encarcelado por esta causa. Iñaki García Koch e Ibai Ederra ya cumplieron condena por el corte de cables, pese a tratarse de una acción directa, pública y no violenta, enraizada en la cultura de la desobediencia civil.  La persecución judicial, policial o de ciertas administraciones públicas contra activistas medioambientales no es algo excepcional. Al contrario, ha sido una constante desde que el ecologismo existe como movimiento social y contrasta con la impunidad con la que a menudo actúan los infractores ambientales. En el caso de Itoiz la persecución judicial y los intentos de criminalización del movimiento opositor al pantano han sido especialmente graves. Cabe recordar que ya en el año 1996 un portavoz de la Coordinadora de Itoiz y otro miembro de Solidari@s con Itoiz fueron condenados a pena de prisión tras ser falsamente acusados de “atentado a la autoridad”.

Continuar leyendo «De ríos libres, presas y presos»

Caida alarmante de los recursos hídricos españoles

Ecologistas en Acción subraya la dramática importancia de los datos manejados por el Ministerio de Medio Ambiente, y en los que se da cuenta de que las aportaciones a los cauces se han reducido entre 1996 y 2005 en un 15%, con respecto a los valores medios obtenidos en el periodo 1940-1995. Todo lo cual obliga a una profundización en las políticas medioambientales que abogan de manera nítida por un desarrollo más equilibrado.
La reducción de las aportaciones a los cauces se ha producido de manera desigual, tanto por cuencas, como incluso dentro de la misma cuenca. No obstante, todas han visto mermados de manera importante sus recursos. La reducción ha sido especialmente importante en la cuenca del Segura, próxima al 40%, y también en las del Guadiana, especialmente en su cabecera, Ebro y Cuencas Internas de Cataluña, que han perdido en tan sólo 10 años del orden de una quinta parte de sus recursos.
Todo apunta a un cúmulo de motivos, entre los que se encuentra la cada vez mayor sobreexplotación de los acuíferos, que retrae agua de los cauces, y sobre todo el cambio climático, manifestado mayormente por la subida de las temperaturas que, a su vez, incrementa la evaporación. Lo cierto es que actualmente se dispone de casi un 15 % menos de agua en nuestros cauces que hace unos pocos años, habiéndose producido una reducción mucho mayor que la prevista en las previsiones más pesimistas que se hacían a finales de los noventa, y que fueron calificadas entonces de alarmistas por diferentes sectores.
Por otra parte, y a pesar de estas reducciones, el consumo de agua sigue incrementándose. El regadío sigue creciendo de manera importante en las cuencas del Ebro, con cultivos altamente consumidores, y en la del Guadalquivir, como consecuencia mayormente de la puesta en riego de decenas de miles de hectáreas de olivar y viñedo. También continúa creciendo en las cuencas del Duero, Tajo, Guadiana e incluso Júcar, en estas dos últimas cuencas debido también mayormente a la puesta en regadío de los viñedos.
En lo que al consumo para abastecimiento urbano se refiere, éste se ha incrementado de manera notable en todas las cuencas, siendo especialmente importante en las mediterráneas. Además, en esas cuencas el crecimiento urbano se caracteriza por ser de carácter turístico, con abundancia de piscinas, jardines y campos de golf, con un retorno muy inferior (menos del 50%), al del abastecimiento urbano convencional (80%), lo que incrementa notablemente su incidencia sobre el volumen final de recursos hídricos disponibles.
La continua reducción de los recursos y el incremento del consumo que simultáneamente se está produciendo, conducen necesariamente a una situación de completa insostenibilidad y colapso ambiental, por lo que deberían adoptarse las medidas necesarias para corregir esa situación y adaptar nuestro medio social y económico a esa reducción de las aportaciones hídricas a los cauces.
Por ello, Ecologistas en Acción exige al Ministerio de Medio Ambiente que, en los nuevos planes hidrológicos, que actualmente se encuentran en elaboración, contemple no solo las nuevas aportaciones existentes, sino también la reducción de las mismas que, previsiblemente, va a producirse en los próximos años, según manifiesta la actual tendencia, y que deje de enmascarar esas reducciones en los recursos, tal y como está haciendo ahora.
Ecologistas en Acción considera que la única solución al problema pasa por la adopción de todas las medidas necesarias para recuperar el equilibrio hídrico perdido en cada cuenca y subcuenca. En concreto, mediante el incremento de la eficiencia en la utilización del agua allí donde se pueda, y reduciendo las demandas de aquellas actividades productivas más consumidoras. Para ello, se considera necesario frenar totalmente el desarrollo de nuevos regadíos, así como proceder a la progresiva eliminación de una parte del regadío existente, del orden de varios cientos de miles de hectáreas. Asimismo, debería suspenderse de inmediato, salvo para abastecimiento urbano y cuando no haya otra alternativa, la extracción de agua de aquellos acuíferos que soporten algún nivel de sobreexplotación.
También sería necesario establecer medidas restrictivas sobre el incremento del consumo en el sector turístico en la costa mediterránea, frenando el gran desarrollo inmobiliario que se está produciendo, gran consumidor y destructor de los recursos naturales, entre los que se encuentra el agua.

