Do you need a free psychic chat?

Check outthis pageLink

PLANTEAMIENTO DEL COMITÉ CONTRA LA REPRESA DEL TIGRE

Nosotros los habitantes de esta hermosa tierra que nos vio nacer, en la cual nacieron nuestros padres, madres, abuelos, abuelas y demás ancestros, queremos comunicar al pueblo hondureño, a los pueblos de América Latina y del mundo lo siguiente:

 

1.      En 1969 y los años subsiguientes sufrimos la guerra fraticida entre la hermana República de El Salvador y nuestro país, provocada por los intereses de las transnacionales armamentistas, lo que causó muertes, desplazamientos, terror, hambre y desolación. Sufrimiento que solo con la ayuda de Dios pudimos soportar.

 

2.      En los años subsiguientes, en el hermano pueblo de El Salvador se desarrolló una terrible guerra civil, que también nosotros sufrimos por ser sus vecinos inmediatos y porque nuestro pueblo albergó miles de hermanos y hermanas salvadoreños, siendo nuestro pueblo víctima de militarización, toques de queda, detenciones ilegales, y muertes de habitantes de estos lugares que perecieron en fuego cruzado. La zozobra los abrazó al grado que aun quedan secuelas.

 

3.      En seguida fuimos afectados y afectadas por la crisis post-guerra que vivió el pueblo hermano de El Salvador, ya que se desató una gran delincuencia que causó, robos, muertes, violaciones de mujeres, y nuevos desplazamientos.

 

4.      Cuando finalizó la guerra fría, comenzamos a tener un poco de paz y auto desarrollo que hemos alcanzado sin ninguna ayuda de ningún gobierno, sino con nuestro propio esfuerzo y el de hermanos nuestros vecinos de esta comunidad que han partido al país del norte, sufriendo humillaciones discriminación racial y persecución. Con el envío de sus remesas y en conjunto con los recursos generados aquí, hemos logrado construir puentes, carreteras, centros educativos, proyectos de energía eléctrica y centros de salud. Mejoramos nuestras  viviendas, nuestro ganado y hemos logrado producir más leche y sus derivados, al grado que somos exportadores de los mejores quesos de Centro América. 

 

Ahora, se nos amenaza con la construcción de la represa El Tigre, un proyecto neo-liberal que forma parte del Plan Puebla Panamá, y en cuyo estudio de pre-factibilidad participaron empresas transnacionales como JARZA, LAHMEYER Y TAJAL entre otras. Quienes en realidad obtendrían beneficios de este proyecto, serían unos pocos empresarios salvadoreños y hondureños y sobre todo las empresas transnacionales, ya que la energía generada será una energía privatizada y no pública, es decir los 357 megavatios ya están predestinados a las grandes empresas.

 

5.      La represa de El Tigre no significa desarrollo para los pueblos de estas comunidades, ni para la totalidad del pueblo hondureño, por el contrario,  traería mayor atraso ya que  al instalarse la cortina de 100 metros de alto, las aguas inundarían las mejores tierras desplazando a por lo menos 20,000 personas, se incrementaría la deuda externa de Honduras y El Salvador en miles de millones de dólares, misma que es  causa de la miseria de nuestros pueblos. La represa El Tigre, además, estaría impactando duramente el medio ambiente, matando grandes cantidades de animales y plantas.

 

6.      Si el gobierno en realidad quiere resolver la situación energética del país ¿Por qué no  construye micro-represas, que podrían ser manejadas por municipalidades o por empresas sociales? Estas no afectarían a la población ni impactaría groseramente al medio ambiente   o ¿por qué no se echan a andar proyectos de energía solar, energía eólica o bio-masa, energías limpias en el marco de un desarrollo sostenible?

 

7.      En el momento actual, el presidente Manuel Zelaya Rosales impulsa este proyecto sin tomar en cuenta la posición de nuestras comunidades lencas de este sector,  en clara violación al Convenio 169 de la OIT. La única consulta que se ha realizado se hizo cuando el arquitecto Fernando Martínez, siendo canciller de la República, nos visitó. Esta visita le costó el despido de su cargo,  siendo intempestivamente separado del gobierno que presidía en aquel entonces el Presidente Carlos Flores.

 

Es de hacer notar que el Protocolo sobre este proyecto, fue firmado por los presidentes Alfredo Cristiani y Rafael Leonardo Callejas de El Salvador y Honduras respectivamente, en el año 1991.

