La Audiencia Nacional desestima la petición del estado para continuar las obras ilegales de Mularroya

En la mañana de hoy, 18 de marzo, hemos tenido información en COAGRET sobre que la Audiencia Nacional desestimó en un auto de diciembre de 2013 la petición del estado de continuar con las obras de Mularroya por supuestas razones de seguridad, y que, de nuevo hace unos días se ha vuelto a presentar la misma petición a la Audiencia Nacional.

El primer incidente, en lenguaje procesal, presentado por la abogacía del estado fue desestimado por auto de 12 de diciembre de 2013 por las siguientes razones:

1) La Administración pide que se le permita alcanzar la cota mínima de seguridad de 454 ,50 m.s.n.m. en base a "los correspondientes estudios hidrológicos e hidráulicos" que no constan en las actuaciones.

2) La cota que se pretende alcanzar es semejante a la que tendrá la presa definitiva.

3) No se aporta ningún informe que acredite que, como dice la Administración, el aumento de cota hasta el nivel señalado no supondrá afecciones ambientales significativas "máxime cuando la nulidad del proyecto de construcción se basa en la insuficiencia de la declaración de impacto ambiental".

4) Se deduce que los trabajos de la presa continuaron a pesar de laSentencia, alcanzando una cota actualmente de 438,00 m.s.n.m.

5) La Sala considera que las medidas que se solicitan no están encaminadas a ejecutar la Sentencia dictada en autos sino a continuar las obras cuyo proyecto ha sido anulado.

Desde COAGRET lamentamos que la CHE siga insistiendo en estos supuestos problemas de seguridad en Mularroya, mientras no informa convenientemente a los afectados por los movimientos de tierra en Yesa, y mantenga un recrecimiento que se debería paralizar ya mismo.

En los próximos días vamos a formular alegaciones a la nueva petición de la CHE para continuar las obras por motivos de seguridad.

COAGRET | Martes, 18 Marzo 2014 | Coagret

COAGRET rechaza la aprobación definitiva del Plan de Demarcación de la Cuenca del Ebro

Desde la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases, rechazamos la aprobación definitiva del Plan de Demarcación de la Cuenca del Ebro que previsiblemente llevará a cabo el Consejo de Ministros de hoy. Entendemos como un fracaso de la CHE como organismo de Cuenca, y del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, que tras 7 años de tramitación, y de contar con aportaciones relevantes tanto por parte de la comunidad científica, como de las organizaciones ecologistas y conservacionistas, no se haya tenido en cuenta estas voces y se saque adelante un Plan decepcionante, perdiendo una oportunidad para adaptar la gestión convencional de explotación de recursos hídricos a las nuevas necesidades ambientales que exige la sociedad del Siglo XXI y ampara la Directiva Marco del Agua.

El nuevo Plan de Cuenca alienta la hidroesquizofrenia por la expansión del regadío y usura por las concesiones del agua propias de principios del Siglo XX, cuando las realidades socio económicas y ambientales nada tenían que ver con la situación actual. El objetivo de la Directiva Marca era planificar teniendo en cuenta no hipotecar nuestro futuro ni el de las generaciones futuras, planteando la conservación de los recursos en cantidad y calidad suficiente. Evitar el deterioro y alcanzar el buen estado ecológico eran las vías para este objetivo. Sin embargo todo esto se ha ninguneado en este Plan donde al final se están generando unas expectativas irreales que nos llevan a una burbuja del agua similar a la que vivimos en la construcción e infraestructuras de tan negativas consecuencias.

La demanda agraria se sustenta en el desarrollo de 445.000 ha de nuevos regadíos, sumados a los 965.000 ha actualmente existentes que irremediablemente continuará degradando los ecosistemas acuáticos tanto por la escasez de caudales circulantes como por la contaminación difusa asociada.

Una de las piezas claves para el no deterioro de los ríos y el alcanzar el buen estado son los caudales ambientales. Estos caudales ambientales, siguiendo los criterios de la DMA, deberían haberse realizado con total transparencia y con un debate técnico-científico abierto entre expertos para obtener la mejor propuesta técnica posible, sin embargo se ha presentado con total obscurantismo dentro de la ingente cantidad de documentación del Plan sin ninguna posibilidad de debate.

