COAGRET en Latinoamérica: Fortaleciendo el movimiento internacional contra los grandes embalses

En 1997 en Curitiba, Brasil, se realizó el Primer Encuentro Internacional de Afectados por Represas promovido por MAB (Movimento de Atingidos por Barragens) e IRN (International Rivers Network) entre otros. Dos años después, encontrándose varias organizaciones de América Latina en la Consulta Regional convocada por la Comisión Mundial de Represas (CMR) en 1999 en la ciudad de San Pablo, Brasil, se realiza una reunión donde participan organizaciones de afectados por represas, diversas organizaciones socioambientales e investigadores, todos con gran protagonismo en campañas y luchas en sus territorios en resistencia a la construcción de represas. Con el objetivo de fortalecer un movimiento latinoamericano en contra de represas, intercambiar experiencias, compartir conocimientos y discutir estrategias de oposición a estos proyectos destructivos, pero a la vez también compartir propuestas de preservación y respeto a los ríos y la diversidad cultural, se acuerda crear la Red Latinoamericana contra Represas y por los Ríos, sus Comunidades y el Agua.

En 2000, CENSAT Agua Viva  Amigos de la Tierra Colombia, organiza un evento sobre bosques, hidroeléctricas, embalses, represas, megaproyectos hídricos en Bogotá. En ese mismo año la Comisión Mundial de Represas presenta su informe final en Buenos Aires, Argentina, en la sede de la Organización de los Estados Americanos, después de dos años de estudios globales sobre el funcionamiento de las represas. La Red emite un comunicado con amplia repercusión en Latinoamérica con el título de “Afectados por represas exigen una moratoria y reparaciones por los daños ocasionados”.

A partir de un proceso iniciado por la Coalición Ríos Vivos hacia su segundo Congreso, dentro de varias actividades planificadas con relación a su programa energía -vinculado a agua e instituciones financieras internacionales-, se propone realizar un evento sobre represas que permita reunir a los miembros de la Red y convoca con MAB y RAE (Red de Asociaciones Ecologistas de Misiones) la II Reunión de la Red Latinoamericana contra Represas y por los Ríos, sus Comunidades y el Agua. La misma se realiza en el 2002 en Posadas, Provincia de Misiones, Argentina, con 70 participantes provenientes de Argentina (38), Paraguay (17), Brasil (9) y el resto de Uruguay, Colombia, Honduras, Guatemala y Chile.

En el 2002 se forma el Movimiento Mesoamericano contra las Represas con su primer encuentro llevado a cabo en Guatemala organizado por una coordinación de comunidades que después se organizan como el Frente Petenero contra las Represas; en el 2003 se lleva a cabo en Honduras organizado por el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y en el 2004 en El Salvador recibidos por las comunidades del Río Torola.  Paralelamente se inicia la conformación de redes nacionales y en el 2004 se forma el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER). En el 2003 en Rasi Salai, Tailandia, se realiza la Segunda Reunión Internacional de Afectados por Represas y sus Aliados con la participación de una numerosa delegación de Latinoamérica.

Para el año 2005, COCAHICH (La Coordinadora de Comunidades Afectadas por la Represa Chixoy), después de haber participado en los procesos detallados arriba y mientras impulsa una mesa para reparaciones, organiza del 17 al 21 de octubre de 2005 en Cubulco, Baja Verapaz, Guatemala la III Reunión de la Red Latinoamericana Contra la Represas y por los Ríos, sus Comunidades y el Agua.
La participación de Coagret en foros internacionales se inicia en el II Encuentro Internacional de Afectados por las Presas celebrado 2003 en Rasi Salai, Tailandia, al que asistieron varios compañeros. El momento coincide mientras en Bruselas otros compañeros permanecían durante un mes movilizados presionando para que las instituciones de decisión política europeas frenasen el Plan Hidrológico Nacional (PHN) del gobierno español y, en particular, el trasvase del Ebro no llegara a realizarse. Eran momentos en los que la lucha requería de esfuerzos personales importantes y como colectivo supimos focalizar toda nuestra energía de forma extraordinaria, conseguimos transmitir con buenos criterios la idea de que el problema social, ambiental y económico al que nos enfrentábamos no era sólo nuestro, sino que afectados éramos todos, los aragoneses, los españoles, los europeos…, el planeta. Con la misma idea y proyección global, en Rasi Salai, más de 300 personas de 62 países fortalecieron el movimiento internacional contra las represas destructivas demostrando su habilidad para desafiarlas en sus aspectos técnicos, políticos y morales. Entre los compromisos adquiridos figuran la celebración el día 14 de Marzo de cada año como el Día de Acción contra las Represas y por los Ríos, el Agua y la Vida, intensificar nuestras luchas y campañas, fortalecer la resistencia al modelo de desarrollo neoliberal y por una justicia global ecológica y social, y los intercambios entre activistas y movimientos de personas afectadas de diferentes países.

