Brutalidad por denuncias contra las Tres Gargantas

EL PAÍS

(17/06/2006)

Un activista chino fue atacado tras declarar ante la policía

Fu Xiancai, un activista chino que desde hace años lucha para conseguir compensaciones justas para los desplazados por la construcción de la presa de las Tres Gargantas, sufrió un ataque el pasado 8 junio al salir de una cita con la policía, que le había convocado para recriminarle que hubiese dado una entrevista a una televisión alemana. A consecuencia de la agresión ha quedado paralizado de hombros para abajo, según la organización de derechos humanos con sede en Nueva York Human Rights in China. Fu fue golpeado por la espalda con un objeto contundente que le fracturó el cuello.
El Departamento de Seguridad Pública del condado de Zigui (provincia de Hubei) le había citado para pedirle explicaciones por la entrevista, emitida por la cadena alemana de televisión pública Das Erste en un programa sobre la finalización de la estructura de hormigón de la presa el pasado 20 de mayo. En ella, el activista contaba que había sido amenazado y golpeado por denunciar las irregularidades en la adjudicación de las indemnizaciones por los desalojos.
«No hay duda de que el ataque ha sido una venganza», asegura, en carta de protesta a la embajada china en Berlín, Jobst Plog, director general de Norddeustcher Rundfunk (la matriz de Das Erste) y presidente de ARD (el consorcio de cadenas públicas alemanas). El directivo asegura que Fu «fue convertido en un traidor porque habló con la prensa extranjera» y que los atacantes eran «miembros de una banda de matones». El Ministerio de Exteriores alemán ha pedido explicaciones al Gobierno chino. Jiang Yu, portavoz del Ministerio de Exteriores chino, aseguró el martes pasado que no tenía conocimiento.
La situación de Fu se ve agravada porque no puede pagar los gastos del hospital [la medicina en China es de pago]. El asalto no es un incidente aislado.

El proyecto de las Tres Gargantas (el complejo hidroeléctrico más grande del mundo y que estará finalizado en 2009 tras 16 años de trabajos) ha estado plagado de escándalos de corrupción.