Un grupo de voluntarios se acerca a conocer la situación del río Gállego

EL DIARIO DEL ALTO ARAGÓN
(26/06/2005)
HUESCA.- La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos organizó ayer una excursión guiada por la zona de la Galliguera. La visita se enmarca en el Proyecto "VoluntaRíos", en el que participan 21 asociaciones de Aragón que se encargan de vigilar y mantener la conservación de los ríos y ecosistemas de sus zonas respectivas.

Un grupo de personas, procedentes de Huesca y otras localidades de la comarca, disfrutaron ayer de un paseo por el bosque de la ribera del río Gállego. Acompañados de un guía, llegaron hasta la localidad de Erés por el Puente de Hierro de Santa Eulalia. Durante el recorrido que hicieron, aprendieron el comportamiento de la dinámica fluvial, la erosión, arrastre y depósito de sedimentos. Posteriormente, se han estudiado algunas características del bosque de ribera y el ecosistema en el que se forma.

En la excursión, organizada por la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, se ha visto que el río genera vida allá por donde pasa y genera riqueza por las orillas de los pueblos, como en el caso de localidad de Erés. Lola Giménez, responsable de temas educativos de este colectivo, ha apuntado que el proyecto VoluntaRíos pretende "acercar gente a los ríos de su zona". También ha destacado que los ríos forman parte de la identidad y forma de ser de los habitantes de sus orillas. "Para nosotros, el río Gállego es vida y es motor de desarrollo para Aragón", ha destacado.

La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos tiene, entre sus proyectos más inmediatos, la implantación de una ruta, apta para minusválidos, con paneles indicativos, de la Confederación Hidrográfica del Ebro, que se instalarán a partir del 1 de octubre.