En 2004 varios coagreteros deciden visitar a los afectados por represas en México, Guatemala y Honduras. Con un recibimiento humano exquisito compartieron experiencias al mismo tiempo que comprobaban la terrible amenaza que suponen los cientos de proyectos de que se hablan para Latinoamérica y que afectarían a miles de hectáreas de selvas y bosques y a cientos de miles de personas que serían desplazadas. El mismo año Coagret regresa a México y asiste al encuentro previsto en la comunidad de Aguas Calientes, municipio de Guerrero, donde las comunidades luchan contra la construcción de la presa La Parota, y donde del 30 de septiembre al 3 de octubre de 2004 alrededor de 600 participantes de más de 60 organizaciones sociales fundaron el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER). Seis meses después Coagret vuelve a participar en la comunidad de Arcediano, municipio de Guadalajara, Jalisco,  del 11 al 14 de marzo de 2005 en el II MAPDER, en el fondo de la barranca de Huentitán donde sólo una mujer, Guadalupe Lara, queda en la resistencia contra la presa Arcediano y se niega a vender sus tierras.

Las organizaciones sociales del movimiento han logrado profundizar su análisis e hilvanar el tema del agua, la energía eléctrica, las represas, las privatizaciones, la contaminación del agua y los ríos, los procesos de los acuerdos comerciales y la lucha por el medio ambiente, entre otros elementos. Consideran que el modelo de desarrollo neoliberal, que actualmente impulsan los gobiernos, se encamina a privilegiar la máxima ganancia del capital bajo el esquema de un desarrollo que facilita la apropiación de los recursos estratégicos en manos de pocas corporaciones trasnacionales y los grandes grupos empresariales nacionales. En este marco y en el contexto del Tratado de Libre Comercio (TLCAN), del Plan Puebla Panamá (PPP), del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), de la Integración de la Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA) y de los Tratados de Libre Comercio con Europa, la tendencia es a la privatización del agua, de la energía eléctrica, de nuestra biodiversidad, de los bosques y otros recursos naturales. Los gobiernos entregan la soberanía y el patrimonio cultural de los pueblos a cambio de mayor deuda externa impulsada por la banca multilateral. La construcción de infraestructura como presas y otras obras de comunicación cuyos efectos son el desplazamiento de población campesina e indígena de sus tierras, afectaciones a la salud de los pueblos y otros daños irreversibles siendo los más afectados los niños, las niñas y las mujeres, alejan las posibilidades de desarrollo integral y sustentable, rompen las cadenas productivas de los pueblos, agudizan la migración y el aumento del desplazamiento de sus lugares de origen  hacia los cinturones de miseria o hacia los Estados Unidos y destruyen el tejido social de las comunidades. Estas presas se imponen sin la consulta a los pueblos lo que constituye una violación al Convenio 169 de la OIT, a los derechos humanos integrales, a las constituciones nacionales y estatales.

Sólo en México las presas están cumpliendo su vida útil de 50 años y al mismo tiempo se inicia un auge en la construcción de nuevas presas con el fin de atraer las inversiones extranjeras, poner las bases para la privatización de la industria eléctrica y del agua, al tiempo en que las trasnacionales españolas como Endesa, Iberdrola y Unión Fenosa, o las francesas como EDF, alemanas como Siemens, o las estadounidenses como AES están ya invirtiendo de manera ilegal y anticonstitucional en el país. Otras inversiones de capital español están siendo muy cuestionadas como las que hizo ENDESA en el río Bío-Bío en Chile o la financiación  del BBVA a la presa El Cajón, en el río Santiago, en México.
 España hoy es el mayor inversor mundial en América Latina, aunque en 1999 recibía un 65% de la inversión directa y ahora sólo un 14%, lidera la clasificación de las inversiones extranjeras con cerca del 40% del total. Entre 1992 y 2001 ascendió a una media anual de 80.000 millones de euros. Así, una parte importante de los beneficios obtenidos por las compañías proviene de las inversiones allí realizadas. Sirvan de referencia los recientes datos proporcionados por el BBVA que en el ejercicio de 2004 tuvo un beneficio de 2.802 millones de euros, un 25,8% más que en 2003 y el 33% proviene de Latinoamérica y del Banco Santander que ganó 3.136 millones, un 20,1% más que en 2003 y 1.036 millones provenían de la misma región. Para Telefónica, el negocio de América Latina representa el 34% de sus ingresos totales, más del 45% de los ingresos de Repsol-YPF, el 23% de los de Endesa y el 7% de Arcelor. Por todos son conocidas las 12 empresas con mayor presencia en el área: Telefónica, B. Santander, BBVA, Repsol, Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Gas Natural, Agbar, PRISA, Sol Melia, ACS. Las seis primeras controlan el 70% de la evolución de la Bolsa en nuestro país y sólo Telefónica y B. Santander representan casi el 40%.