COAGRET-Pt: denúncia de intimidação a activistas da causa ecológica

COMUNICADO DE IMPRENSA

(17/10/2007)

A COAGRET-Portugal (Secção Portuguesa da Coordenadora dos Afectados pelas Grandes Barragens e Transvases) esteve representada na apresentação do "Plano Nacional de Barragens com elevado potêncial hidroeléctrico", que decorreu no Museu da Água (Lisboa) no passado dia 4/10/2007.

No fim da sessão, depois de falarmos com os jornalistas (ver noticiários desse dia na TVI, RTP e SIC), saindo já os portões do Museu, fomos abordados por dois agentes da PSP à paisana — agente principal Jorge Dias e agente Pedro Chorão — que vieram a correr na nossa direcção para proceder à nossa identificação… com que fundamento, não nos foi explicado, apesar de insistentes pedidos.

Consideramos tal uma atitude intimidatória, inserida num quadro geral de instrumentalização política das forças de segurança, com activistas em geral e não "apenas" com sindicalistas de tendência partidária reconhecida.

Para denuciar tal situação e apresentar queixas formais, irá a COAGRET-Pt , com o apoio de outras ONGAs, realizar um périplo por 4 instituições, amanhã de manhã, que iniciará no SIS às 9h30, passará pelo Ministério da Administração Interna, seguindo à Provedoria de Justiça e terminará às 12h00 no Parlamento.

Todas as deslocações serão feitas de transportes públicos (afinal há que manter a coerência…;-).

Casi un millar de personas se concentra contra las obras

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(07/10/2007)

La iniciativa ciudadana ha conseguido reunir por el momento 900 firmas

Casi un millar de personas acudieron ayer a una concentración en las Arcadas del Ayuntamiento de Sangüesa para reiterar su oposición al recrecimiento del embalse de Yesa. Hasta ahora, las firmas recogidas por la iniciativa Yesa+No, Vida+Sí, organizadora del acto y cuya presentación tuvo lugar el pasado 7 de septiembre en Sangüesa, ascienden a 900.

Bajo el lema: Yesa no, por seguridad, la iniciativa ciudadana pretende conseguir el objetivo de paralizar la nueva presa, "por prudencia y por sentido común", según expresa el colectivo en un comunicado, temor que tiene su fundamento en los informes técnicos emitidos por autoridades en la materia.

Continuar leyendo «Casi un millar de personas se concentra contra las obras»

La tierra es sagrada; la economía de mercado, no

Tras pasar el mes de septiembre en Canadá, me reincorporo de nuevo al trabajo y a los temas de nuestro país. Ha sido una experiencia estupenda, por lo bello que es el país y sobre todo por la gente que he tenido la suerte de conocer. He estado principalmente en Manitoba y Ontario, provincias del centro de Canadá.

En Manitoba he participado en reuniones con gente que está trabajando para impedir que el Gobierno construya una serie de presas en el norte de la provincia, y arrase con ellas lo que queda de algunos territorios y reservas indias. Se sienten solos y aislados, pues las campañas de propaganda del gobierno son muy fuertes y se acusa a las comunidades indígenas de estar oponiéndose al progreso y a una fuente de electricidad “limpia”. Las presas son para vender electricidad a EEUU, con unas tarifas que son de las más bajas del mundo, y que no tienen en absoluto en cuenta los costes sociales y ambientales del proyecto.

