REUNIÓN MINISTERIO MEDIO AMBIENTE

(18/09/2006)

No podemos entender que nadie sea capaz de decir ya basta y afrontar con valentía, políticas acordes a los tiempos que vivimos.

El río Gállego es un destino turístico emergente con un producto de ofertas turísticas maduras y en expansión, cada vez con mayor demanda y con un privilegiado entorno paisajístico, medioambiental, histórico, cultural y deportivo sin referencia igual en toda Europa, donde más de 50.000 personas disfrutan ya de ese espacio.

Las 4 empresas de rafting y complementarias damos trabajo a más de 100 personas en la temporada de aguas bravas (marzo a noviembre) y en servicios de hostelería son más de 50 establecimientos de origen familiar con sus empleados, aumentando año a año en una comarca turística denominada ?el Reino de los Mallos? a una distancia de 15-20 km entorno a Murillo de Gállego de poco más de 5.000 habitantes y más de 300 personas empleadas en el sector turístico.
No se incluyen los puestos de trabajo de las empresas y alojamientos de Huesca ciudad (a menos de media hora en coche) ni del mayor centro turístico del Pirineo Aragonés en el entorno de la ciudad de Jaca (a menos de 1 hora en coche). También estamos a 1 hora de Zaragoza capital y a 1 hora y cuatro de Pamplona centros emisores de clientes cada vez más importantes junto a Madrid y al País Vasco.

Según el estudio que presentamos públicamente en la CREA en Zaragoza por nuestras empresas, y aceptado por todas las Instituciones como la realidad turística actual de la zona, se origina un valor de entre 6 a 9 millones de euros anuales, con signos de crecimiento inimaginable si se consolidan estas actividades.

La oferta turística actual del Pirineo necesita de la actividad del rafting, de la que depende para poder participar en programas de las Mayoristas y TTOO como actividad ?gancho? para promocionar sus ofertas ( grupos escolares, despedidas de solteros/as, incentivos y eventos de empresa, deseos de evasión y aventura, vacaciones, escapadas de fines de semana y puentes festivos,?).

El río Gállego hoy día está aportando a pesar de todo, más empleo estable (en cantidad y duración), en la distribución de riqueza en los habitantes del territorio y en la  creación de nuevas empresas e iniciativas, que las que genera una estación de esquí en el Pirineo. ¿ Realmente estamos dispuestos a destruir esta tendencia de generación de riqueza en todo un amplio territorio ? Estamos ante la punta del iceberg de la potencialidad turística y económica generada por un recurso extraordinario, que no podemos aprovechar ni crear artificialmente en ningún otro punto de España.
Existe una nueva moda de creación de canales artificiales de aguas bravas en las proximidades de grandes ciudades, y a escasa distancia del río Gállego, en Sangüesa (Navarra) y en la propia EXPO 2008, cuando hay un espacio natural que nos ofrece esta posibilidad GRATIS, sin costes de creación ni mantenimiento.

La sociedad actual demanda espacios de ocio y tiempo libre en la naturaleza que les permita disfrutar de nuevas experiencias, y de ellas las aguas bravas (rafting) y los descensos de barrancos son las actividades estrellas en cualquier destino de aventura y naturaleza en Europa y en el Mundo.

El llamado proyecto de ?Biscarrués? no sólo afecta a un pueblo como Erés y a un tramo de 20 Km. del río Gállego. No entendemos el argumento: ?Salvar un pueblo para despoblar toda una comarca?. De qué sirve salvar de la inundación a este núcleo habitado, si se vacían todos los pueblos del entorno de influencia económica del río Gállego.

Sólo existe en España otro espacio similar en el Noguera Pallaresa (Cataluña). ¿Pueden pensar que ocurriría si les planteasen una regulación de estas características en la zona del Noguera Pallaresa? Es impensable, sería una decisión suicida, habría algo más que una oposición civil. El río Gállego puede aspirar a un desarrollo similar.