 

8.      Rechazamos enfáticamente que este proyecto se esté socializando, ya que en ningún momento se nos ha llamado a participar en reuniones en las cuales hemos sido los grandes ausentes de la cacareada socialización que se ha llevado acabo en la ciudad de Tegucigalpa. El Señor Jacobo Regalado, jamás se ha comunicado con nosotros para nada.

El presidente Zelaya nos visitó de manera sorpresiva, y a él le manifestamos nuestro total rechazo sobre la construcción de la represa El Tigre, pero sus declaraciones en Tegucigalpa, han sido lo contrario de lo que se habló durante su visita a nuestro Municipio.

 

9.      Las personas amenazadas con este proyecto de El Tigre, queremos expresar que bajo ninguna circunstancia permitiremos la construcción de esta represa y que estamos dispuestos a luchar hasta las últimas consecuencias en defensa de nuestras tierras.  Y que ni se les ocurra ofrecernos reubicaciones o indemnizaciones porque de ninguna manera se podrían pagar nuestras tierras, nuestras iglesias, nuestros hogares, nuestros cementerios en donde descansan nuestros seres queridos. Nuestras tierras donde juegan nuestros niños y niñas, donde crece nuestro maíz, donde pasta nuestro ganado, donde habita el Amate, el Cedro, el Guanacaste, el Tamarindo y donde habita el venado, el armadillo, el garrobo, el cascabel y otros seres vivos.

Ya sabemos por experiencia que el Gobierno y las empresas transnacionales no cumplen, solamente miremos el ejemplo de San Andrés, Copán, a los afectados por la represa El Cajón o lo que sufren los habitantes del valle de Siria. De manera que nuestra posición es rotundamente NO A LA REPRESA EL TIGRE. Aquí nacimos, aquí viviremos y aquí moriremos.

 

 

 COPINH advierte impacto ambiental

Dirigentes del Consejo de Organizaciones de Pueblos Indígenas de Honduras (COPINH), reiteraron ayer su desacuerdo con la construcción de la represa hidroeléctrica "El Tigre", por considerarla dañina al afectar a 20,000  pobladores descendientes de los lencas.


Mediante un comunicado, los indígenas señalaron varios factores negativos por los cuales están en contra de la represa, entre los que resaltaron cuestiones sociales, económicas y culturales.


"En términos sociales desplazará y afectará  directa e indirectamente a unas 20,000 personas que han pasado en traumas humanos, en marginación, bajo conflictos de desplazamientos y guerras".


Ecológicamente, cerca de 70 kilómetros cuadrados de embalse destruirán  el hábitat de las comunidades ribereñas de Honduras y además, el mismo embalse será testimonio de una  destrucción ambiental sin precedentes.


Señalan que entre otros efectos del impacto ambiental está la inhabilitación de  la misma represa en un par de décadas, por los altos niveles de sedimentación acumulada por toda la zona salvadoreña depredada.


El COPINH indica que los ríos afluentes del Lempa, que arrastran todas  las aguas residuales, hervidas, contaminadas de heces y químicos, de una población de 3 millones de habitantes salvadoreños, se acumularán en el embalse que precisamente inundará  más de un 60% del territorio hondureño.


En términos financieros, implicará  la pérdida de importantes patrimonios económicos de miles de familias, no sólo hondureñas  sino salvadoreñas; significará dependencia, no sólo económica de los sectores empresariales salvadoreños, trasnacionales y organismos financieros, sino que también política,  que va desde el  tema  de la seguridad y soberanía nacional,  hasta la violación de nuestra Constitución y convenios internacionales, como el 169 de la OIT.


Asimismo, califican el proyecto como un proceso de privatización de las cuencas, afluentes, ríos y zonas impactadas, que también incluye la energía hidroeléctrica.


Desde el punto de vista cultural, el COPINH crítica la destrucción de los tejidos comunitarios de descendientes lencas, de sus formas de vida, de sus patrimonios culturales de generaciones, cuando abandonen sus comunidades y sean reubicados en otras áreas.

 

¡NUESTROS TERRITORIOS NO ESTAN EN VENTA!

 

 

CON LA AYUDA DE DIOS TODOPODEROSO, EL EJEMPLO DE LEMPIRA

Y LOS MEJORES HIJ@ DE NUESTRA PATRIA.

 

 

¡AQUÍ NACIMOS, AQUÍ VIVIREMOS Y AQUÍ MORIREMOS!

 

 

 

SAN ANTONIO, INTIBUCA, HONDURAS, C.A. 10 DE MAYO DEL 2005

 

 

COMITÉ CONTRA  LA CONSTRUCCION DE LA REPRESA DEL TIGRE

Internacional | Jueves, 18 Mayo 2006 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!