Presa La Parota «sólo podrá hacerse con una guerra en el sureste»: Marcos

LA JORNADA

(17/04/2006)

Si el Ejército ataca las comunidades involucradas, se tomará como una agresión al EZLN

El subcomandante Marcos es recibido por integrantes del CECOP en la comunidad guerrerense de Agua Caliente, municipio de Acapulco Foto Víctor Camacho
Agua Caliente, Gro., 16 de abril. Al hablar ante aproximadamente mil comuneros, ejidatarios y familias de Cacahuatepec, municipio de Acapulco, amenazados con la proclamada construcción de la hidroeléctrica La Parota, el subcomandante Marcos advirtió al gobierno federal que la presa "sólo podrá hacerse con una guerra en el sureste mexicano".
Luego de escuchar a los representantes del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP), quienes denunciaron a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por amenazarlos con solicitar la intervención del Ejército federal si persisten en su resistencia, el delegado zapatista advirtió: "si el Ejército ataca a sus comunidades, también nos tiene que atacar a nosotros, porque lo vamos a considerar como una agresión al EZLN". Planteó "a los pueblos que están como éste y como el nuestro en otras partes de la República" que, si son atacados, respondan "todos juntos, cada quien en donde está".
Antes del delegado zapatista, el campesino José Venus dio lectura a un manifiesto de la CECOP dirigido al EZLN, que dice: "Somos muchos los mexicanos y mexicanas pobres que aprendimos a ver de frente a los poderosos; somos cada vez más los que sabemos cómo defender nuestros derechos". Que "los más dignos somos los más pobres, la mayoría de los mexicanos. Así como ustedes, los hombres y mujeres de estas tierras estamos dispuestos a dar nuestra vida".
Los comuneros reconocen que su lucha les ha enseñado que al defender sus tierras defienden "su" río Papagayo, la biodiversidad y el agua. Acusaron al gobierno de que, al destruir 17 mil hectáreas, sepultar 36 comunidades, expulsar a 25 mil personas y afectar directamente a otras 50 mil, "no le importa la desertificación que produciría en todo Acapulco" (bueno, en las colonias populares; las áreas residenciales de gran lujo tienen garantizadas el agua y todos los beneficios que antes eran para toda la gente).
"Ahora sabemos que el que se deja lo aplastan y que si no te dejas adquieres fuerza y obligas a que te respeten", prosigue el manifiesto. En un acto muy intenso, donde se sucedían los gritos de "¡Fuera Zeferino!" y "¡Fuera la CFE!", se percibe que una gran rabia recorre estas tierras que no serán nunca la presa La Parota. "Son nuestras y serán de nuestros hijos", dice el documento que declara "cancelado" definitivamente el proyecto gubernamental. Y se pronuncia por el regreso de la armonía y la unidad a las comunidades, perversamente divididas por el gobiernos y sus personeros, puestos en operación desde el 28 de julio de 2003, cuando la CFE se dejó venir sobre las tierras de Cacahuatepec con una más de sus atroces hidroeléctricas.
"El gobierno deberá pedir perdón por enviar más de mil policías a impedirnos el acceso, por reprimirnos con toletes y gases lacrimógenos", advierte CECOP. Y exige castigo para el delegado de la Procuraduria Agraria y el subsecretario de Asuntos Agrarios de Guerrero por corrupción y fraudes. Finalmente, los campesinos de Cacahuatepec se declaran adherentes de la otra campaña y suscriben la Sexta por aclamación.
Marco Antonio Suástegui, representante de los comuneros, toma entonces la palabra con furia formidable. "Hoy seguramente se va a caer La Parota", empieza. "Se trata del encuentro de dos grandes, el EZLN y el CECOP. No tenemos dinero, pero sí dignidad, y eso no tiene precio. Muchos compañeros no se han abandonado a la cobardía, y han sido encarcelados o asesinados", pero el pueblo "no se raja".
El dirigente campesino recuerda a los caídos en la resistencia, a su "hermano" Tomás Cruz Zamora, a su compañero Eduardo Maya Manrique. Y envía un mensaje a Vicente Fox, a Zeferino Torreblanca y a la CFE: "Aquí nacimos y aquí vamos a morir, cabrones. Si el gobierno manda al Ejército, vamos a morir en el campo de batalla".
Suástegui declara: "Nunca pedimos este proyecto. No pedimos dinero. Económicamente no es viable, ambientalmente no es sustentable, socialmente no es aceptable". Y anuncia al subcomandante Marcos que el CECOP, igual que el EZLN, no acepta a ningún partido político. "Las tierras de La Parota también son tierras zapatistas."
Por eso, al tomar la palabra y transmitir "el mensaje de los comandantes y comanandantas que representan a las comunidades zapatistas en el sureste mexicano", Marcos aseguró a los campesinos de la costa guerrerense: "admiramos su lucha. Son un ejemplo y unos maestros de lo que debe ser la dignidad en nuestras tierras".
A partir de la Sexta declaración de la selva Lacandona y la otra campaña, los zapatistas están "cambiando la geografía", dijo el delegado Zero. "Según nuestro pensamiento como indígenas mayas, el río Papagayo corre también por las montañas del sureste mexicano. Por eso queremos avisarle a Vicente Fox y a su brazo amarillo y negro, Zeferino Torreblanca, que si el Ejército ataca estas tierras, tendrá que atacar también las montañas del sureste mexicano. En palabras sencillas, que son las nuestras, es nuestro compromiso".
En la otra campaña, continuó, no nada más están el EZLN y el CECOP, sino los grupos y organizaciones adherentes en toda la República. "Lo que quieren hacer aquí los gobiernos es un crimen. Todos sabemos bien lo que la presa va a significar para estas tierras: la destrucción y la muerte". Advirtió que "aquellos ejidatarios y comuneros que han creído las mentiras del gobierno, en realidad están creyendo que hay que agradecerle y dejar entrar a la casa al ladrón que no sólo nos va a robar, sino que además va a asesinar a nuestra familia y a nosotros".
El delegado zapatista acusó a los gobiernos federal y estatal de "construir una gigantesca mentira para poder construir la presa". Reconoció la lucha de los integrantes del CECOP, "que tienen dolores, muertes y que han sufrido el desprestigio. Que en mucha prensa, radio y televisión han dicho que son minoría, que están manipulados por otras fuerzas, que hay intereses extraños detrás de ustedes. Nosotros, allá en las montañas del sureste mexicano, sabemos lo que quiere decir eso. Siempre que hay un movimiento auténtico, legítimo, digno, rebelde, inmediatamente los grandes medios de comunicación empiezan a echar mentiras para que la gente no apoye ni se una.
"No crean que los gobiernos se van a quedar con la tierra ni con la presa. Las van a vender a grandes capitalistas." El dinero extranjero está detrás, apuntó. "Quieren nuestras tierras como campesinos, nuestras tierras como pueblos indios. Nos quieren matar, destruir y echar de estas tierras. Y todavía quieren convencernos de que en una asamblea votemos por eso, por morirnos, por tener que buscar trabajo en Estados Unidos o en otras partes, por ver destruidas nuestra historia y la de nuestros ancestros, y creen que van a encontrar a la gente dispuesta a eso. Y así como ustedes hemos encontrado muchos en todas partes de México que no están dispuestos a ser destruidos.
"Lo que estamos haciendo es ponernos de acuerdo, porque ya nos cansamos de que se quieran meter en nuestras tierras, en nuestras casas. Que nos están robando en los precios de los productos del campo, que nos roban en los salarios, en los altos precios de los productos que consumimos. La presa es para favorecer a las grandes empresas turísticas, industriales y comerciales. Ningún campesino va a ser beneficiado, ninguna colonia pobre va a ser beneficiada. Es el dinero del poderoso el que está detrás de ese proyecto. Tal vez pueda alcanzar su dinero para comprar a los medios de comunicación y echar mentiras y decir que es una pequeña minoría la que se opone a la presa La Parota, porque estamos viendo claramente que no es una minoría.
"Estamos viendo también, y lo hemos investigado, que aquellos que se presentan como representantes de las comunidades y ejidos están comprados, son falsos y son los que se aparecen en las fotos declarando que va a traer mucho beneficio.
"Nosotros reconocemos esto, ya nos cansamos porque lo hemos visto en todos los estados de la República. Ya estuvo bueno que estamos en nuestras casas y tierras con el machete desenfundado, a ver a qué horas se les va a ocurrir a esos cabrones venir a robarnos. Mejor vamos a juntarnos y vamos por ellos. Vamos a sacarlos, vamos a derrocar a Zeferino, a Fox, al que esté arriba.
"Lo que estamos proponiendo en la otra campaña es un movimiento nacional. Hemos visto en varias partes que la gente que se organiza sin necesidad de los ricos y los patrones puede sacar adelante una sociedad. ¿Por qué tenemos que soportar este sistema, a esos criminales, y aparte tenemos que votar por ellos, y aparte tenemos que pagarles el sueldo que se ponen? Se trata de elegir qué camino vamos a seguir, si vamos a seguir esperando que nos sigan amenazando, que estén echando mentiras sobre nosotros, que nos quieran matar, que quieran mandar al Ejército a masacrar gente inocente, o si de una vez nos organizamos entre todos, los tumbamos del gobierno y los metemos a la cárcel, que es donde deben estar la mayoría de ellos."
La audiencia se mostró brava, encendida, decidida. Y Marcos habló en esa modulación: "no se trata sólo de ponernos de acuerdo para defendernos, sino de hacerlo para cambiar las cosas de una vez hasta abajo. Lo que vamos a hacer ahora tiene el nombre y el rostro de cada uno de ustedes. No se trata de un líder ni una organización que vaya adelante, sino que cada quien tome su lugar y levantemos este país desde abajo, lo sacudamos bien para que caigan todos los malos gobernantes y los ricos y volvamos a tenderlo como se deben tender las cosas".
Esta mañana, antes de salir de Atoyac, donde pernoctó, el delegado Zero rindió homenaje a Lucio Cabañas en la plaza central del poblado, y durante el trayecto a Cacahuatepec fue recibido en Coyuca de Benítez por las viudas de los caídos en Aguas Blancas y centenares de simpatizantes, quienes lo condujeron al interior del poblado y le brindaron un saludo, que Marcos agradeció con palabras de solidaridad y respeto.
 