La razón de este obscurantismo es la manipulación técnica en la determinación de caudales ambientales que obedece a un único criterio, el caudal ambiental es el sobrante una vez se han aplicado los balances para las 1.410.000 ha previstas en este Plan. El procedimiento técnico "por casualidad" da este resultado. En este sentido, subrayamos la gravedad de que en el Plan se incluyan unos caudales ecológicos para el Delta del Ebro que condenan a muerte a la desembocadura del río.

En el Plan se incluye también la construcción de 35 nuevos embalses (más de2.100 Hm3) de capacidad y se continúan manteniendo las expectativas sobre 44 mas (más de 850 Hm3), encaminados a incrementar el almacenamiento de recursos hídricos. Todos ellos afectan a zonas de alto valor natural y en no pocos casos amparadas con figuras de protección incluidas en la Red Natura 2000. Denunciamos el cinismo del Plan al justificar muchos de estos embalses como medida ambiental para tener caudales ecológicos, cuando precisamente lo que hace un embalse es desregular el funcionamiento natural de un río, y a causa de esa desregulación están obligados (o deberían estar obligados, de hecho ahora no lo están) a dejar pasar por lo menos una caudales ambientales. El cinismo aumenta cuando el estado se compromete a financiar parte de las obras a causa de que deje esos caudales ambientales, dando a entender de facto que los usos son previos a los caudales ambientales, por lo que tales usos han de ser compensados por dejar los caudales ambientales.

Por tanto, uno de los grandes fracasos del Plan es continuar con la política de grandes embalses, que generan conflictividad social y jurídica, como son los casos de Yesa, Biscarrués, Mularroya, Aguaviva o Las Torcas.

COAGRET | Viernes, 27 Diciembre 2013 | Coagret

La CHE mira para otro lado mientras la ladera de Yesa se sigue deslizando

Desde COAGRET, la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases, lamentamos profundamente que la CHE continúe mirando para otro lado mientras se confirma que siguen produciéndose deslizamientos en la ladera derecha del embalse de Yesa. Parece que 50 familias desalojadas desde febrero, y la situación de incertidumbre que viven localidades como Sangüesa no es suficiente para que la CHE aborde esta cuestión teniendo en cuenta las voces autorizadas que alertan sobre la situación en el embalse de Yesa.

Llamamos la atención sobre el hecho de que la CHE haya desoido la petición mayoritaria del Parlamento Navarro exigiendo informes independientes de la propia CHE, o que por parte del organismo de cuenca no se haya querido participar en las jornadas que tuvieron lugar en Sangüesa hace unas semanas para debatir sobre la seguridad en Yesa, organizadas por URA Nueva Cultura del Agua Navarra, Río Aragón y Yesa + No.

El hecho de que un informe interno de la propia CHE, según la prensa navarra, reconozca que la deformación de la ladera derecha de la presa está causada por las excavaciones realizadas a pie de presa con objeto del recrecimiento, respalda los argumentos de los colectivos que reclamamos la paralización y el descarte de unas obras en las que se están enterrando cientos de millones de euros. Parece claro que los responsables de esta mala gestión, deberían asumir responsabilidades políticas, entre las que se debería de producir la dimisión del Presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

COAGRET | Martes, 15 Octubre 2013 | Coagret

MAPDER: 10 años defendiendo los ríos, los pueblos y la vida

Con motivo del X Encuentro Nacional del Movimiento mexicano de afectados por las presas y en defensas de los ríos (MAPDER), en su celebración de una década de historia, nos sumamos a la persistente resistencia mostrada durante estos años por el pueblo mexicano en defensa de los ríos y de los derechos de los afectados por la construcción de represas.

Nuestra relación comienza hace diez años cuando varios compañeros deciden visitar a los afectados por represas en México, Guatemala y Honduras. Con un recibimiento humano exquisito compartieron experiencias al mismo tiempo que comprobaban la terrible amenaza que suponen los cientos de proyectos de que se hablan para Latinoamérica y que afectarían a miles de hectáreas de selvas y bosques y a cientos de miles de personas que serían desplazadas.

