La CHE instala en el entorno de Yesa ocho sismógrafos

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

(05/06/2007)

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) proyecta la instalación de ocho sismógrafos en el entorno del embalse de Yesa dentro del programa de implantación de una red de control sísmico en la cuenca del río Aragón. Este cauce está considerado oficialmente como "de sismicidad media", señala el anuncio publicado ayer en el Boletín Oficial de la Provincia de Zaragoza.

El riesgo sísmico de la zona fue oficialmente elevado en algunas localidades del entorno del pantano por el Ministerio de Fomento al revisar hace unos meses la vigente Norma de Construcción Sismorresistente.

El proyecto consiste en ampliar la red sísmica de la subcuenca, formada por cinco sensores en Itoiz y sus alrededores que remiten los datos al Instituto Geográfico Nacional en Madrid, con otros tres aparatos en ese embalse, además de habilitar ocho más en Yesa y sus alrededores. Concretamente, las nuevas estaciones sismográficas estarían ubicadas en los municipios aragoneses de Sos del Rey Católico, Martes, Undués de Lerda y Sigües, y en los navarros de Urraul Alto, Lumbier, Urraul Bajo y Navascués. Dos de ellas dispondrán de acelerómetros de registro continuo, según recoge el proyecto.

Los aparatos, que dispondrán de suministro eléctrico propio y de una antena para transmitir la información que recojan, estarán ubicadas en terrenos comunales propiedad de los ayuntamientos indicados, "por lo que no afectarán a servicios de empresas o de particulares", indica el anuncio.