Celulosas en Uruguay: la punta del iceberg

La instalación de las plantas de celulosa, Botnia(finlandesa) y ENCE(española) sobre la costa oriental del río Uruguay, cerca de Fray Bentos y frente a la ciudad de Gualeguaychú, han hecho aflorar la punta del iceberg del proceso de traslado de industrias y tecnologías contaminantes y agresivas para el ambiente, hacia los países empobrecidos del Sur.
…. Recientes anuncios del Gobierno Nacional indicarían varios proyectos de represas…

Más información

II ENCUENTRO NACIONAL GUATEMALTECO DE AFECTADOS Y AMENAZADOS POR REPRESAS Y EN DEFENSA DEL AGUA

El  Frente Nacional Guatemalteco de Afectados por Represas y en Defensa del Agua
– FNGARDA –

Municipalidad de  Ixcán (MI)
Pastoral Social de Ixcán (PSI)
Puente de Paz, Ixcán  (PP)
Pastoral Social de Cobán (PSC)
Servicios Jurídicos Sociales (Serjus)
Derechos en Acción (DA) Guatemala
Fundación Guillermo Toriello (FGT)
Frente Petenero Contra Represas (FPCR)
Centro de Investigación y Educación Popular (CIEP)
Unión Verapacence de Organizaciones Campesinas (UVOC)
Coordinadora de Comunidades Afectadas por la Hidroeléctrica Chixoy (Cocahich).
Asociación Coordinadora Comunitaria de Servicios para la Salud (A.C.C.S.S.)

 
Convocan a:
Las organizaciones y comunidades campesinas e indígenas afectados directa o indirectamente a nivel nacional  por la construcción de represas, la contaminación de ríos y procesos de privatización de la energía eléctrica.
A organizaciones independientes de ecologistas, derechos humanos, grupos y redes organizadas de la sociedad civil que trabajan y se coordinan en la lucha en torno a estas problemáticas.
Al:

II Encuentro Nacional Guatemalteco de Afectados y Amenazados por Represas y en Defensa del Agua

Playa Grande, Ixcán, El Quiché, Guatemala, 28, 29 de Abril de 2006.  
Hasta la fecha se han realizado tres Foros Mesoamericanos y un Encuentro Nacional contra los impactos negativos de las Represas Hidroeléctricas, el primero en marzo del 2002 en la Cooperativa Unión Maya Itzá, Petén, Guatemala; el segundo en julio del 2003 en La Esperanza, Intibucá, Honduras,  el tercero en Carolina, San Miguel, El Salvador en el año 2004 y en Guatemala se realizó del 28 al 31 de julio de 2005 el I Encuentro Nacional Guatemalteco de Afectados y Amenazados por represas y en Defensa del Agua en La Cooperativa Los Laureles, Libertad, Peten, en el cual se conformó el Frente Nacional Guatemalteco contra Represas. En el III Foro Mesoamericano contra Represas en El Salvador se establecieron diversos acuerdos regionales que incluye como punto especialmente importante la “consolidación de las coordinaciones nacionales”. Actualmente, en Guatemala existen 17 represas hidroeléctricas, y la más conocida indudablemente es la Represa de Chixoy por los efectos que ha provocado y sigue provocando esta construcción. Además, en Guatemala están planteados diversos proyectos hidroeléctricos que se inscriben en el contexto neoliberal, entre los cuales destacan los planificados en los siguientes departamentos: Baja Verapaz, Alta Verapaz, Petén, Quiché, Zacapa, Chiquimula, Izabál, Retalhuleu, Huehuetenango, Quetzaltenango, y San Marcos. Asimismo, la discusión nacional entorno a la Iniciativa de Ley 3041 (Ley de Concesiones) y la Iniciativa 3118 (Ley de Agua) se relacionan estrechamente con la problemática de las represas hidroeléctricas, ya que proponen un marco legal que permite la privatización del recurso hídrico.

