Es mentira que el futuro de Aragón dependa de Biscarrués

Es mentira que el futuro de Aragón dependa de Biscarrués como ha afirmado el vicepresidente de UAGA-COAG. Ni es cierto, como parece afirmar el presidente de ASAJA-Huesca, que la agroindustria y los puestos de trabajo ligados a la agricultura dependan de la construcción de Biscarrués. Todo esto es evidentemente falso. El regadío en Aragón no depende de Biscarrués. Ni siquiera es cierto que la pervivencia de los regadíos de Monegros dependa de que se haga este embalse.

Da vergüenza ajena que personas con altas responsabilidades hagan afirmaciones tan peregrinas. Riegos del Alto Aragón (RRAA) utiliza ahora 800 hectómetros cúbicos que regula en las cuencas del Gállego y el Cinca. El embalse de Biscarrués supondría apenas un 4% de los consumos actuales.

Los miles de euros que se han gastado en la propaganda de la manifestación pidiendo el embalse, transforman las declaraciones melodrámaticas de los representantes de los regantes en lágrimas de cocodrilo, desacreditando sus argumentos. Sin embargo sí es un hecho la afección a un 35% de las actividades en el Gállego de las empresas de deportes de Aventura, con las consecuencias evidentes en pérdida de puestos de trabajo directos e indirectos dependientes de ellas. COAGRET constata que las exigencias de RRAA no se pararán con el embalse de Biscarrués; ya hay proyectados 6 nuevos grandes embalses en el sistema. La propia Confederación Hidrográfica del Ebro reconoce que los ríos Gállego y cinca están en el límite de su capacidad.

COAGRET pide en conscuencia a la ciudadanía y a las administraciones que impongan la racionalidad y pongan coto a las insaciables exigencias de agua de Riegos del Alto Aragón. COAGRET quiere recordar a los ciudadanos y a los Gobiernos de Aragón y de España que los ríos Gállego y Cinca son de todos, pero los regadíos de Monegros no.

COAGRET | Martes, 12 Abril 2011 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!