Más de 45 mil grandes represas se han construido en el mundo, han desplazado directamente a 100 millones de personas en todo el planeta y han inundado tierras equivalentes a tres veces el territorio de España o toda la región del PPP. El impacto ecológico ha sido irreversible con la inundación de bosques. Miles de zonas arqueológicas y culturas se han sepultado bajo las aguas. La biodiversidad se ha perdido al tiempo en que el impacto en el cambio climático ha sido desastroso. Los pueblos se han militarizado y se les ha alejado de los medios de subsistencia. Ahora, mientras en el norte cierran represas en el sur se abren. Las empresas y las maquiladoras migran hacia las regiones pobres porque ofrecen un paraíso fiscal, tierras y mano de obra baratas, exención de impuestos y la infraestructura se remata a precios irrisorios. Ahora los pueblos se encuentran en confrontación con un nuevo actor: las empresas transnacionales que cada vez se enriquece más. Mientras, las promesas de agua, energía eléctrica, pavimentos, clínicas, escuelas y proyectos productivos nunca fueron cumplidas para los desplazados por las represas en nombre del desarrollo. Mientras unos afirmaron “¡Nos quieren despojar de nuestras tierras!”, Otros confirmaron “¡Ya nos saquearon, ni una presa más!”

Cara a cara entre Xúquer Viu y la Junta Central de Usuarios del Vinalop

EL PAÍS
(14/08/2005)
ENTREVISTA: EL FUTURO DEL TRASVASE, SEGÚN LOS REGANTES DE ALICANTE Y VALENCIA

El Júcar y el Vinalopó, cara a cara 

"Si alguien de verdad quiere un Júcar vivo son los usuarios del Vinalopó" – "El plan de cuenca del Júcar se hizo en base a unos recursos inexistentes" – "En años de sequía no se podrá trasvasar ni una gota de agua"

SANTIAGO NAVARRO  –  Alicante

Pregunta. ¿Qué trazado acarrea menor impacto ambiental para el río, el de Cortes de Pallás o el del Azud de la Marquesa?

Andrés Martínez (presidente de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó). El Júcar-Vinalopó siempre será un trasvase a sobrantes, con lo que nunca afectará ni al caudal ecológico del río Júcar, ni a los aportes a la Albufera de Valencia. Lo que no podemos permitir los Usuarios del Vinalopó es la intoxicación que desde colectivos antitrasvasista han intentado transmitir a La Ribera diciendo que el trasvase va a secar la Albufera de Valencia y el río. Si alguien de verdad quiere un Júcar vivo, son sus futuros usuarios.

Francisco Sanz (portavoz de Xúquer Viu). La principal carencia es que el Plan de Cuenca del Júcar se hizo contando con unos recursos inexistentes, y, lo que es peor, no fijó ningún caudal ecológico para el río a partir de Antella, en sus últimos 60 kilómetros. En los últimos 10 años, más de la mitad de los días el río no llega al mar y el resto lo hace con un caudal completamente insuficiente. El Júcar ha perdido más de la mitad de su caudal en los últimos 25 años y a la Albufera le llega una tercera parte del caudal que en los años 70. Continuar con el proyecto actual hubiera significado la muerte definitiva del río y de la Albufera.

P. El coste de la obra, calidad y precio del agua están en el centro de la polémica, ¿qué alternativa es más ventajosa?

A. M. La toma en el Azud de la Marquesa es una propuesta de trazado más cara, de mayor recorrido y con serios costes ambientales. Afecta directamente a dos Lugares de Interés Comunitarios: Marjal de Cullera y Sierra de Corbera. El proyecto actual ha superado todos los requisitos ambientales. El recorrido desde Cullera a Villena asciende a 92 kilómetros con una altura neta de impulsión de 850 metros, frente a los 67 kilómetros de trazado desde Cortes a Villena y una altura neta de impulsión de 250 metros. ¿Qué necesidad hay de derrochar tanta energía? El trazado que se está ejecutando, con toma de Cortes, tiene garantizada su financiación, ¿quién garantiza la financiación del cambio de toma? El actual trazado es el único que pueden pagar los regantes, frente a las 0,10 euros del precio medio del metro cúbico con destino a agricultura desde Cortes de Pallás, el precio para el agricultor desde la Marquesa sería de 0,42 euros.