Objetivo General del Encuentro:
a)    Analizar la situación nacional sobre represas,
b)    Revisar los avances del Frente Nacional Guatemalteco y
c)    Establecer acciones concretas a  nivel local, municipal y nacional en la lucha por la tierra, el agua, flora y fauna.
Objetivos Específicos del Encuentro:
1. Generar conciencia y conocimientos, entre las comunidades afectadas y amenazadas, y en general entre la población, sobre las represas hidroeléctricas y sus efectos negativos a nivel social, económico, ecológico y cultural.
2. Generar conciencia  en torno a las políticas de Globalización Neoliberal y las leyes de concesiones y/o privatizaciones de los recursos naturales.
3. Fortalecer alianzas entre las organizaciones y comunidades que luchan contra represas y se oponen a la privatización del agua, conformando un movimiento nacional para coordinar y fortalecer la resistencia y la lucha cotidianas en todo el país.
4. Buscar en conjunto las alternativas legales relacionadas con los derechos y autonomía de las comunidades que les garantizan la constitución de la república  y los tratados internacionales.
5. Reflexionar entorno a alternativas de producción energética para las comunidades, que sean compatibles con sus visiones de vida y desarrollo.
6. Fortalecer las estructuras organizativas a nivel comunitario en la toma de decisiones.

Programa General:
Primer día, 27 de abril: Llegada, Inscripción y Apertura del Encuentro.
Segundo día, 28 de abril: Intercambio de Experiencias y Talleres de Información.
Tercer día, 29 de abril: Talleres de Información, Acuerdos, Clausura.
Cuarto día, 30 de abril: Despedida y Salida.


Inscripción:

Es importante que todas las personas que desean participar en el encuentro se inscriban con anticipación para poder garantizar las condiciones logísticas.: pueden escribir a rixcan@hotmail.com. También ponemos a disposición los teléfonos 2232-9414 y 2232-5497 en la oficina de Derechos en Acción Guatemala.

Pastoral Social de Ixcan:
Tels. Office 5205-8500, 5800-0392, 5514-6972
psixcan@yahoo.es
Genaro Fabian celular 5534-1844
genarofabian@yahoo.com

También, si es necesario, pueden comunicarse a las oficinas de las otras organizaciones convocantes descritos en el encabezado de esta convocatoria para cualquier información relacionado al evento.

Aclaración:

El Frente Nacional Guatemalteco cubrirá los gastos de transporte y alimentación durante el viaje a Ixcán. No obstante las organizaciones que estén en la posibilidad de cubrir estos gastos con sus propios recursos serán de mucho apoyo para el Frente Nacional. Para las organizaciones de otros países, si vienen en un bus para todo el grupo será pagado por el Frente Nacional Guatemalteco.       

La defensa del agua

Andrés Barreda (*) Convenio Rel-Uita / La Insignia. Uruguay, marzo del 2006.

 

 

El culpable de la crisis del agua es el capital. El patrón técnico con que aborda la relación general de todos nosotros con la naturaleza, es la causa principal de esta crisis. Es el saqueo, depredación y distorsión de los flujos de agua en todo el ámbito rural mediante agroindustrias, desvío de cuencas, presas y minas. El agua es hoy también un arma que el capital esgrime como instrumento para la expropiación terminal de la tierra de los campesinos que hoy sobreviven en el mundo.

En las ciudades el capital lo disloca todo. Lo fragmenta, lo separa. Abrir la llave del agua nos corta la conciencia de su ciclo, de su flujo. Ni siquiera conectamos bien a dónde van las alcantarillas. El agua en las urbes es bebida por las industrias, los servicios masivos y los grupos de control privilegiados, mientras se le niega a grandes grupos hacinados en zonas marginales. Quienes sí reciben agua, les llega cada vez menos, cada vez más sucia y más cara.

El agua que las ciudades roban a las montañas se canaliza o entuba, se la contamina de mil formas (muchas de ellas irreversibles), se la desperdicia o depreda para finalmente regresarla de forma inmunda a los campos. Es la civilización de escusados ingleses y consumo que hace crecer los basurales.

El capital confronta al campo con la ciudad. Los escinde. Provoca que la ciudad viva saqueando constantemente los recursos del campo mientras expulsa a millones que agravan, al migrar a los cinturones de miseria, la escasez del agua en las ciudades en un círculo vicioso imparable.

El problema de la relación entre campo y ciudad no es sólo un problema de relación injusta. Sus luchas son diferentes. No se puede incriminar a los campesinos por un uso depredador del agua porque esto es mentira y está manipulado. No se puede plantear que la gente de la ciudad es la que se roba este bien común porque en las ciudades hay una injusta distribución y existen numerosos pobres en las ciudades que ni siquiera tienen acceso al vital líquido.

Sí existe una crisis real. Los acuíferos y los ríos se están secando. Hay cada vez menos agua. Sistemáticamente el poder, el Estado y el capital utilizan este hecho para propiciar enfrentamientos entre las comunidades y confrontar a pobres y excluidos del campo y la ciudad. Cómo brincar esa confrontación, cómo hacer del agua un instrumento de vinculación y unión de todas nuestras luchas.

Debemos entender el carácter global del ataque. Ocurre en todas las regiones. Es un ataque puntual, sistemático. Sorprende el parecido entre el ataque en un lugar y otro. Sorprende la forma en que lo afinan y lo endurecen, lo perfeccionan y esconden conforme pasa de un país a otro. El ataque es global pero la gente lo sufrimos aislados, provincianamente. Esto tiene que terminar: tenemos que tener la visión global, completa, del ataque. Tenemos que socializar una visión integral de la lucha y la resistencia. Para aprender. Para inspirarnos unos en la lucha de los otros. Mirarnos como espejos, con nuestras experiencias mutuas. Las comunidades indígenas plantean la necesidad de enfocar el problema del agua con una visión integral, como una lucha territorial en donde concurra la totalidad de los problemas. Es la lucha por la vida, por la tierra, por el maíz, por los bosques, por una relación diferente con la ciudad, por la propia lengua, por las propias ideas, por la cosmovisión. Ese es realmente un espejo en que los citadinos deberíamos mirarnos.

Una respuesta de izquierda a la crisis capitalista del agua nos obliga a resolver los problemas generados por los lodos e inmundicias que el neoliberalismo sedimenta en todas partes. Fomentar las luchas por recuperar nuestras cuencas, emprender un equilibrio territorial que nos lleve al manejo colectivo de las microcuencas. Idear la descontaminación de nuestros ríos, crear micro infraestructuras para retener los flujos en las tierras de cultivo y en las ciudades, programas para recargar y proteger nuestros acuíferos. Recuperar nuestras tierras fértiles, limpiar las barrancas, crear -con inteligencia y sensatez- sistemas colectivos que limpien las aguas sucias. Y muchas otras medidas de restauración ambiental al alcance de las comunidades.

