Afectados por Biscarrués insisten en que se estudien otras alternativas

DIARIO DEL ALTO ARAGÓN
(19/09/2005)
Empresarios y otros afectados por el proyecto de construcción del pantano de Biscarrués insisten en la necesidad de que se tengan en cuenta regulaciones como la Valcuerna o otras balsas en Los Monegros como medida alternativa a la ejecución de esa obra hidráulica. Así se puso de manifiesto en la asamblea de la Plataforma en Defensa de los Mallos celebrada el pasado sábado en las antiguas escuelas de Riglos, según indican los organizadores en una nota remitida a este periódico. En el comunicado añaden que no están dispuestos a aceptar "las posibles cotas que la Comisión del Agua planteó respecto al embalse" y consideran que si no se tienen en cuenta otras opciones "que respeten el desarrollo del Reino de los Mallos, no va a haber acuerdo justo posible".

Durante la asamblea, se proyectó un documental sobre las consecuencias que acarrearía la construcción de Biscarrués en la zona. Estas afecciones fueron explicadas posteriormente por Jesús Estachod, presidente de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos. Después, José Andrés Pintado, empresario de aguas bravas en Murillo de Gállego, mostró, según se explica en la nota, "el gran despegue que se ha producido en la zona del Reino de los Mallos a raíz del río Gállego, dando los datos de que sobre cien trabajadores tienen empleo directo en las empresas de multiaventura, repercutiendo en sus respectivas familias. A su vez, se crean 200 empleos indirectos de personas que han abierto negocios de hostelería, comercios, turismo rural, etcétera".

Finalmente, Pintado "comparó Aragón y Cataluña, donde tienen el río Noguera Pallaresa, que produce la misma riqueza que el Gállego, y donde sería impensable hacer un pantano para un regadío subvencionado, que produce muchos menos beneficios que el turismo".