F. S. Lo más caro es hacer una obra faraónica por la que no pase agua y sea fuente constante de conflictos entre comarcas. Respecto al precio del agua, está claro que será menor dónde más agua haya, y desde luego desde Cortes el trasvase es totalmente inviable porque el precio del agua se dispararía al ser poca cantidad la que se podría trasvasar. Los teóricos 0,10 euros/metro cúbico que menciona Martínez en cuanto al agua procedente de la toma en Cortes se refiere al hipotético caso de que se trasvasaran 80 hectómetros cúbicos/año. A lo largo de estos años se ha hecho creer a los agricultores del Vinalopó que esas eran las cifras que tendrían que pagar cuando llegara el agua. El Banco Europeo de Inversiones calculaba que si se podían trasvasar una media de 20 hectómetros cúbicos/año, la tarifa resultante era de 45 céntimos de euro por metro cúbico, y ello utilizando los datos de costes sin actualizar.

P. ¿Qué toma garantiza más excedentes?

A. M. Con sentido común y una buena gestión, como nos obliga el Plan de Cuenca, la misma agua sobra en Cullera que en Cortes de Pallás. El informe de los técnicos independientes de Europa garantizaba un promedio de 50 hectómetros cúbicos/año, afirmando que el volumen de 80 hectómetros cúbicos/año se podría alcanzar en bastantes años. El estudio presentado a la Comisión por parte de Aguas del Júcar, S.A. hace apenas dos meses afirmaba de manera categórica la inviabilidad de la toma del Azud de la Marquesa. El Ministerio de Medio Ambiente, como cierre de la Comisión técnica el 31 de enero de 2005, garantizaba una horquilla en Cortes de Pallás de media entre los 12 y 62 hectómetros anuales.

F. S. La Comisión Técnica demostró que en Cortes no había agua para trasvasar más de 14 hectómetros uno de cada cuatro años. Es decir, que en una situación de sequía como la actual no se podría trasvasar ni una gota al Vinalopó, ya que los recursos no son suficientes ni siquiera para los usuarios históricos de la cuenca cedente: los regantes tradicionales de la Ribera están sufriendo restricciones importantes con recortes del 30%. Si en alguna parte del río hay sobrantes, procedentes de la modernización de los regadíos de la Ribera, es en su desembocadura. Si se asigna un caudal mínimo ambiental adecuado al río, una parte de ese caudal podría derivarse al Vinalopó. Pero se ha de garantizar que la parte final del río cuente también con un caudal suficiente.

A. M. Hay que ser honestos y realistas: Su único objetivo es no hacer ningún trasvase, ni desde Cortes, ni desde ningún otro lugar.

F. S. Si sobra el mismo agua en Cullera que en Cortes, ¿por qué ese empeño ultramontano en defender el actual trazado que está rechazado por todos los sectores de la cuenca cedente?

P. ¿Cuál ha sido el papel de Xúquer Viu y de Nueva Cultura del Agua en el cambio de trazado?

A. M. Ha sido un chantaje en toda regla, y la ministra Narbona es la gran responsable de ese chantaje de los antitrasvasistas. Lo grave es que con un informe de 25 páginas, elaborado por un antitrasvasista [la Fundación Nueva Cultura del Agua] haya paralizado una obra de interés general, financiada por la Unión Europea.

F. S. La oposición al trasvase no viene sólo de la Ribera, sino de muchas otras comarcas valencianas. No podemos dejar morir nuestro principal río. Hemos encabezado las movilizaciones contra el trasvase, pero no solitariamente. La Fundación de la Nueva Cultura del Agua, es una organización de carácter técnico y científico que nos ha facilitado el asesoramiento y los datos reales que las autoridades competentes habían ocultado hasta ahora.

P. El Vinalopó reivindica el trasvase desde hace 585 años, ¿es la única alternativa a la carencia hídrica de la comarca?

A. M. Sí, así es. El 27 de mayo de 1420 está documentada la primera petición del agua del Júcar por los agricultores de Elche. No podemos dejar ahora que unas organizaciones radicales rompan el consenso y los principios de solidaridad territorial del plan de cuenca del Júcar de 1997. Ahora, es la principal alternativa para recuperar nuestros acuíferos y para garantizar agua de riego a 50.000 hectáreas y a más de un millón de ciudadanos. En el conjunto del Vinalopó se realiza un 90% de rendimiento en regadío y superamos el 80% en reutilización. ¿Qué más podemos hacer? ¿Emigramos?

F. S. Xúquer Viu no es ninguna organización radical, sino un movimiento ciudadano y plural y de sus sistemas acuáticos. Hay que reflexionar sobre la desastrosa gestión hídrica que se ha hecho y que ha provocado la actual sobreexplotación de los Acuíferos del Vinalopó. Se han otorgado derechos de extracción cuatro veces superiores a los recursos renovables. El trasvase no es la única alternativa. Una combinación de soluciones pasa por el ahorro y la eficacia en la gestión hídrica, la reutilización y la desalación para el consumo humano.