Estos trabajos de resistencia permiten escapar de la estrecha celda que intenta crear en las mentes el catecismo de las instituciones del Foro Mundial del Agua: ahorro del agua en el grifo, como también vociferan las empresas transnacionales responsables de las grandes depredaciones de fondo y sus "ecologistas y ONG corifeas", dedicadas a ocultar y maquillar el nocivo manejo capitalista del líquido.

No debemos hacer eco de la religiosa campaña de culpa y paranoia por la sed mundial del nuevo siglo. Contra estas trampas debemos promover la creatividad colectiva diseñando un mundo de nuevos valores de uso anticapitalistas. La actual sed mundial no es un destino inevitable para la humanidad. Tampoco es un destino el neoliberalismo, los gobiernos que entregan los recursos estratégicos nacionales, ni los gobiernos corruptos que toleran la destrucción ambiental de los ecosistemas.

La defensa anticapitalista del agua nos obliga a la comprensión crítica de su ciclo metabólico y sus problemas nodales. A defender, recuperar o a recrear (según sea el caso) la gestión comunitaria de los sistemas de riego, de los acuíferos y de la perforación de pozos, de los sistemas de almacenamiento y tratamiento de aguas. A desarrollar redes de distribución y a formas de consumo sensato del líquido. Una gestión colectiva nos empuja a recuperar o inventar instancias democráticas directas y nuevas en poblados, campos, municipios, barrios populares de las grandes ciudades, en las instituciones de manejo, en las grandes cuencas y los países.

Estamos obligados a recuperar nuestra memoria colectiva, a recuperar diversas formas indígenas y mestizas ancestrales, recientes o vivas de manejo colectivo ambiental del agua. Debemos gestionar integralmente los problemas de la tierra, las semillas tradicionales, los abonos, los saberes, el uso diverso de los bosques, el medio ambiente, la economía de traspatio y las relaciones comunitarias. No sólo es que las ciudades comiencen a pagar su deuda social y ambiental con las zonas rurales (reconociendo servicios ambientales, estableciendo mercados justos, etcétera), sino que promuevan lo antes posible formas modestas de agricultura urbana que minen desde abajo (y en la vida cotidiana misma) el abismo actual entre ciudad y campo.

Sin alternativas que paulatinamente comiencen a revertir el descomunal sometimiento del campo a las ciudades -lo que implica una crítica de la forma material en que el capital ha organizado los usos del campo y las ciudades- resultará imposible escapar de las formas autoritarias y catastróficas con que el capital mundial ordena el uso global del agua. Debemos buscar un manejo transparente de la información. Generar mecanismos democráticos directos de gestión desarrolla formas confiables de discusión e inteligencia colectiva. Hay que desmantelar los escenarios ideológicos y "científico-técnicos" de chantaje por la supuesta crisis y escasez mundial del agua: son escenarios montados para legitimar la expropiación mundial de las infraestructuras y servicios, imponer tarifas por consumo cada vez más elevadas y sacralizar las nuevas propuestas científico-técnicas de los grandes capitales.

Hay que reconstruir los tejidos sociales comunitarios de forma flexible y plural. No asumir colectivamente el punto ya obliga a las mayorías a tener que escoger entre volverse animales de megagranjas, hacinados en las nuevas micro casas de las megaurbes -alimentados por goteo privatizado-, o volverse animales libres, pero habitantes del desierto, confinados a vivir entre la sed y el sol, bajo las pocas piedras disponibles. Tal es el prometedor futuro que hoy venden las empresas transnacionales y sus instituciones globales, promotoras del Foro Mundial del Agua.


(*) Director del Centro de Análisis, Información y Formación Popular (Casifop).

Pantano

EL PAÍS

MANUEL VICENT (09/10/2005) 

Las aguas bajas de un pantano son una imagen de nuestro subconsciente. En la superficie se reflejan las nubes y los pinos de las riberas, pero su fondo lo constituye un légamo inquietante, lleno de anguilas cenagosas, amasado con ramas podridas y también con algunos sueños que allí permanecen ahogados. Esta sequía, que azota nuestro territorio, ha hecho bajar los embalses a un nivel donde ya afloran las pistolas y las hoces ensangrentadas que un día arrojaron al pantano algunos asesinos. Si este cielo de esparto se empeña en no llover, pronto en determinados estratos comenzarán a aparecer cajas fuertes descerrajadas y también algún cadáver con una piedra atada al cuello. En este momento más de un criminal estará implorando al Dios de las borrascas que llueva a cántaros para que no quede al descubierto el cuerpo de su delito. En la pasada sequía, en una cota agostada de un embalse apareció dentro de un coche un novio vestido de chaqué con chaleco gris perla y pajarita, cuyos allegados creían que se había fugado a América el día de la boda. A medida que descienden las aguas, a veces, sale a la luz un campanario y después lentamente va emergiendo toda la iglesia en medio de un pueblo sumergido. La sequía permite a sus antiguos habitantes recorrer de nuevo sus calles, volver a sus casas, entrar en las habitaciones donde nacieron y mirarse en algún espejo que dejaron olvidado. Incluso podrían montar una verbena con farolillos en la plaza y bailar pasodobles al son de una orquestina para celebrar la fiesta de la patrona como en otro tiempo.
En el embalse de Yesa
ha aparecido a pleno sol el balneario de Tiermas donde había una fuente termal que fue famosa cuando manaba en la sala de baños. Ahora cada domingo acuden allí antiguos bañistas para recobrar aquella felicidad que les robaron las aguas estancadas y junto a este manantial, entre peredones llenos de moho, algunos todavía se sueñan a si mismos vistiendo chaqueta de pijama con trabillas de húsar o un traje mil rayas y sombrero de Panamá. El agua que llega ahora a nuestros grifos tiene ya un sabor ligeramente fangoso, porque la sequía nos está obligando a bebernos el poso de los embalses, como quien se bebe el propio subconsciente.
Pero muy pronto
llegará la lluvia y el nivel de los pantanos cubrirá de nuevo las piezas de convicción de algunos crímenes. En el espejo del agua, sobre el légamo misterioso del subconsciente , se reflejarán las nubes blancas y en el campo volverán a reír las coles y las patatas.

América Latina niega ser presa de represas

Por sus impactos en el entorno de las comunidades de los países en desarrollo, la construcción de grandes presas de agua ha aglutinado una amplia gama de opositores. Sus acciones ya han detenido varios proyectos concebidos principalmente con fines de lucrar con los recursos naturales.