Aragón y España tienen en la EXPO 2008 la oportunidad de mostrar orgullosa al mundo este ejemplo modelo de gestión de desarrollo turístico de este espacio natural de aguas bravas y el desarrollo social, económico y la motivación que ha supuesto en la población originaria y en los nuevos vecinos llegados.

Vivimos una realidad turística a la que nadie quiere ni puede renunciar que ha supuesto una inyección de motivación  y ha llenado de vida y de gente joven esta comarca.

Estamos cansados de escuchar la Potenciación del Turismo de Interior, en especial en la provincia de Huesca y en Aragón.¿Y nosotros que somos entonces?.
Ya supone un % importante del PIB y de las dedicación y rentas de sus habitantes. Frente a la despoblación del mundo rural, hemos aprovechado los recursos endógenos con el máximo respeto hacia el medio natural dónde se desarrollan y creando expectativas de futuro en sus habitantes.
La potencialidad turística del Reino de los Mallos está por desarrollar, y pedimos a la administración que nos apoye y nos de el impulso de infraestructuras públicas necesarias para poder continuar nuestra actividad económica.

Las empresas de rafting (con nuestro trabajo personal y nuestro esfuerzo en promoción, comercialización, ferias, Internet,.. que cumplen ya más de 10 años) y sin ayuda oficial algo incomprensible,  somos la segunda referencia nacional de ocio y hemos puesto el río Gállego y al Pirineo en el mapa turístico Europeo.

Una decisión de esta envergadura afectaría a toda la zona turística del Pirineo, junto a las ciudades de Huesca y Zaragoza.

¿Vamos a privar a la sociedad actual y futuras generaciones del disfrute del único tramo de río no regulado del conjunto de los Pirineos? Y de su oferta recreativa?. No nos cabe en al cabeza, ni podemos imaginar cómo sería esta comarca sin el recurso que ha originado este desarrollo. ¿ Sería una zona más deprimida de la España Interior? Deberían proponer nuestra experiencia como ejemplo de modelo desarrollo sostenible.

Viabilidad económica de las empresas de aguas bravas y del desarrollo económico del territorio depende de la existencia del tramo de 20 km actuales del río Gállego. Somos el futuro y la esperanza para una zona tan deprimida como la nuestra y no podemos negar la evidencia de la realidad que vivimos, no es digno de ningún dirigente y mucho menos aún, hacernos responsables de una confrontación que no hemos generado, y que nos han otorgado de forma inmerecida.

Si los regantes de verdad necesitan agua, que se la concedan y ellos se la gestionen, nosotros sólo queremos vivir y trabajar de este espacio aunque no nos quieran reconocer públicamente el mérito y el esfuerzo que supone continuar todavía creando esperanza e ilusiones en los habitantes de nuestro territorio y en acoger a todos los nuevos vecinos que encuentran una oportunidad de vida y de futuro.

Cada año surgen nuevas iniciativas turísticas complementarias al río Gállego, que se nutren en los clientes de rafting, y que en 2006 se han abierto 15 nuevos establecimientos turísticos (alojamientos, tiendas y restaurantes) siguiendo una tendencia progresiva en los últimos 10 años. Para 2007 se plantean abrir 10 nuevos establecimientos hosteleros familiares y ampliaciones en otros existentes y hay nuevos proyectos de futuro. El mayor activo que tenemos es la ilusión de un territorio y de sus habitantes por las posibilidades de sus recursos turísticos y la adaptación de todos los negocios en mayor o menor medida a esta nueva realidad que ya vivimos. Es una tierra de oportunidades, dónde las pequeñas iniciativas y el autoempleo tienen la posibilidad de realizarse.

No hay alternativas a medias tintas.
O el río Gállego conserva al menos el tramo comercial actual o el motor de desarrollo económico y social y de vida en la comarca desaparecerá.

?El pantano de 35 no afecta al rafting, y se ha aprobado por consenso?.
No más mentiras.  Digan la verdad y el sentido de las cosas si la conocen.

JOSÉ ANDRÉS PINTADO GALÁN
Representante de empresarios del Río Gállego-Reino de los Mallos.