P. ¿Por qué se crea una comisión para estudiar la viabilidad del trasvase en agosto de 2004 y más tarde se paraliza la obra?

A. M. El consenso ha existido desde 1997, cuando se aprueba el plan de cuenca del Júcar, hasta hace pocos meses. Políticos, organizaciones agrarias y usuarios de la Ribera, bien intencionados, pero mal informados, se han dejado influenciar por el lobby de la Fundación Nueva Cultura del Agua. El principal representante de los Usuarios del Júcar ha estado presente en la comisión durante los años de realización de la obra y nunca ha manifestado una opinión contraria. Sinceramente, esto no hay quien lo entienda. Es de locos.

F. S. El plan de cuenca en vigor se realizó con cifras manipuladas. Se contemplaron unos recursos hídricos muy superiores a los que realmente llevaba el Júcar. El trasvase se diseñó con unos sobrantes inexistentes. En el plan de cuenca se utilizó como documento de base para calcular las disponibilidades de agua del Júcar un estudio fechado en 1989, y la memoria del plan reconocía que los datos eran antiguos, cuando se sabía que desde principios de los 80 la reducción del caudal era progresiva, debido a la sobreexplotación del acuífero de la Mancha Oriental. Todas estas razones llevaron al Ministerio de Medio Ambiente a crear en agosto de 2004 una comisión de viabilidad del trasvase.

P. ¿El trasvase actual incluye el doble uso del agua, como se asegura desde Alicante?

A. M. El Artículo 24 del Plan de Cuenca del Júcar afirma que el uso de las aguas procedente del Júcar y con destino al Vinalopó tienen como fin paliar la sobreexplotación de los Acuíferos del Vinalopó-Alacantí, que siempre se han usado para regadío y abastecimiento y cubrir el déficit de los Abastecimientos en la Marina Baixa. El agua de Cortes es apta para riego y también para abastecimiento. La de Cullera, no.

F. S. Cuando la Comisión Técnica creada por el Ministerio el año pasado tuvo conocimiento de las cifras reales del río y se vio que el Júcar estaba mucho peor de lo que se pensaba, el Ministerio comunicó en enero de 2005 que los usuarios urbanos quedaban fuera del suministro de agua del trasvase. La insistencia en esta reclamación del trasvase para abastecimiento urbano confirma nuestras sospechas de que el verdadero destino de la mayor parte del agua del Júcar es para la especulación urbanística y los campos de golf.

Apasionado debate virtual

La cita fue el jueves a las 10.00 horas. El objetivo mantener un cara a cara vía correo electrónico entre los representantes de dos de los colectivos sociales de mayor relevancia y con intereses contrapuestos en el trasvase Júcar-Vinalopó, en sendos ámbitos territoriales: La Ribera y la comarca del Vinalopó. Los contertulios acudieron puntualmente. En la sede de la oficina Técnica de la Junta Central de Usuarios del Vinalopó de Villena se encontraba Andrés Martínez, presidente del ente desde su creación en 2003; en su domicilio particular de L’Alcúdia, Francisco Sanz, portavoz del colectivo Xúquer Viu. Martínez, ingeniero agrónomo y empresario agrícola, y Sanz, maestro, fueron los elegidos tras intentar sin éxito que el oponente dialéctico del primero fuese Antonio Estevan, ingeniero de la Fundación Nueva Cultura del Agua, ente que impulsa el nuevo trazado.

Al inicio del debate, Andrés Martínez dejó constancia de su preferencia por un cara a cara físico. La charla giró en torno a un guión previo. Los contertulios no eludieron el cuerpo a cuerpo y a cada respuesta acompañó una réplica. La rigurosidad técnica de los interlocutores, no exenta referencias coloquiales, y el respeto al medio (sabedores de que sus opiniones eran escritas) prolongó el multilateral durante cuatro horas. Pese a ello, el debate se desarrolló en un tono cordial. Al final, Martínez y Sanz se mostraron satisfechos. "Hay sido agotador, pero muy interesante", dijo Martínez.

Carta de apoyo a los afectados por La Parota

18 de agosto de 2005, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México.

A LOS COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS
EN LA LUCHA CONTRA LA PRESA LA PAROTA.

El Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el apoyo de los gobiernos neoliberales están presionando por todo el mundo para lograr la privatización del agua, de la energía eléctrica, la tierra y las presas. Las luchas populares por todo el mundo se han levantado. Centroamérica se levanta y específicamente en Guatemala se ha creado por primera vez el Frente Guatemalteco contra las Presas. En Sudamérica los pueblos resisten en Brasil, Chile, Colombia, Argentina y Paraguay. La estrategia es clara y se comparte por todo el continente: evitar a toda costa la creación de más presas que sólo beneficiarán a las empresas constructoras, a las trasnacionales y a lo gobiernos corruptos. Mientras tanto, los que perderán serán los desplazados por el proyecto, los habitantes río arriba y río abajo y al final todos porque la pérdida ecológica la sufrimos todo el planeta. Y mientras más se permite el avance del proyecto más difícil y con mayores costos se cobrarán a las luchas populares.