Por sus impactos en el entorno de las comunidades de los países en desarrollo, la construcción de grandes presas de agua ha aglutinado una amplia gama de opositores. Sus acciones ya han detenido varios proyectos concebidos principalmente con fines de lucrar con los recursos naturales. El mensaje es claro: Habrá más resistencia en el futuro si las instituciones financieras internacionales y los inversionistas en estas obras de infraestructura sigan por la vía privatizadora y no respectan a la voluntad de los pueblos involucrados. América Latina juega un papel clave en hacer llegar el mensaje.

La más reciente manifestación regional del la inquietud creciente fue la III Reunión de la Red Latinoamericana contra las Represas y por los Ríos, sus Comunidades y el Agua, celebrada del 17 al 21 octubre de 2005 en Cubulco, Baja Verapaz, Guatemala. El evento era una parte aguas en el movimiento defensor de los pobladores de las cuencas del mundo y registró avances fundamentales en la lucha hemisférica e internacional. Al fin, el encuentro fue un rotundo éxito por la sociedad civil organizada con fines de modificar los actuales patrones de desarrollo.

Al encuentro se convocaron a las organizaciones y comunidades campesinas e indígenas de la región Latinoamericana y el Caribe afectadas directa o indirectamente por la construcción de represas, la contaminación de ríos y procesos de privatización de la energía eléctrica, axial como a las organizaciones independientes de ecologistas, derechos humanos, grupos y redes organizadas de la sociedad civil que trabajan y se coordinan en la lucha en torno a estas problemáticas. Más de 400 delegados y delegadas provenientes de 25 países y de 112 organizaciones, incluidos iglesias católicas y evangélicas, frentes, movimientos, y medios de comunicación alternativas, se reunieron como la Red Latinoamericana contra las Represas (Redlar), y con los objetivos claros.

Objetivos de la III Encuentro Latinoamericano Contra las Represas

• Analizar, discutir y construir alianzas y estrategias para enfrentar las amenazas a nuestros ríos, comunidades y aguas;

• Consolidación de la red y sus aspectos operativos;

• Analizar las iniciativas de integración como PPP e IIRSA, su relación con los tratados de libre comercio, y su papel para impulsar la construcción de represas;

• Analizar la política de los gobiernos en estas iniciativas y su papel como promotores de represas;

• Realizar un mapeo actualizado de las instituciones financieras internacionales, regionales y nacionales y empresas que respaldan la construcción de represas;

• Evaluar las luchas en la región, sus éxitos y fracasos;

• Elaborar estrategias comunes hacia un Plan de Acción Continental;

• Elaborar una agenda regional; y

• Fortalecer la lucha por la justicia y reparación para los sobrevivientes de las masacres, los desalojos forzados, y otros daños que ocurrieron a causa de la construcción de la represa Chixoy.

Los países representados fueron: Canadá, Estados Unidos, México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Nicaragua, Panamá, Brasil, Paraguay, Uruguay, Colombia, Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, España, Italia, Japón, Austria, Bélgica, Irlanda, Alemania e Inglaterra.

Los participantes señalaron al Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y la Corporación Andina de Fomento (CAF), entre otras, como responsables de la violación a los derechos humanos y las privatizaciones en todo el continente. También se abordaron los aspectos legales: reparación de daños; los procesos de integración económicas, los tratados de libre comercio, el Plan Puebla Panamá (PPP) y la Iniciativa de Integración de la Infraestructura Regional de Sur América (IIRSA). Por primera vez se abordó el tema del desmantelamiento de las presas en el horizonte cercano, la posibilidad que dan las experiencias pasadas, y el cumplimiento del promedio de vida de las mayorías de las represas construidas hace casi 50 años.

Debido a la excelente cobertura radial en vivo desde la página de Indymedia-Chiapas, la voz del evento llegó incluso hasta el continente europeo.

Problema mundial lleva a América Latina de corbata

Los integrantes eran concientes de tratar con un problema mundial. Más de 47 mil grandes presas detienen a 60% de los ríos del planeta. Han resultado en la perdida de 50% de las zonas húmedas, haciendo injusticia ambiental a la vez. Solo en Brasil, más de 2 mil represas, la mayoría hidroeléctricas, han desplazado a 1 millón de habitantes, mientras 20 millones viven sin luz eléctrica, y las que sí la tienen pagan 10 veces más que las industrias extranjeras. En México, el Proyecto Hidroeléctrico La Parota pretende expulsar a más de 20 mil habitantes de 17 localidades en el estado de Guerrero, con la inundación de sus cultivos de subsistencia.

La década de 1960 fue el auge de la construcción de grandes represas en el hemisferio, llegando en promedio a 180 por año. En la década de 1990 disminuyó su construcción en un 40%, principalmente en Estados Unidos donde los cierres de operaciones superan los permisos de construcción y más de 400 represas, la mayoría pequeñas, fueron desmanteladas.

Luego de las firmas de los tratados de libre comercio y con ellos los procesos de privatización del agua, la energía eléctrica, el gas y el petróleo y de la eliminación de las barreras arancelarias, las empresas migran hacía el sur en forma de industria minera, de papel, de maquiladoras, textiles, autopartes, etc. Por ello aumenta la demanda de la energía en los países donde no hay controles ambientales y donde la tierra y la mano de obra son más baratas.

A principios del siglo 21 en Sudamérica existen 979 grandes represas de las cuales más del 60% están en Brasil. En la década de 1960 y 1970 llegó el tope de construcción de represas cuando se inauguraban 17 cada año. La hidroenergía suministra más del 50% de la generación eléctrica en 10 países de la región. El 93% de la electricidad en Brasil proviene de las represas, 73% en Venezuela, 68% en Ecuador, 74% en Perú, 100% en Paraguay; 57% en Chile, y 68% en Colombia.

En la zona Mesoamericana del Plan Puebla Panamá (PPP), abarcando a Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, Belice y México, casi todos los ríos han sido represados. Sin embargo, un nuevo proyecto los amenaza: el Sistema de Integración Eléctrica para América Central (SIEPAC) con el fin de interconectar todo el sistema eléctrico en una sola red, con una sola ley y normatividad para la región, y con el financiamiento del BID y el BCIE. Este proyecto agudizará la deuda externa de los países ya muy empobrecidos y la propuesta de regular a nivel regional deja la reglamentación en manos de las grandes corporaciones trasnacionales por encima de las soberanías nacionales y abre la puerta a privatizar todo el sector energético y el agua.

En base a numerosas fuentes investigadas por CIEPAC, existen planes documentados de al menos 340 presas en la zona del PPP que amenazan a alrededor de 170 ríos entre los que se encuentran los más grandes y bellos en la región, a una gran cantidad de biodiversidad, de sus especies de plantas, árboles, animales y peces únicos en el mundo. También están amenazados cientos de sitios arqueológicos, lugares sagrados y cementerios; tierras fértiles e infraestructura (carreteras, escuelas, clínicas, casas, puentes, etc.) y miles y miles de campesinas e indígenas. La construcción de estas represas agudizara más el impacto negativo social y al medio ambiente.

