SEQUIA

EL PERIÓDICO DE ARAGÓN

FERNANDO Rivarés (Periodista)
8/05/2005

La raza humana es tozuda. Y da tantas muestras de ingenio e imaginación, tantas lecciones de supervivencia, como ejemplos de estupidez y atraso mental. Debe ser un privilegio exclusivo de la humanidad. Estos días de sequía, que inauguran años, son un claro ejemplo de ello. Los científicos llevan mucho tiempo alertando del origen indiscutible de este mal: hemos modificado el clima entre todos, las industrias descontroladas, las emanaciones de dióxido de carbono, nuestro empeño en un modelo de vida destructor, el tráfico sin sentido devorando el petróleo, la negativa del imperio y de todos sus estados seguidores a reconocer lo evidente y a dejar al planeta en paz, son las causas. Y seguimos sin querer ponerle freno. En Aragón, además, andamos a la gresca con el cuento de los pantanos que no pueden llenarse con una lluvia que no cae y con meterle mano a los ríos en plan violación. El barro reseco de Barasona y el vacío integral de Mediano nos lo recuerda cada día: no por mucho empantanar llueve más temprano. Vienen años sin agua, avanza el desierto, pero no aprendemos. Aún vendrán demagogos de turno a sugerir que la solución está en las rogativas y las subvenciones. Inteligente humanidad