AEMS-Ríos con Vida reclama a Evaluación de Impacto Ambiental del nuevo proyecto de Castrovido

AEMS 

(5/05/2006)

AEMS-Ríos con Vida reclama al Ministerio de Medio Ambiente la Evaluación de Impacto Ambiental del nuevo proyecto de Castrovido (Burgos) en el río Arlanza

Ante la resolución de la Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático del Ministerio de Medio Ambiente del pasado 11 de abril, de no someter al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental el proyecto modificado del embalse de Castrovido en el río Arlanza (Burgos), AEMS-Ríos con Vida quiere manifestar su decepción por esta decisión que supone un paso atrás en la Política de Aguas del Ministerio y en contra de la Directiva Marco de Aguas, expresando su total desacuerdo ante la injustificada condena a muerte de uno de los pocos ríos vivos que aún quedan en Castilla y León, como es el río Arlanza en su zona mejor conservada.
 

Con esta medida, el Ministerio de Medio Ambiente parece atender las trasnochadas voces de los intereses económicos y políticos habituales.
Desoyendo las voces de las poblaciones directamente afectadas y del resto de usuarios y ciudadanos que defienden un modelo de desarrollo más respetuoso con el medio ambiente, el Ministerio se niega a verificar el impacto ambiental y social de un proyecto cuya larga tramitación ha adolecido de numerosas irregularidades e indicios de corrupción

Otra gran presa, y son ya más de 1.300 en nuestro país, campeón mundial absoluto de embalses por superficie y habitante. Una presa más que tampoco servirá para racionalizar el uso del agua y garantizar los recursos necesarios en compatibilidad con el medioambiente, que inundará un valle fluvial con valores naturales y culturales únicos, reconocidos y protegidos por la ley; que cortará la dinámica natural del río Arlanza sometiéndolo al dictado de unas concesiones difícilmente justificables. Una vieja política de aguas orientada a incrementar continuamente la oferta de caudales subvencionados a través de grandes infraestructuras que no contemplan ni internalizan su verdadero coste económico, ambiental y social, que podrá contentar a determinados sectores económicos y políticos, pero no va en el interés y el bien común de los ciudadanos

Además, como es habitual dadas las más que pobres garantías del trámite de evaluación de impacto ambiental establecido, las medidas correctoras previstas en este proyecto en modo alguno garantizan la conservación de los ecosistemas y especies afectadas, por lo que la pretendida armonización de intereses entre promotores, poblaciones y ecosistemas afectados es una absoluta falacia.

Por todo ello, AEMS- Ríos Con Vida denuncia esta nueva agresión que contraviene ampliamente en forma y fondo la DIRECTIVA 2000/60/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO y pide la inmediata revocación de dicha resolución ministerial y el sometimiento del actual proyecto de Castrovido a una verdadera Evaluación de Impacto Ambiental, en el bien común de los ciudadanos.