Dar respuesta al reto requiere de valor

Ante esto los pueblos resisten con saldos de golpeados, perseguidos, encarcelados, asesinados, amenazados y desplazados. Y pese a las mentiras, engaños, trampas y otras acciones por parte de empresas y gobiernos, los pueblos siguen en marcha y movilizaciones, en reuniones, encuentros y fortaleciendo redes y organizaciones para defender la vida de todos y todas en búsqueda de alternativas.

El siglo 21 amanece con muchas luchas y resistencias. El I Encuentro Internacional de Afectados por las Represas y sus Aliados llevado a cabo en Curitiba (1997), Brasil, y su llamado al Día Internacional de Acción Contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida cada 14 de marzo, fue retomado por otros procesos que se fueron conformando en los años inmediatos. El nuevo siglo inició con el II Encuentro Continental contra las Represas en Argentina (2002) y el II Internacional de Afectados por las Represas y sus Aliados en Tailandia (2003). Las redes se empezaron a tejer en la lucha y resistencia por la defensa de los derechos humanos y en la búsqueda de un desarrollo sustentable.

La resistencia que se encontraba aislada en Centroamérica logró organizarse bajo el I Foro Mesoamericano contra las Represas (2002) y al siguiente año se llevó a cabo en Honduras y luego en El Salvador (2004) fortaleciendo sus alianzas y estrategias. Las movilizaciones nunca antes vistas el 14 de marzo empezaron a ser visibles. A partir de los Foros Mesoamericanos se constituyó el Frente Petenero contra las Represas (2002), el Frente Chiapaneco contra las Represas (2003) y el Movimiento Mexicano contra las Represas y por la Defensa de los Ríos (2004) e iniciaron a consolidarse las resistencias en los estados de Guerrero, Oaxaca, Puebla, entre otras entidades y países.

En Honduras se fortalecieron las luchas de resistencia de muchas organizaciones entre ellas la del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh). En Costa Rica la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon) y otras organizaciones mantienen una resistencia grande contra los proyectos de represas. En El Salvador el Grupo Bajo Lempa fortalece su resistencia mientras que en Panamá las organizaciones como el Equipo de Acompañamiento a la Lucha contra los Embalses de Caritas Panamá, las comunidades indígenas Kuna y el Movimiento 10 de Abril en Defensa del Rió Tabasara (M-10) fortalecen su lucha.

En Sudamérica la lucha y la resistencia continúa. En Colombia militan contra la presa Urra. En Bolivia oponen a las represas Pavas, Arrazayal y el Bala sobre el Río Beni que inundaría territorios indígenas. En Brasil, el gobierno promueve la construcción de ocho represas en los ríos Tocantis y Araguaia, uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad del mundo. Aquí el BID prestaría los recursos a la empresa Tractebel de Bélgica a quienes los pobladores han presionado por medio de marchas y otras acciones. En el Río Tibagi se pretenden construir cuatro represas que inundarían las últimas regiones de selva húmeda de la costa Atlántica, tierras indígenas y 40 sitios arqueológicos. Todos estos casos son tan solo pequeños ejemplos de las resistencias en el continente.

Síntesis de experiencia revela obstáculos, retos

En la reciente reunión de Cubulco, se elaboró un síntesis de las experiencias de los siguientes 13 países: Brasil, Chile, Argentina, Ecuador, Colombia, Paraguay, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Panamá y Costa Rica, México y Estados Unidos. El documento recopiló los obstáculos y desafíos que enfrentan a los pobladores de las cuencas, axial como una relación de las estrategias y acciones implementadas, con sus respectivos errores.

Se identificó como obstáculo principal el modelo de producción impuesto por el gran capital. La crisis petrolera que justifica al gran capital intensificar la explotación de la hidroenergía con la construcción de cada vez más presas, axial como la tendencia a privatizar la energía eléctrica y los recursos naturales y estratégicos en la lógica del mercado, fortalecen las alianzas entre el gran capital en manos de unas cuantas corporaciones trasnacionales del agua y la energía eléctrica. Estas muchas veces portan nombres locales o están camuflajeadas en otras empresas como son Unión FENOSA, Endesa, Iberdrola, Alcoa, Suez y Vivendi, y cuentan con el respaldo de los gobiernos—ya no solo dictatoriales sino de los “democráticos”.

La acumulación de la riqueza en manos de las trasnacionales se facilita por medio de los cambios legislativos en materia de tierra, agua y energía eléctrica; la exención de impuestos a las trasnacionales; y el uso de la coerción y la militarización para acallar y criminalizar la movilización social que reclama sus justas demandas y respeto a los derechos humanos. Mientras que la producción de energía se queda en manos de las grandes trasnacionales de la energía, el agua, la industria minera o petrolera, entre otros sectores, más de 20 millones de brasileños no cuentan con energía eléctrica, ejemplo que se repite por toda la América Latina y el Caribe.

Ya miles de represas se han construido a costa de millones de desplazados y afectados por ellas. El gran reto para la Redlar y del movimiento social es liberar a Chile de 40 grandes presas y otros 15 proyectos de los cuales cuatro de ellos se pretenden construir en la Patagonia; enfrentar a 494 en Brasil, más 942 pequeñas represas, y evitar la expulsión de otro millón de brasileños de sus tierras, resistir a 95 proyectos en Panamá, 45 proyectos en Honduras, y 45 proyectos en México, entre otros en varios países.

El movimiento ha implantado muchas estrategias y acciones en la historia de la lucha.

Entre las estrategias y acciones implementadas están:

Acciones en el terreno legal y institucional:

• Realizar propuestas legislativas.

• Contraatacar los permisos ambientales no justificados

• Interponer juicios, amparos y otras acciones legales de carácter local, nacional e internacional

• Usar el Convenio 169 de la OIT para respaldar las denuncias.

• Realizar plebiscitos

• Iniciar un proceso de reparaciones con el caso de la presa Chixoy

Acciones organizativas y directas:

• Huelgas de hambre, resistencia y apagones, tomas, quemas, cortes de rutas

• Conformación de organizaciones sociales, comunales y familiares.

• Lucha de masas amplias

• La defensa del territorio a toda costa, evitando la entrada de las empresas y gobiernos a nuestras tierras

• Ocupación de presas, cortinas, caminos y carreteras, de oficinas gubernamentales y de la banca multilateral como Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial

• Marchas, plantones y bloqueos

• Una política de alianzas amplia y a nivel local, nacional e internacional con grupos de derechos humanos, abogados, sindicatos, ambientalistas, productores, maestros, pescadores, asociaciones, ONGs, prensa, y entre la población campesina, negra, indígena y urbana

• Acciones de movilización el Día Internacional de Acción Contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida el 14 de marzo

• Expulsión de maquinaria de nuestras tierras

• Negar de forma organizada al pago del agua y de la energía eléctrica.

• Autonomía política y financiera respecto a iglesias, partidos políticos y gobiernos

• Unificación de las luchas locales con las nacionales y otras agendas sociales en torno al PPP, al ALCA, a las privatizaciones, etc.

• Fortalecer los liderazgos colectivos.

