El agua robada en España cada año abastecería a 58 millones de personas

EFE

(23/03/2006)

Adena denunció ayer el robo de 3.600 hectómetros cúbicos anuales de agua que se extraen en 510.000 pozos ilegales repartidos por toda España, cantidad equivalente al consumo medio de 58 millones de habitantes en un año. La organización ecologista puso el dato sobre la mesa con motivo del Día Mundial del Agua, que numerosas oenegés recordaron ayer.

El hidrogeólogo Francisco Turrión, de la Confederación Hidrográfica del Segura, cifró el daño al dominio público por cada metro cúbico de agua extraído ilegalmente en 0,3 euros. Guido Schmidt, de Adena, señaló también que el problema de los pozos ilegales se produce en todas las cuencas. Según explicó, en la del Guadiana existen unos 22.000, hay unos 10.000 en la del Guadalquivir, y al menos 20.000 en la del Segura. 

Desde Adena se afirmó también que casi la mitad del agua bombeada de los acuíferos se extrae al margen de la legalidad y con ella se riega «la sexta parte de los cultivos de regadío en España, numerosos campos de golf y se alimenta un desarrollo urbanístico desaforado».

Además, la organización señaló que el uso ilegal del agua se produce en pozos que no tienen autorización o que fueron modificados sin ella. Entre el 2002 y el 2005, afirman, el Seprona de la Guardia Civil abrió una media de 1.545 expedientes anuales por estas infracciones.

Por otra parte, Intermón Oxfam, aseguró ayer que la mitad de los habitantes de países pobres beben de fuentes contaminadas.
Ecologistas en Acción, que protestaron ante la sede en Madrid de la empresa Aguas de Barcelona, indicó que, en España, el 36 por ciento de la gestión del agua es privada y el 11 por ciento es mixta, lo que repercute en que no se mejoren los servicios y en que los beneficios que se obtienen no se reinviertan en infraestructuras.