Es por ello que las organizaciones abajo firmantes nos queremos solidarizar por su lucha incansable contra la construcción de la presa La Parota en el estado de Guerrero. Sufrieron la represión, desalojo, persecusión, intentos de división y otros mecanismos para acabar con la resistencia. Pero les rogamos que no se detengan, que somos muchos con ustedes apoyando sus esfuerzos por mantener sus tierras, el agua y la vida que es de todos y todas. Por eso exigimos el cese a la represión y que se detenga la construcción de la Presa La Parota.

Un abrazo solidario desde muchos lugares de México y de otro países.

CIEPAC A.C., KINAL ANTZETIK, COSIMISIÓN POR LA UNIDAD Y LA RECONCILIACIÓN COMUNITARIA (CORECO), RED DE DEFENSORES POR LOS DERECHOS HUMANOS COMUNITARIOS DE CHIAPAS, CENTRO DE DERECHOS HUMANOS DEL TEPEYAC, COMPITCH, ALIANZA CIVICA DE CHIAPAS, AMIGOS DE LA BARRANCA, A.C.; COMITÉ PRO-DEFENSA DE ARCEDIANO, A.C., COMUNIDAD DE STA. MA. TEQUEPEXPAN, CONSEJO NACIONAL DE AHORRADORES DEFRAUDADOS, CONSEJO INDÍGENA-CAMPESINO, CONSEJO CIUDADANO DEL AGUA, A.C., DEMOCRACIA INDEPENDIENTE POR UNA LIBERACIÓN ORGANIZADA, A.C., DESMI, A.C., DISIDENTES DE EL PALOMAR, FUNDACIÓN CUENCA LERMA-LAGO CHAPALA-SANTIAGO, A.C., FUNDACIÓN FIND, A.C.,  ORGANIZACIÓN SOCIAL PARA EL DESARROLLO (OSD) EN MICHOACÁN, CENTRO DE DERECHOS DE LA MUJER DE CHIAPAS, AC., MOVIMIENTO MEXICANO DE AFECTADOS/AS PORLAS PRESAS Y EN DEFENSA DE LOS RÍOS (MAPDER), GIAN CARLO DELGADO (AUTOR DE "AGUA Y SEGURIDAD NACIONAL" -ARENA, 2005-  Y "AGUA: USOS Y ABUSOS. LA HIDROELECTRICIDAD EN MESOAMÉRICA -CEIICH/UNAM, 2005; DE GUATEMALA EL FRENTE PETENERO CONTRA REPRESAS (FPCR) Y EL CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y EDUCACIÓN POPULAR (CIEP);  DE ESTADOS UNIDOS: RED INTERNACIONAL DE RÍOS (IRN).

Nuevo proyecto de planta desaladora

Desaladora
REVISTA AMBIENTUM
(Abril / Mayo)
Con el crecimiento de la población y la mejora de la calidad de vida, aumenta exponencialmente la demanda de agua y energía. Cuando las cuencas de los ríos llegan al límite de su capacidad y la demanda sigue creciendo, es evidente que en las costas hay que recurrir a la desalación de agua del mar para, progresivamente, abastecer todo el crecimiento de la demanda.

La tecnología de desalación más eficiente conocida es la ósmosis inversa, y el consumo de energía para desalar agua de mar es de 4Kwh por metro cúbico. La energía eléctrica se toma de la red y en algunos casos se instalan sistemas de cogeneración para reducir el costo energético.

Por ello, el Grupo Industrial MTorres es el responsable de la creación de una planta desaladora de agua por ósmosis inversa sobre plataforma flotante con energía eólica como fuerza motriz. Fundado en 1975, el Grupo está formado por un conjunto de empresas dedicadas al diseño, desarrollo y fabricación de Sistemas de Automatización de procesos industriales.

El costo energético y el de inversión de las plantas desaladoras convencionales todavía es muy alto por las siguientes razones:

A) En el proceso de desalación por ósmosis inversa se bombea tres veces la misma cantidad de agua:

1º Extracción de agua de los pozos
2º Para filtrado del agua en la planta
3º Para alimentar a las membranas a alta presión
en la planta desaladora

Los tres bombeos suponen tres instalaciones de motores eléctricos y bombas que suponen una parte importante de la inversión.

B) En cada bombeo hay pérdidas importantes de eficiencia energética.

La demanda de agua y energía en el mundo requiere el desarrollo urgente de nuevos conceptos más eficientes en la generación de energía y en la desalación del agua.