• Boicotear juntas de accionistas y reuniones oficiales

• Evitar el discurso del “No, No, No”, e incluir el discurso positivo de un modelo alternativo

• Quitar señalizaciones y marcas de los estudios en nuestra tierras

Educación y Difusión:

• Denuncias públicas; campanas de información, difusión, y sensibilización; y foros de discusión

• Elaboración de material popular como videos, manuales, volantes, afiches, etcétera

• Brigadas en los buses y micros y otros medios de transporte público para distribuir información y generar conciencia

• Generar promotores locales indígenas

• Promover relaciones con reporteros y prensa, axial como conferencias de prensa

• Campañas en las escuelas y universidades

• Programas en radios comunitarias

• Pintar medidores de energía eléctrica.

• Realizar actividades artísticas y educativas con niños.

• Campanea casa por casa.

Los integrantes de la lucha analizaron tanto sus errores como sus logros, en el afán de aprender de la experiencia y avanzar en el proceso.

La resistencia ha caído en los errores de:

• Pensar que nosotros, solos, podemos detener las presas, cuando es un problema global

• Solo organizar contra las represas a nivel local, sin abrirnos al ámbito nacional e internacional

• Confiar demasiado en los partidos políticos y el gobierno

• Dejar solos a las autoridades y los líderes, con el resultado de que son comprados o cooptados, se cansan, se aburren y se abandonan la lucha, o son asesinados.

• No fortalecer alianzas amplias con diversos sectores, como las universidades o grupos de abogados

• Depender del financiamiento de las fundaciones u otros actores sin generar autonomía en nuestras organizaciones

• No creer en nosotros mismos y tener una incoherencia entre el discurso y la práctica política.

• Creer en las promesas de desarrollo y bienestar que nos ha hecho el gobierno por una represa

Mientras tanto, el movimiento anti-represas y por la vida, los ríos, las comunidades y el agua ha logrado importantes victorias. En América Latina podemos festejar y gritar de júbilo por varios éxitos.

Los logros:

Cancelación o cierre de represas:

• Chile—5; Ecuador—2; Panamá—1; Costa Rica—5 en el rió Pactare;

• En Paraguay se derrotaron leyes de privatización y de hidrovías.

• En México, hemos suspendido la presa Itzantun y la actual lucha contra la presa La Parota es esperanza de otro rió y pueblo liberados

• Hemos detenido la privatización del agua en El Salvador y la construcción de presas en Honduras

• Hemos conformado redes y frentes locales, nacionales y regionales

• Hemos fortalecido y aumentado la conciencia y participación ciudadana en torno a los temas de presas, energía, agua, privatizaciones

• Hemos logrado involucrar en la lucha y unir sectores como las iglesias, movimientos y organizaciones

• Las actividades del III Encuentro son de los principales logros y esperanzas

• Se ha promovido la equidad de género, con la muestra del cual que las mujeres se han destacado en la lucha anti-represas por todo el continente

Los miembros de la reunión hicieron presentes los mártires por las represas. Hay asesinados en Guatemala, México, Honduras, Ecuador y otros países donde los hermanos han dado su vida por un mundo con ríos vivos, por un mundo mejor para todos y todas. Su lucha no ha sido ni será en vano.

Hay muchas exigencias

Los participantes en el encuentro firmaron tres cartas de solidaridad dirigidas a los diferentes niveles de gobierno de varios países. Una de estas cartas se refiere al rechazo a la construcción de la Presa La Parota en México y al esclarecimiento del asesinato de Tomas Cruz. Otra dirigida al Instituto Nacional de Electrificación (INDE) en Guatemala, exige el retiro de las acusaciones legales contra líderes indígenas que llevan a cabo el proceso de demandas de reparación de daños por parte del BM y del BID por la construcción de la presa Chixoy. La tercera va dirigida a los gobiernos de Guatemala, Honduras, El Salvador y México, exigiendo el cese a la criminalización de las luchas sociales y ambientales y reivindicando el derecho constitucional a la libre expresión y manifestación. Esta carta va dirigida con copia a los gobiernos de los demás países representados en el encuentro y a organizaciones como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosas, a la presidencia de Cáritas en América Latina, a la Corte Internacional de Justicia, entre otras.

Muchas ideas se vertieron para formar un plan de acción en materia de educación y concientización. Se propuso: intensificar la búsqueda de alternativas descentralizadas, locales y sustentables para el acceso al agua y la energía eléctrica, ampliar las alianzas, vinculación con otras redes y movimientos, fortalecer la investigación y material educativo, fortalecer la estrategia legal y los procesos de reparaciones, promover la ratificación del Convenio 169 de la OIT en los países donde no se han ratificado, mejorar los mecanismos de comunicación y difusión, generar plebiscitos, y crear una escuela latinoamericana sobre alternativas a las represas, la captación de agua y la generación de energía eléctrica.

El punto más polémico giró en torno a la propuesta de que los miembros de la Redlar no recibirían recursos y financiamiento de las IFI’s. Para algunos era difícil el planteamiento de cara a los procesos de reparación de daños y frente a los esfuerzos para obligar al BID y al BM resarcir daños; para otros era difícil plantearlo a las comunidades y organizaciones campesinas e indígenas muy necesitadas de recursos. Ante ello, si bien queda como principio general se adecuará a las circunstancias de cada país.

Entre los elementos focales a nivel de organización fue el compromiso de conformar los frentes nacionales que hacen falta. En el caso mesoamericano falta conformar la red nacional anti-represas en Honduras, El Salvador y Nicaragua, mientras que Guatemala, México, Costa Rica y Panamá ya los han creado y, en el caso de Sur América, solo Brasil cuenta con su red nacional. A nivel de movilización se ratificó el 14 de marzo como el Día Internacional contra las Presas y se desplegaron un sinfín de acciones diversas que se llevaran a cabo en ese Día del 2006. Cabe destacar que dentro del plan de acción se aprobó la Campaña Continental contra las eléctricas españolas Unión Fenosa y Endesa por la violación a los derechos humanos, los excesivos costos de energía eléctrica luego de las privatizaciones, entre otros efectos que han traído a los pueblos del continente. En este marco se hace un llamado de solidaridad y de unir acciones conjuntas a los hermanos y hermanas solidarias de España y las diversas organizaciones como COAGRET a que se unan a esta campaña.

La nueva Coordinación de la Redlar estará en manos de las organizaciones representantes de los países de Brasil, Colombia, El Salvador y Costa Rica. La Redlar publicó la Declaración de Chixoy y propuso un IV Encuentro Latinoamericano Contra Represas para el año 2008. Los últimos párrafos de la declaración afirman los principios de la agrupación: “Convencidos de que el trabajo mancomunado se fortalece cada vez más, seguimos de pie proponiendo un modelo diferente, de la mano con los pueblos y los bienes de la naturaleza. ¡Ríos libres para pueblos libres! ¡Aguas para la vida, no para la muerte!”

