COAGRET pide una moratoria a la ampliación de regadíos

NOTA DE PRENSA DE COAGRET

Con motivo de la finalización del Seminario sobre Economía y Regadío, COAGRET vuelve a recordar la petición de una moratoria a los nuevos regadíos en la cuenca del Ebro, que realizó el noviembre pasado, con motivo de la primera Asamblea de Asociaciones por la Defensa de la cuenca del Ebro.

Según las conclusiones del Seminario sobre Economía y Regadío de la Facultad de Económicas de la Universidad de Zaragoza, la cuenca del Ebro se encuentra en el límite de su disponibilidad de agua. Esta situación límite convierte en absolutamente temerarias las previsiones de ampliación de más de 300.000 nuevas hectáreas de regadío en los próximos diez años.

COAGRET pide a los Gobiernos Autonómicos tomar medidas inmediatas, que lógicamente pasan por una moratoria para los nuevos regadíos.

Además, según las conclusiones del seminario, se debe reducir la superficie de riego para hacer más competitivo al campo, lo que obligará a una reconversión de los actuales cultivos, retirando hectáreas de alta salinidad o poco productivas.

Los Gobiernos Autonómicos de la cuenca deberían empezar a tomar esas medidas antes de que los problemas por falta de agua se conviertan en conflictos de dificil solución.

Se hace evidente también que los nuevos pantanos o recrecimientos previstos en la cuenca no resuelven el problema de la disponibilidad de agua.

COAGRET recuerda que la Directiva Marco del Agua, de obligado cumplimiento en toda la cuenca, impone unas exigencias de calidad ecológica y ambiental en la cuenca, que están por encima de las necesidades productivas.

Hay que recordar también que el Cambio Climático puede recortar aún más las disponibilidades de la cuenca.