Equipo Triacanthos denuncia el dragado del Ebro y la destrucción de la solera del Puente de Piedra

Ante el anuncio de dragar el Ebro y rebajar la solera del Puente de Piedra en Zaragoza capital por parte de Expoagua, la asociación ecologista Equipo Triacanthos se manifiesta contraria a esas obras porque son actos “contra natura” y contra el patrimonio, y quiere hacer las siguientes puntualizaciones:

El dragado del Ebro para hacer un canal navegable es un proyecto innecesario y una intervención en el río que supone:

1. Contravenir la Directiva Marco del Agua, que propugna la recuperación de los ríos y de la calidad de sus aguas. El dragado se sumaría a la devastación a la que Expoagua, Ayuntamiento y CHE están sometiendo a la las riberas, con la total destrucción de la vegetación natural.

2. Contravenir los principios del desarrollo sostenible, que propugna el aprovechamiento respetuoso de los recursos naturales, sin interferir en los procesos naturales. Dragar el río supone alterar su dinámica y provocar efectos imprevisibles. Además el dragado sólo tiene un efecto temporal ya que el río tenderá a rellenar la zona excavada, con lo que la agresión al río será necesario efectuarla periódicamente, con el consiguiente gasto económico.

3. La transigencia del INAGA y de la CHE con las improvisaciones y caprichos de Expoagua y el Ayuntamiento de Zaragoza.

4. El agravio comparativo con las poblaciones ribereñas. Los dragados en los ríos sólo se justifican en casos de fuerza mayor y si está en juego la seguridad de las personas, pero nunca por un capricho o un lujo prescindible como es la navegación  lúdica en el río.

Es por ello que Equipo Triacanthos, que se opuso al azud,  se opone rotundamente al dragado del río Ebro y al rebaje en el Puente de Piedra. Igualmente hace responsables de los perjuicios del proyecto a Jerónimo Blasco y Francisco Pellicer, promotores intelectuales de la Expo y del azud.