Un nuevo caso de derroche del dinero público: el embalse de Biscarrués

COAGRET denuncia el derroche de dinero público que supondría la construcción del embalse de Biscarrués.

El embalse de Biscarrués costaría 177 millones de euros, sin contar los desvíos presupuestarios habituales en este tipo de proyectos.

El estado asume un 32,5% del coste total del embalse de Biscarrués, por su supuesta labor de laminación de avenidas. Sin embargo el propio proyecto reconoce que el embalse solo es capaz de laminar las avenidas no peligrosas, las de menos de 5 años de periodo de retorno. El embalse no retendría las crecidas mayores y más peligrosas.

La administración está en la obligación de invertir de manera eficiente el dinero público.

Estas cantidades (cerca de 58 millones de €) son sin duda muy importantes para a invertir a ciegas, sin tener la más mínima información de la productividad y eficacia de dicha inversión y sin haber analizado maneras más eficientes y baratas para evitar los daños producidos por inundaciones y crecidas.

Además el estado financiará la parte que pagan los usuarios. La Administración del Estado debería analizar con detalle este punto si no quiere encontrarse, como en los casos de los embalses de El Val o de Lechago, embarcado en la construcción y financiación de otro gran embalse con muy escasas posibilidades de recuperar las inversiones realizadas y además con escasa o nula utilidad social.

Todo ello sin tener en cuenta la destrucción de empresas y de la floreciente actividad económica originada por el tramo del Gállego que se quiere inundar.

Esta es la manera de gestionar las escasos recursos del país, que se podría evitar con una evaluación de impacto ambiental negativa al proyecto de Biscarrués. Aún se está a tiempo de racionalizar la gestión hidrológica.

COAGRET | Martes, 28 Junio 2011 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!