Estas nuevas presas se añaden a las ya construidas en los años 70. En esa época se hizo un trasvase de más del 75% del agua del río Churchill hasta el río Nelson, para concentrar caudales y producir más electricidad, los dos ríos (que desembocan en la Bahía de Hudson), y el lago Winnipeg, uno de los más grandes del mundo, se convirtieron en tuberías de hormigón, y almacenes de agua, llenos de presas y conectados de forma artificial entre sí, con sus sistemas y funcionamiento naturales totalmente alterados. El sistema de presas y trasvases se hizo contra la voluntad de los nativos dueños de los territorios y reservas anegados por las aguas. No se hicieron estudios ambientales, ya que Manitoba Hydro, la empresa estatal encargada de las obras y de producir electricidad, dijo que “No tenemos tiempo para esperar hasta que los estudios estén completados. Nuestro trabajo es producir electricidad”. Las consecuencias ambientales han sido desastrosas, ya que el régimen natural de las aguas ha sido cambiado según las variaciones en la demanda eléctrica. Los ecosistemas riparios han sido destruidos, los lagos y ríos se desecan o se llenan hasta inundar sus márgenes, al antojo de la compañía. Como consecuencia de lo anterior, los márgenes de los ríos se erosionan y caen dentro de los lagos, islas enteras desaparecen. Los nativos han visto como los restos de sus antepasados emergen entre el barro, tras la erosión de los sitios de enterramiento, que ellos consideran sagrados. La magnitud de la erosión provoca que multitud de árboles caigan en las aguas, y medio sumergidos, provocan numerosos accidentes para los que navegan en botes. En estos accidentes ha muerto gente, pero el presidente de Manitoba Hydro dijo que “este es el coste de hacer negocios”. La economía tradicional nativa, basada en la caza y la pesca, ha sido arrasada por las obras y las presas, contribuyendo al alto desempleo, pobreza, decadencia cultural y ruptura social. Antes de hacer las presas el 80 % de la población nativa vivía de la caza y la pesca. Ahora, el 80 % de la población está desempleada, y el índice de alcoholismo y suicidios es altísimo.

En la actualidad, Manitoba Hydro y el Gobierno planean construir una serie de nuevas presas (hasta 15) en el sistema de los ríos Churchill y Nelson, para producir más electricidad y poder exportarla al país vecino. Pero obviamente, las cosas no son como en los años 70, y las tácticas han cambiado. Para evitar la frontal oposición de las comunidades nativas, se les propone participar ahora como dueños de hasta el 33% de la propiedad de la presa de Wuskwatin, y compartir los beneficios. Para ello deberán aportar a Manitoba Hydro 84 millones de dolares, que la compañía les “presta”. De esa manera, comunidades muy pobres se van a endeudar hasta las cejas durante décadas, y van a ver de nuevo sus tierras inundadas y arrasadas. Esto ha dividido a las comunidades nativas. Unos quieren el dinero, y otros no. Los que se oponen dicen que el gobierno ya les engañó con los Tratados del siglo pasado, por los que se constituyeron las reservas indias. También les engañó con los acuerdos que se firmaron en los años 70, tras la construcción de la primera tanda de presas. Las compensaciones prometidas nunca han llegado y los perjuicios han sido mucho mayores de lo que se anunció. No tienen ningún motivo para creer que ahora vayan a cumplir nuevos tratados, contratos y promesas, y en todo caso ¿tienen precio los ríos, lagos y tierras que ellos consideran sagrados?.

Los Pimicikamak, una de las comunidades nativas más afectadas, han dicho que ya está bien de que los engañen y destruyan sus tierras y medios de vida en nombre de un progreso y un interés general basado en su sufrimiento. El mensaje de los Pimicikamak es que la tierra es sagrada, pero la economía de mercado, no.

De esta manera, con la ayuda de otros grupos, han iniciado una campaña para informar a los consumidores de electricidad en Manitoba y EEUU sobre las violaciones de derechos humanos y devastación ambiental causada por el mega-proyecto hidroeléctrico. Lo tienen difícil, porque las contracampañas informativas del Gobierno son abrumadoras, y el problema apenas se conoce, ni dentro ni fuera del país.

Les estuve contando lo que había pasado también en España en los últimos 50 años, les hablé de las presas construidas, de los pueblos inundados, del trasvase del Tajo, que también se lleva el 75% del agua de uno de los mayores ríos de España porque económicamente rinde más en otra zona del país, les hablé del proyecto de trasvase del Ebro, de cómo grupos de personas afectadas, con el apoyo de la universidad, se agruparon para decir “basta”, les expliqué lo que es la FNCA…. Ellos preguntaban, “entonces ¿lo que nos está pasando a nosotros está pasando también en España?”.

Se mostraron muy interesados en estar en contacto con grupos de afectados en España, y en intercambiar experiencias e información. Obviamente, los países son distintos, pero las raíces del problema, del modelo de desarrollo y progreso que tenemos, que arrasa todo en nombre del beneficio económico y del bien común, son bastante parecidos.

Han hecho un documental, que se llama “Green Green Water” y que explica el viaje de una consumidora de electricidad de EEUU hasta el norte de la Bahía de Hudson, para conocer de cerca los costes reales, ambientales, sociales y personales, de la electricidad que consume. Aunque el gobierno de Canadá, defiende que es electricidad “limpia” y que según el protocolo de Kyoto debería compensársele por producirla, lo cierto es que sus costes e impactos reales hacen que no pueda considerarse así, y en todo caso una parte importante de bosque boreal canadiense (“el pulmón del Norte del planeta”) se ve seriamente afectada por los proyectos hidroeléctricos. Se puede ver un resumen del documental “Green Green Water” y más información sobre el tema, en esta página web www.greengreenwater.com

Como comenta Leandro, en temas de agua, los frentes abiertos son muchos, y en España lo sabemos sobradamente. Sin embargo creo que el estar en contacto unos con otros, e incluso con afectados de otros países, permite que veamos como casi con precisión matemática, determinados factores siempre se repiten, aunque las zonas, los gobiernos y las gentes varíen. Y sobre todo, permite que nos apoyemos unos a otros, y fundamentalmente, que sepamos. El desconocimiento, la desinformación, la manipulación y el “no pasa nada”, son las principales armas que se utilizan para sumir en el ostracismo y la impotencia a quien se atreve a decir que este modelo de progreso, y el precio a pagar por él, no sirve.

