La Coordinadora critica las declaraciones de Cajal sobre el embalse

EL DIARIO DEL ALTO ARAGÓN

(17/06/2005)
Presentan el VoluntaRíos para el Gállego

HUESCA.- La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos arremetió ayer contra las últimas declaraciones realizadas por el director del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Alfredo Cajal, en torno al embalse de Biscarrués, en las que se postuló a favor de su construcción e indicó que, si se hiciera el Canal de La Hoya, podría servir para llenar el pantano de Montearagón (infraestructura prevista para dotar de recursos hídricos a la capital oscense). Para el presidente de la Coordinadora, Jesús Estachod, "nos están engañando si la estrategia es unir el abastecimiento de agua a Huesca con el pantano de Biscarrués porque es imposible, ni está el proyecto, ni dan las cotas". Considera que "el PAR, en este caso el señor Cajal, pretende buscar apoyos en la masa de Huesca para impulsar el pantano de Biscarrués, pantano con el que se pretende destruir una zona muy turística para potenciar unos regadíos totalmente cuestionados".

El director del IAA, también se pronunció sobre un posible bombeo de la presa del Grado o el embalse de Valcuerna, como medidas para suministrar agua a Los Monegros. Tras apuntar que "es una opinión muy particular", señaló que existen limitaciones. "El Canal del Cinca no puede llevar más de sesenta metros cúbicos por segundo. El Canal de los Monegros, en estos momentos, necesita de reparaciones cada año y si lo tenemos que utilizar para llenar la Valcuerna durante el invierno, no se podrán realizar esas obras". Una consideración bien distinta es la que expresa la Coordinadora al respecto. "Las reparaciones se hacen más rápido dependiendo del presupuesto y del interés y para llenar Valcuerna tampoco haría falta que estuviera todo el año bajando agua por el canal. Lo que hace falta es una mejora en la gestión, arreglar los canales, modernizar los regadíos, un análisis de cultivos, etcétera".

El colectivo y APIAC (Asociación de Empresarios de Ayerbe y Comarca) han elaborado unas bolsas de plástico que han repartido por todos los comercios de la zona y que llevan un mensaje claro: el rechazo a la construcción de Biscarrués.