La Coordinadora dice desconocer el proyecto de un Biscarrués de 35 hectómetros

DIARIO DEL ALTO ARAGÓN

(16/06/2006)

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos asegura desconocer el proyecto de construcción de un embalse de 35 hectómetros cúbicos y considera "muy precipitado que, después de veinte años de estar con un proyecto, en estos momentos se quiera resolver (la regulación del Gállego) en unas pocas semanas con uno nuevo", indicó Lola Giménez, perteneciente a la citada Coordinadora. La opción de una presa con esa capacidad evita la inundación del pueblo de Erés y "no se afecta a la actividad alrededor del río Gállego", según indicó el miércoles el presidente de la Ponencia de Obras Hidráulicas, Javier Sánchez. Precisamente, la Ponencia se quiere reunir con representantes de la Coordinadora para intentar llegar a un acuerdo sobre esa alternativa que contempla, además de un pantano de 35 hectómetros cúbicos, otras actuaciones como la construcción de balsas dentro del sistema, que permiten garantizar 350 hectómetros cúbicos a los regantes. "Desde la zona y los empresarios, se insiste en que cualquier nueva cota que se haga sobre el embalse de Biscarrués que ya está hecho, lo que se llamaba como presa de Ardisa, cualquier nueva actuación que se haga en el río, va a tener una repercusión totalmente negativa", subrayó Giménez. La portavoz de la Coordinadora insistió en que "hemos hecho una primera cesión de que se pueden llevar el agua del río siempre que se guarde en territorio de los regantes", y añadió que "no vemos por qué nosotros vamos a tener que ser los paganos del desarrollo de otro territorio".
 

Advirtió de que, "mientras los políticos aragoneses no traten con igualdad (al Reino de los Mallos y a Monegros), hasta que no se cambien esos planteamientos base, consideramos que ya hemos cedido bastante y no vamos a volver a esa Comisión". Giménez demandó "seriedad a la hora de hacer un nuevo proyecto", en referencia al Biscarrués de 35 hectómetros cúbicos y afirmó que "se está corriendo mucho en un tema en el que llevamos mucho tiempo sufriendo… Si pretenden correr, la zona va a mostrar toda la fuerza y potencial de que es capaz para transmitir a la sociedad aragonesa y española que no van a poder aprobar eso intentando vender una mayoría cuando realmente los afectados, que somos el 50%, no estamos de acuerdo".