Cuando se trata de desalar agua de mar tenemos que pensar que en ese entorno hay agua y viento, dos elementos de la naturaleza, que están muy ligados al mar. Ambos elementos son renovables y, por lo tanto, inagotables para el uso del hombre en la tierra sin dañar al ecosistema.

El agua, como fluido líquido, tiene excelentes propiedades de transmisión de energía con muy alto rendimiento energético, a través de cilindros hidráulicos. El viento, como fluido gaseoso, ya se está utilizando con éxito como fuente de energía.

El proyecto de Desalación del Grupo MTorres consiste en utilizar racionalmente los elementos viento y agua para obtener, en unos casos, agua desalada del mar y, en otros, energía eléctrica para verter a la red general o para bombeo, en las rutas de transporte, de agua desalada hacia puntos alejados de la costa y a diferentes alturas.

La Planta desaladora

El proyecto trata de desarrollar una plataforma flotante en el mar o embalses, con un aerogenerador en el centro de dicha plataforma de forma circular. La energía del viento se transforma en energía mecánica, que se aplica directamente a bombear agua del mar a alta presión, con gran rendimiento energético.

La función del aerogenerador en la plataforma flotante es la de transformar la energía eólica en energía hidráulica, por ser dos elementos esenciales para la vida que, utilizados racionalmente, dan vida con el máximo respeto a la naturaleza.

El rendimiento energético en la transformación de la energía eólica a hidráulica es mucho más alto y más económico que en la de eólica a eléctrica, como sucede en la actualidad.

La plataforma flotante eólico-hidráulica puede tener diferentes usos a partir de disponer de energía hidráulica.

A) La energía hidráulica se puede utilizar directamente a una turbina Pelton con un generador eléctrico y generar energía eléctrica y ser evacuada a tierra por cable submarino.

B) La energía hidráulica se puede utilizar directamente sobre una planta desaladora instalada en la propia plataforma, evacuando a tierra el agua desalada por tubería submarina, dejando el rechazo o salmuera en el mismo lugar de la plataforma flotante, evitando problemas ecológicos que provocan las desaladoras en tierra con el vertido de la salmuera en zonas muy concentradas en aguas de poca profundidad.

C) Plataforma mixta de generación de energía y agua desalada, sobre todo como plataforma experimental de generación de dos productos, agua y energía eléctrica, reduciendo los costos de I+D+I, puesto que la mayor parte de la inversión corresponde a la plataforma con energía hidráulica que es común para los dos productos, energía eléctrica y agua.

Los costos de desalación en la plataforma flotante eólico-hidráulica se pueden reducir entre un 30-40% respecto a los sistemas más avanzados de ósmosis inversa.

Igualmente los costos de inversión para generar energía eléctrica off-shore con la plataforma flotante eólico-hidráulica se pueden reducir de un 20 a un 25% respecto de los costos actuales off-shore con pilotaje en el fondo del mar, con la ventaja de poderse instalar en profundidades de hasta 100 metros, teniendo muchas más posibilidades de expansión en todo el mundo.

El alto porcentaje posible de reducción de costos en la desalación con la plataforma eólico-hidráulica se debe principalmente a que utiliza un solo bombeo en lugar de tres como los sistemas convencionales, reduciendo de 4 a 2,5 Kw/h/m?.

Además del ahorro energético, se contempla el ahorro de inversión al evitar motores y bombas, así como simplificar los circuitos hidráulicos, que garantizan un mejor control de presión en las membranas.

Otra ventaja importante es que los 2,5 Kw/h/m3 de energía proceden de energía limpia renovable y, por lo tanto, favorece el cumplimiento de los Acuerdos de Kioto.
Detalles Técnicos y de Funcionamiento

Desde el inicio de este proyecto se decidió que la planta de desalación estuviera en el mar, sobre una plataforma flotante, ya que ésta tecnología presenta diversas ventajas medioambientales:

– Localización de la planta: Al tratarse de una planta flotante, permite ser ubicada en el emplazamiento idóneo para la calidad y cantidad del agua a desalar, ya que de estos dos aspectos depende la vida media de las membranas y, por tanto, el rendimiento de la planta.

– Poder elegir la localización permite obtener agua más limpia, sin turbidez, obteniéndola a la profundidad adecuada y evitando lechos marinos que generan turbidez. Agua de más calidad implica menos tratamientos químicos posteriores y, por tanto, menos residuos químicos en el agua, además de una menor afección a los parámetros físicos y químicos del agua (temperatura, pH, etcétera).

– Permiten también escoger el lugar de menor afección ambiental para el vertido de salmueras, evitando la proximidad de las comunidades bentónicas más sensibles. Las plataformas flotantes evitan asimismo las bahías cerradas y los sistemas naturales marinos de alto valor ecológico o que gozan de algún estatus de protección legal.

