La política hidrológica de este gobierno: destruir ríos y destruir empleos.

COAGRET denuncia la política hidrológica del Ministerio de Medio Ambiente que consiste en destruir lo poco que queda sano de nuestros ríos de Aragón.

Con la aprobación de la Evaluación de Impacto Ambiental del embalse de Biscarrués la Ministra de Medio Ambiente Medio Rural y Marino se precipita hacia una insostenible política de la oferta hidráulica. El Ministerio ha condenado al río Gállego a una muerte segura y anunciada.

La construcción del embalse de Biscarrués imposibilitará alcanzar los objetivos de alcanzar el buen estado ecológico a que obliga la Directiva Marco de Aguas.

Pero además supone la destrucción segura de las actividades de deportes de aventura que se desarrollan en el tramo que se pretende inundar, provocando la ruina de las empresas y la destrucción de los puestos de trabajo. Estas actividades turísticas suponen el principal motor económico de la zona.

Esta es la manera de afrontar la crisis que tiene doña Rosa Aguilar, antigua miembro de Izquierda Unida y ahora en el PSOE, destruir empresas sostenibles y puestos de trabajo rurales.

Hay que recordar que el estado se hace cargo de (es decir paga íntegramente) por lo menos un tercio del coste del embalse. Dicho de otra manera, el MARM va a gastar 41 millones de € en destruir empresas y puestos de trabajo, además de los impactos ambientales reconocidos por organismos fuera de toda sospecha como el CEDEX.

COAGRET | Martes, 12 Julio 2011 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!