COAGRET pide resposabilidad al presidente de la CHE

Coagret pide al presidente de Confederación que no realice declaraciones que después serán desmentidas por los hechos, como ya ha sucedido respecto a la seguridad de las laderas del embalse de Yesa.

En su intento de contentar a las fuerzas políticas en el poder en Aragón y Navarra y a los grandes usuarios del agua, José Luis Alonso pone en riesgo su credibilidad como responsable de la administración hidráulica de la demarcación del Ebro, y con él la de la propia institución.

Desde COAGRET pedimos al presidente de la CHE que asuma una postura responsable y que permita estudiar las laderas del embalse de Yesa a un equipo técnico independiente para intentar subsanar el gravísimo desprestigio al que estudios deficientes, ocultaciones sospechosas y valoraciones precipitadas, han avocado a la Confederación Hidrográfica del Ebro.

La CHE debería aplicar en toda su profundidad la Directiva Marco del Agua, a través del nuevo Plan de Demarcación, con vistas a conseguir la buena calidad ecológica exigible para nuestras aguas continentales, en vez de intentar satisfacer a los poderes fácticos, aplicando políticas y tomando decisiones que no pueden sino obstaculizar e impedir alcanzar esos objetivos.

Asimismo, entendemos que los medios de comunicación han de propiciar debates en los que la sociedad pueda conocer en igualdad de espacio y difusión todas las opiniones en torno a la estabilidad o inestabilidad de las laderas de Yesa y de Itoiz. No es democrático ni propio del ejercicio del periodismo brindar páginas, micrófonos y cámaras tan parcialmente como se ha venido haciendo hasta ahora, condenando a la marginalidad o silenciando los argumentos contrarios a las grandes obras hidráulicas.