– Estas plataformas permiten asimismo seleccionar la localización que nos permite situarlas en áreas marinas con un elevado hidrodinamismo (aguas movidas), que favorece la dispersión natural de las salmueras y, por tanto, la dilución de la sal.

Desaladora

Esquema de la desaladora

La primera fase en el desarrollo del proyecto fue decidir el concepto de estructura de ‘plataforma flotante’, lo suficientemente rígida como para soportar la dureza del mar durante los temporales pero al mismo tiempo ligera para que resulte a costos competitivos.

Entre las muchas formas posibles de estructuras, se utilizó el concepto simple de la rueda de bicicleta, es decir, un buje central, radios y una llanta. Esta estructura es muy rígida y, al mismo tiempo, ligera y barata.

La subida del costo del acero, su escasez y la contaminación que genera su producción ha provocado en el Grupo contemplar una nueva filosofía de diseño, basada en la reducción de costes y en el respeto máximo al medio ambiente, como única forma de competitividad.

La plataforma consiste en dos flotadores circulares separados unos dos metros mediante unos tubos pasantes por ambos flotadores para aportarles una gran rigidez. Los dos flotadores equivalen a dos grandes llantas de bicicleta unidas a un tubo o buje central por grandes radios. Esta estructura es ligera de peso, tiene gran rigidez y es económicamente competitiva.

El flotador inferior soporta todo el peso de la estructura y el flotador superior garantiza la estabilidad cuando el viento y las olas son de la máxima intensidad conocida en el área de ubicación de la desaladora.

Cuando el viento es fuerte tiende a volcar la plataforma, pero en el momento en que se inicia la inclinación, actúa el segundo flotador y lo estabiliza de forma que, cuando el oleaje es fuerte, las olas pasan entre los dos flotadores y por encima del flotador superior, evitando así los fuertes golpes de las olas sobre la estructura de la plataforma.

Sobre la plataforma descrita se instala en el centro un aerogenerador muy especial. Un generador eólico convencional provocaría sobre la plataforma flotante grandes pares de vuelco y torsión, causando un efecto giratorio de la plataforma y un efecto de vuelco. El problema se resuelve instalando un aerogenerador a sotavento para conseguir un autoalineamiento con la dirección del viento, ayudado por dos timones en la plataforma.

Otro problema que se tuvo que afrontar es la forma geométrica de la torre. En los aerogeneradores convencionales, la resistencia que opone la torre al viento es similar a la que oponen las palas. Esto crearía graves problemas de anclaje de la plataforma al fondo del mar. Para resolverlo, decidimos diseñar la torre con forma aerodinámica para disminuir la fuerza del viento sobre sí misma.

Esto obliga a que la plataforma gire y se oriente hacia el viento para que el borde de ataque de la torre siempre esté orientado al viento.

Que la plataforma fuera giratoria creaba otro problema en la fase siguiente: cómo evacuar el agua producto a tierra si la plataforma gira. La solución condujo a diseñar un colector rotativo en el fondo del mar, consistente en un pesado dispositivo telescópico que descansa, en su extremo inferior, en una esfera que se apoya por gravedad sobre un anclaje en el fondo del mar, con forma cónica, configurando entre ambos una válvula de esfera.

El dispositivo telescópico compensa la diferencia de profundidad por el efecto de las mareas y el vaivén del oleaje, es basculante y con un solo anclaje es suficiente para todas las direcciones de viento.

Para el proceso de desalación se ha seleccionado el sistema más desarrollado y competitivo, el de Ósmosis Inversa. Para su aplicación sobre la plataforma flotante se ha requerido a expertos en desalación por ósmosis inversa en plantas desaladoras en tierra.

En el diseño de la desaladora sobre la plataforma se han evitado superficies que opongan resistencia al viento de olas de 8 a 10 metros de altura, por lo que se ha previsto una pequeña sala de control en el centro de la plataforma. Los tubos con las membranas estarán en posición radial y a muy baja altura para que las olas puedan pasar por encima sin romperlas.

La fuerza motriz para el bombeo será el viento que, por las palas, se transforma en energía mecánica, transmitida por un eje vertical hasta la bomba que impulsa el flujo hidráulico hacia las membranas. Es decir, no hay generación eléctrica, solo energía mecánica, evitando pérdidas en la transformación de la energía y reduciendo costes innecesarios.

Para mantener la presión del agua constante sobre las membranas hemos previsto hacer grupos de tubos de membranas de forma que solo trabajan todos cuando el aerogenerador alcanza su máxima potencia. De esta manera, si disminuye el viento y tiende a bajar la presión del agua, automáticamente se regula el número de tubos necesarios que deben trabajar para mantener la presión constante.