IU pide «dinamitar» el azud de Vadorrey porque es «un capricho y un engaño»

HERALDO DE ARAGÓN

(09/08/2007)

Izquierda Unida entró ayer de lleno en la polémica por los proyectos de navegabilidad del Ebro para la Expo exhibiendo la misma oposición frontal que mantiene desde hace años. El diputado Adolfo Barrena recordó que IU, antes de que este periódico desvelara los planes para dragar el río y rebajar la solera del Puente de Piedra, fue la única formación que formuló iniciativas políticas en contra del azud de Vadorrey (hasta nueve en las Cortes), el "elemento que origina todo lo que viene después y que entonces se aseguraba que era suficiente para la navegación". En ese sentido, Barrena aseguró que "lo mejor que se puede hacer con el azud es dinamitarlo".

El diputado de IU acusó directamente a Belloch del "capricho" de construir una infraestructura "inútil y que ha tenido que ser costeada por toda la ciudadanía porque ninguna entidad privada quería hacerse cargo de ella". Además, recordó "la culpabilidad" de CHA como socio en el anterior equipo de gobierno municipal y del Gobierno autonómico "por no paralizar la obra".

Para Barrena, los últimos acontecimientos ponen de relieve que el proyecto de navegabilidad es "loco e insostenible desde el punto de vista social, ambiental y económico" porque "degrada al río y es una agresión para su flora y su fauna", supone un dispendio de dinero público "intolerable" y solo se justifica "por una mera cuestión estética, porque queda muy bonito, que nada tiene que ver con la Expo".

Demolición beneficiosa

Una vez demostrado que el azud no garantiza la navegabilidad, para IU "lo mejor es dinamitarlo" aunque esté ya medio construido. "A la ciudad le será mucho más beneficioso que mantenerlo y también más económico a medio plazo", afirmó Barrena, "porque si no se demuele tendrá que enfrentarse a los numerosos problemas que conlleva, como la expansión del mejillón cebra, y la limpieza y el mantenimiento del canal de navegación, con unos elevados costes anuales que tendrá que asumir el Ayuntamiento después de la Expo".

Ante "este auténtico engaño a los ciudadanos", Barrena señaló que los servicios jurídicos de su formación estudian "acciones judiciales" en las que está dispuesta a "solicitar responsabilidades patrimoniales de los responsables, porque ya es hora de que los políticos respondan de sus desaguisados con sus propios recursos y no con los públicos".

Barrena recordó que la primera iniciativa que presentará en las Cortes aragonesas esta legislatura será una proposición no de ley para exigir que "no se toque el río ni el Puente de Piedra". Además, anunció una batería de iniciativas en los próximos plenos municipales sobre las que espera poder "alcanzar algún consenso con quienes aseguran ahora estar en contra de esos proyectos".

El diputado izquierdista reiteró que su coalición no quiere "que se sigan manteniendo los riesgos del azud de Vadorrey en ningún caso" y que se opone "a cualquier proyecto de navegabilidad que implique tener que construir esa infraestructura perjudicial o tener que dragar el río".