Estuvimos presentes en las reuniones preparatorias de lo que se bautizó como MAPDER en Jalapa del Marqués, Oaxaca, donde se mantiene el propósito de recuperar la memoria histórica y resistir la imposición de megaproyectos desde que el 5 de mayo de 1961 fue desalojado y luego inundado para crear la Presa Benito Juárez. Con ello, 4 mil quinientos habitantes fueron despojados de su territorio histórico, y 64 mil 176 hectáreas que tenían de territorio, tierra fértil y próspera, quedaron bajo el agua.

Unos meses más tarde Coagret volvió para asistir al encuentro previsto en la comunidad de Aguas Calientes, municipio de Guerrero, donde las comunidades luchan contra la construcción de la presa La Parota.

Regresamos meses después para participar en la comunidad de Arcediano, en el II MAPDER, en el fondo de la barranca de Huentitán, donde una mujer, Guadalupe Lara, mostraba su dignidad en la resistencia contra la presa Arcediano negándose a vender sus tierras.

Y en 2010 compartimos unos días de convivencia y lucha en Temacapulín, Jalisco, durante el III Encuentro Internacional de Afectados por las Represas y sus Aliados. Como reconocimiento de su lucha contra la presa de El Zapotillo que inundaría su pueblo y otros dos más, Acasico y Palmarejo, así como su resistencia pacífica y heroica defendiendo sus derechos, territorio, medio ambiente, su modo de vida, su hogar y su cultura el día 4 de abril de 2011 en Zaragoza, se le otorgó el Premio COAGRET-Internacional al pueblo de Temacapulín.

Seguimos con atención sus luchas y sabemos que existen más proyectos que aseguran más conflictos como los casos de La Yesca, Las Cruces, Cerro de Oro, Paso de la Reina, Zongolica, Aguamilpa, Picachos, El Cajón, El Purgatorio, El Naranjo, Falcón...

Animamos al MAPDER en su lucha, compartimos su resistencia.

Condenamos el asesinato del compañero Noé Vazquez Ortiz, nuestras condolencias para los compañeros del MARDER y para su familia. Esperamos que este crimen no quede impune.

Con dignidad defendamos el reconocimiento de los derechos de los afectados y nuestro compromiso con el planeta. Intentemos redefinir una nueva conciencia política hidráulica y con ello propuestas y alternativas para un mundo mejor.

Ríos Vivos Pueblos Vivos

Ríos para la Vida NO para la Muerte

COAGRET | Lunes, 05 Agosto 2013 | Coagret

Jalón Vivo y COAGRET reclamamos la ampliación del plazo de alegaciones

Desde Jalón Vivo y COAGRET vamos a plantear alegaciones a la nueva declaración de impacto ambiental del embalse de Mularroya, cuyo anuncio de información pública ha salido publicado hoy en el BOE. Las alegaciones irán dirigidas a demostrar que la CHE continua incumpliendo con las obras de Mularroya la normativa comunitaria de hábitats y de aves, debido a que los graves impactos sobre zonas ZEPA y LIC no se podrán resolver con las medidas correctoras que formule la Confederación Hidrográfica. Recordamos que fueron estas las razones que llevaron a la Audiencia Nacional a anular el proyecto y la declaración de impacto ambiental. En su caso, por supuesto, recurriremos la nueva declaración a los tribunales de lo contencioso administrativo. En este sentido nos parece lamentable que la CHE opte por continuar con Mularroya aún sabiendo todos los problemas que arrastrará su ejecución.

Por otro lado, estamos pendientes de que la Comisión Europea resuelva sobre la denuncia que presentamos contra el estado español por las obras de Mularroya, y por todos los impactos gravisimos sufridos por los espacios protegidos, a pesar de contar con una sentencia de la Audiencia Nacional en contra.

Esta misma mañana vamos a presentar ante la CHE una petición para que se amplíe el plazo de 30 días para presentar alegaciones, dado que entendemos es un plazo insuficiente a todas luces para que cualquier persona o colectivo estudie y pueda formular alegaciones, y otra solicitud para que se nos haga llegar una copia en soporte informático, para evitar el tener que ir cada mañana a la Confederación a consultar una documentación de miles de folios. Recordamos que España es firmante del Convenio de Aarhus sobre acceso a información y participación ciudadana, y la CHE como organismo público está obligado a hacer efectivos estos derechos.

COAGRET | Martes, 30 Julio 2013 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!