Me comprometí con la gente de allí a explicar su problema en España. Para ellos, el que esto se conozca dentro y fuera de su país, es un paso muy importante, y da sentido al esfuerzo que están haciendo.

María Soledad

Concentración contra la nueva presa de Yesa

DIARIO DE NOTICIAS
(06/10/2007)

• El acto tendrá lugar hoy a las 19 horas en Sangüesa
• La Iniciativa Ciudadana contra el recrecimiento del pantano recogerá también firmas entre los asistentes

Pamplona. La Iniciativa Ciudadana Contra el Recrecimiento de Yesa ha organizado para hoy, a las 19 horas, una concentración en las Arcadas del Ayuntamiento de Sangüesa para reiterar su oposición al recrecimiento del embalse y continuar con la recogida de firmas. Mediante el acto, quieren que todos los ciudadanos interesados puedan expresar su oposición al proyecto que consideran «innecesario y peligroso».

En la concentración, que se desarrollará entre la reivindicación y la fiesta, se dará lectura a un comunicado y en ella participarán diferentes grupos que pondrán en escena un paloteado de Aragón, danzas de Sangüesa y de la comarca con Rocamador Dantza Taldea y percusión africana.

Hasta ahora, las firmas recogidas por la iniciativa Yesa+No, Vida+Sí, cuya presentación tuvo lugar el pasado 7 de septiembre en Sangüesa, ascienden a 600. Bajo el lema: Yesa No, Por Seguridad, la Iniciativa Ciudadana pretende conseguir su objetivo de paralizar la nueva presa, «por prudencia y por sentido común», según expresa el colectivo en su comunicado, temor que tiene su fundamento en los informes técnicos emitidos por autoridades en la materia como lo son: René Petit, constructor de la presa actual y el conocido geólogo Antonio Casas.

Además de las dificultades técnicas que tiene cualquier recrecimiento, el colectivo plantea otras alternativas a la nueva presa de menor repercusión. En este sentido, el comunicado señala que: «No se puede permitir que continúen adelante estas obras y que se siga despilfarrando dinero público, cuando existen alternativas más sostenibles que son económicamente más rentables y socialmente me nos perjudiciales como: la construcción de pequeños embalses, modernización de los sistemas de riego, para regar más hectáreas con la misma agua; la revisión periódica de las redes de distribución del agua y el abastecimiento de agua de boca de calidad para la ciudad de Zaragoza, a través del embalse de la Loteta, ya construido».

La concentración contará con el apoyo manifiesto de Ecologistas en Acción de Navarra que ha invitado a la ciudadanía a tomar parte en la misma, así como a colaborar en todas las movilizaciones que desarrolle la recién creada Iniciativa Contra el Recrecimiento de Yesa. Con su respaldo, esta asociación quiere expresar la oposición al proyecto, que también consideran innecesario y los peligros derivados del proyecto de recrecimiento «que se confirmaron con el deslizamiento de la ladera izquierda y las filtraciones del estribo derecho».

El colectivo convocante espera aumentar hoy considerablemente el número de firmas de adhesión.

IU solicita la paralización temporal

Izquierda Unida presentó el pasado miércoles 26 de septiembre una moción en el Parlamento solicitando la paralización de las obras del recrecimiento del embalse de Yesa, a la espera del resultado de los estudios geológicos licitados por el Ministerio de Medio Ambiente. Los motivos de la moción se remontan al último debate parlamentario sobre el tema, en el año 2004, en el que el grupo de IU planteó por una parte, encargar un informe de seguridad porque se había producido una grieta de consideración y por otra, reparaba en la nueva cultura del agua. En aquel momento, ya existía un informe realizado por la Universidad de Zaragoza que planteaba la recomendación de un estudio del impacto medioambiental, por los deslizamientos de la ladera izquierda. Hoy, es el propio Ministerio de Medioambiente quien ha autorizado la licitación de un proyecto de investigación geológica, que permitirá garantizar las condiciones de permeabilidad de las laderas en la fase de ejecución de las obras y favorecerá el control durante la explotación del embalse. Otro factor desencadenante de la moción ha sido la inquietud que suscita el recrecimiento en la zona.