FCC incumple sus compromisos éticos en la construcción de la Presa de El Zapotillo (México)

Ecologistas en Acción, la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) y el Observatorio de la Multinacionales en America Latina (OMAL) han enviado una carta firmada por decenas de organizaciones sociales y ambientales al Grupo FCC solicitándole la retirada del proyecto El Zapotillo.

Esta obra es una presa de 105 metros de altura que FCC está construyendo en el estado de Jalisco, México. El embalse inundaría y haría desaparecer a 3 comunidades, Temacapulín, Acasico y Palmarejo. El fuerte impacto social y ambiental del proyecto ha hecho que diversas instituciones dictaminen la cancelación del mismo. A pesar de ello FCC ha seguido trabajando incumpliendo sus declaraciones de respetar los Derechos Humanos y libertades públicas.

La población afectada de los municipios y las organizaciones sociales que acompañan la protesta ciudadana se ha movilizado en contra del proyecto desde su inicio. Aunque la comunidad tiene el derecho de ser consultada sobre el proyecto antes de llevarse a cabo, pues afectaría radicalmente su forma de vida, esto no ha ocurrido y todo el proceso ha estado marcado por una falta absoluta de transparencia y de participación pública.

Ante esta situación las organizaciones y la plataforma ciudadana han denunciado el caso en diversas instancias. El resultado ha sido que tanto la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco, como el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa en el Estado de Jalisco, han puesto en evidencia la violación de los derechos a la legalidad y a la seguridad jurídica, a la propiedad, a la vivienda, a la conservación del medio ambiente, al patrimonio común de la humanidad, al desarrollo y a la salud, de los afectados y a recibir información completa y oportuna. Todo lo cual ha determinado que dictaminen la cancelación judicial de la construcción de la presa El Zapotillo.

La continuidad de la obra por FCC, en contra de la sentencia emitida, contraviene su propio Código Ético que, según afirma la empresa, es de obligado cumplimiento. En él se asegura que el Grupo FCC cumplirá la legislación vigente en los lugares donde opera, tanto en materia social como ambiental. También establece que pondrán los medios necesarios para que las empresas contratistas, proveedores y colaboradoras externas cumplan con los principios de ese Código Ético. Por todo ello, el conjunto de organizaciones firmantes exige a FCC que se retire del proyecto de El Zapotillo.

 

Además, las organizaciones firmantes queremos solidarizarnos con la población afectada que el 28 de marzo ocuparon pacíficamente la obra de la presa de El Zapotillo, paralizando su actividad. El apoyo internacional que se produjo desde el primer momento ha impedido que fueran desalojados violentamente por la autoridad del Estado de Jalisco y ha permitido abrir un proceso de diálogo entre las administraciones públicas mexicanas responsables y la población afectada. Esperamos que este proceso de diálogo resuelva el conflicto respetando la decisión de la población, es decir, retirando el proyecto de El Zapotillo. Siendo esta la única forma de respetar los derechos políticos y sociales de la población, como también es la única forma de conservar el medio ambiente.

COAGRET | Jueves, 14 Abril 2011 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!