Gustavo Castro Soto es Miembro de la coordinación del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Rìos (Mapder) y de la Red Latinoamericana contra las Represas (Redlar). Articulo Publicado por el Programa de las Américas del International Relations Center (IRC). » Serie Acción ciudadana en las Américas, no. 19 (Silver City, NM: International Relations Center, 24 de Febrero de 2006). www.ecoportal.net

Recursos

Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA)
http://www.cemda.org.mx
Tel. en Mexico: 52 (55) 52 86 33 23

El CEMDA es una organización no gubernamental, apolítica y sin fines de lucro, que busca contribuir a la coordinación y unión de esfuerzos nacionales para la defensa del medio ambiente y los recursos naturales, a través del fortalecimiento, consolidación, armonización, aplicación y cumplimiento efectivo del sistema jurídico-ambiental vigente.

Centro de Derechos Humanos de la Montaña «Tlachinollan»
http://www.tlachinollan.org
Tel. en Mexico: 52 (757) 476 12 20
Su misión es promover y defender, desde la diversidad cultural, los derechos de los pueblos Naua, Na Savi, Me´phaa y Mestizos de la Montaña y Costa Chica de Guerrero para diseñar caminos legítimos y pacíficos que garanticen la vigencia de sus derechos humanos.
Mina # 77 col. Centro C.P. 41304 Tlapa de Comonfort, Guerrero

Centro de Investigaciones Económicas y Políticas de Acción (CIEPAC)
http://www.ciepac.org
Bajar su manual «No seas presa de las represas» http://www.ciepac.org/publicaciones/public.html#repre
Teléfono y Fax en Mexico: 52 (967) 6745168
CIEPAC es un Organismo Civil de Chiapas cuyo trabajo es el análisis y la investigación, la formación y capacitación, y el acompañamiento de procesos sociales. Se caracteriza por no ser lucrativa, sin filiación a partidos políticos.
Calle de La Primavera # 6, Barrio de La Merced, C.P. 29240
San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México

Comision Mundial de Represas (World Dam Commision)
Archivos históricos de represas y estudios acerca de represas.
http://www.dams.org

Comunidades Opositoras a la Presa La Parota (CECOP)
Contactos: Rodolfo Chavez
Felipe Flores Hernandez (Guerrero, Mexico) 52 744 408 0340
Jose Venus Hernandez (Guerrero, Mexico) 52 744 488 7058

Coordinadora de las Comunidades Afectadas por la Hidroelectica de Chioxy Guatemala
http:// www.chixoy.decilo.net
Información sobre reunion de Red Latinoamericana contra las Represas y por los Ríos, sus Comunidades y el Agua

Consejo de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) http://rds.org.hn/copinh
Tel: [504] 783-0817, 783-0816

Monitoreo de Alimentos y Agua (Food and Water Watch)
http://www.fwwatch.org/

Movimiento contra las Represas de Brasil
Movimento dos Atingidos por Barragens (MAB)
http://www.mabnacional.org.br/

Foro Mundial del Agua
http://www.worldwaterforum4.org.mx
Ciudad de México, México, 16-22 de marzo del 2006

Red Internacional de Ríos (International Rivers Network)
http://www.irn.org/
Tel. en EU: (510) 848–1155
IRN apoya a comunidades a proteger sus ríos. Trabajan en contra de proyectos destructivos y promueven metodos equitables y sustentables para cumplir las necesidades del manejo de agua, energia y inundaciones.

Su página con la Declaracion de Chioxy:
http://www.irn.org/programs/chixoy/index.php?id=051025declaration_es.html

Red Mexicana de Accion Frente al Libre Comercio
http://www.rmalc.org.mx/index.shtml
Tel/Fax: 52 55 5355-1177

Red por la Paz en Chiapas
http://www.laneta.apc.org/biodiversidad

Programa Ambiental de las Naciones Unidas (United Nations Environmental Program)
http://www.unep-dams.org

Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (Washington Office on Latin America, WOLA)
“Carta al Presidente Vicente Fox expresando sus preocupaciones por la presa hidroeléctrica en Guerrero conocida como La Parota”
http://www.wola.org/Mexico/press_releases/parota_carta_f

La Asociación Río Aragón abandonará la Comisión del Agua

El funcionamiento de la Comisión ha estado viciado desde el primer momento, como se constató en el caso del recrecimiento de Yesa

Entonces abandonamos, puntualmente, la ponencia de obras conflictivas; ahora, tras la marcha de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, dejamos ese foro que solo ha estado al servicio de regantes y posiciones trasnochadas de la mayoría de los partidos políticos

El recrecimiento de Yesa no se solucionará con las decisiones de la Comisión, sino con las sentencias judiciales pendientes, que seguro ilegalizarán el proyecto

Cuando la Asociación Río Aragón-COAGRET decidió solicitar su participación en la Comisión del Agua de Aragón como representante de "Organizaciones Sociales de Defensa de los Afectados por Obras de Regulación" lo hizo tras reivindicar que los conflictos abiertos en Aragón en lo relativo a la gestión del agua se resolvieran por la vía del diálogo y el acuerdo, aplicando principios de equidad territorial que reconsideraran el sufrido papel desempeñado por las zonas de montaña y con criterios racionales que superaran la tradicional visión depredadora que sobre nuestros ríos se había aplicado en el pasado. Entendíamos que de esta forma se podría superar el fracasado Pacto del Agua que, a pesar de contar con un mayoritario apoyo político, no se había podido desarrollar por haber nacido con planteamientos propios de comienzos del siglo pasado y haber sido diseñado para satisfacer las demandas de los aprovechados del agua de siempre e ignorando la voluntad de quienes quedaban condenados, una vez más, a poner su territorio para provecho desmedido de aquellos. 

Continuar leyendo «La Asociación Río Aragón abandonará la Comisión del Agua»

Abandonamos la Comisión del Agua. Coordinadora Biscarrues – Mallos de Riglos

En el Plenario de la Comisión del Agua celebrado el pasado 4 de abril de 2006, se debatió y aprobó entre otros puntos el punto núm. “4º.- Dictamen de la Ponencia de las Bases de la Política del Agua en Aragón”. Estas “Bases de la Política del Agua en Aragón” se presentaron en un documento que antes de ser pasado a votación fue enmendado por distintas Propuestas de Resolución que modificaron por completo el trabajo de la Ponencia, encargada de realizar este trabajo. Este Documento tenía algunos aspectos interesantes, pero ya partía viciado de principios desfasados para el debate hidráulico en Aragón, pero como hemos dicho anteriormente el documento resultante después de su modificación no tiene nada que ver con el original presentado, y lleva el debate hidráulico a épocas muy lejanas y que nada tiene que ver con la Directiva Marco de Aguas. Además de descalificar y tirar por tierra todo el trabajo de las personas que han participado en la Ponencia de las Bases de la Política del Agua en Aragón. Continuar leyendo «Abandonamos la Comisión del Agua. Coordinadora Biscarrues – Mallos de Riglos»