Luege Tamargo y empresarios de Hermes y La Peninsular visitan El Zapotillo dejando en evidencia las contradicciones y la ilegalidad de este proyecto

  • La visita de Luege Tamargo al Zapotillo deja en evidencia que este proyecto está construyéndose a base de contradicciones y en la ilegalidad
  • Celebramos que el derecho humano al agua se eleve a rango constitucional. Exigimos que el Ejecutivo publique esta reforma de inmediato en el Diario Oficial de la Federación

El pasado jueves 19 de enero del presente año, José Luis Luege Tamargo, director general de la Conagua, y empresarios de La Peninsular y Grupo Hermes, constructores de la presa, visitaron El Zapotillo con el objetivo de poner en marcha el transportador de concreto para iniciar el levantamiento de la cortina, y presentarles a los empresarios los avances del proyecto.

En dicha presentación se evidencia que hay una gran diferencia entre los datos proyectados y los reales: se tenía proyectado excavar 815,292 m3 y actualmente se han excavado ya 1’908,753 m3 ¡un 134% más!; en cuanto al concreto utilizado, se tenía proyectado utilizar 1’117,625 m3 y realmente se han utilizado ya 1’357,265 m3, un 21% más del concreto que se había previsto (Andrés Martínez en Mural el 20 de enero 2012).

Las autoridades argumentan que estos incrementos se deben a dificultades con el terreno y fallas en los cálculos, y claro está, estos “errores” se ven reflejados en un aumento al costo total del proyecto, pero evitaron dar detalles, argumentando que “estaban calculando” dicho aumento.

De acuerdo a los costos del proyecto presentados en julio del 2010, la presa tendría un costo de $2,925 millones de pesos; sin embargo, según estimaciones con base en los datos oficiales, “el costo de la edificación del embalse podría superar los $4,000 millones de pesos” (Andrés Martínez en Mural el 20 de enero 2012); aunque en otros medios se manejó que “el costo de la cortina se estima en $6,000 millones de pesos” (Shayra Albañil/ José T. Méndez en Am.com.mx el 20 de enero 2012).

En cuanto a los costos totales del proyecto, a principios del 2009, el proyecto Zapotillo costaría aproximadamente 7,700 millones de pesos[1]; sin embargo tiempo después se anunció que su costo sería de 8,000 millones de pesos[2]. En esta visita de Luege al Zapotillo, y de acuerdo a información presentada por la Conagua el 20 de enero del 2012, la inversión total en este proyecto asciende a $12,854 millones de pesos[3]. Esto de acuerdo a la versión oficial, por lo que se prevé –siguiendo la lógica de estos constantes aumentos y en base a las experiencias de otros proyectos- que el costo final del proyecto resultaría mucho más alto.
De acuerdo a declaraciones de las propias autoridades, el proyecto El Zapotillo lleva un avance físico de 40.9%, contra el 42.8% que se estimaba llevara para estas fechas.
En cuanto a la terminación del proyecto, se han manejado contradictoriamente varias fechas, lo que evidencia las incongruencias y mentiras en las que se basa este proyecto. El ingeniero Horacio Arteaga, director de Infraestructura Hidráulica Urbana del organismo Cuenca Lerma-Santiago-Pacífico de Conagua declaró que “se tiene contemplado terminar la cortina de la presa en diciembre de 2013”, para después reconocer que “difícilmente se concluirá en diciembre de 2013 y se podría alargar hasta marzo o abril del 2014” (José Trinidad Méndez en Am.com.mx el 21 de noviembre de 2011).

En una nota más reciente, el director general de Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León, Emiliano Rodríguez, informó, respecto a la obra de la cortina, que “se proyecta que esté terminada a finales de este año (2012), para que comience a llenarse con las lluvias que se presenten durante todo el 2013” (Cutberto Jiménez en Milenio León el 11 de enero de 2012).

En su visita a El Zapotillo, Luege declaró que tanto la cortina de la presa, como el acueducto de 140 kilómetros estarían terminados en mayo del 2013 (Shayra Albañil/ José T. Méndez en Am.com.mx el 201 de enero 2012).

Ante esta serie de contradicciones e incongruencias entre los datos declarados por los propios técnicos, ingenieros y directivos de las instituciones que manejan el agua en nuestro país, ¿quién regula, observa y vigila las “fallas” y los “errores técnicos” que provocan grandes aumentos en los costos de los megaproyectos y que finalmente pagaremos los jaliscienses y todos los mexicanos? En tiempos pre electorales, ¿cómo estar seguros/as de que este dinero se usará realmente para este proyecto y no con otros fines?

Por otro lado, denunciamos que si bien Luege Tamargo ha declarado en numerosas ocasiones que visitará Temacapulín, sigue sin cumplir su palabra; y que incluso durante esta visita a El Zapotillo le “sacó la vuelta” a entrevistarse cara a cara con las y los afectados que se presentaron en la obra para expresarle personalmente su oposición al proyecto.

Además, nos parece alarmante que Luege descalifique las declaraciones y minimice las observaciones que Olivier De Schutter, Relator de Alimentación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), realizó después de (él sí) visitar Temacapulín y platicar con los pobladores afectados. En la declaración final de su misión por México, el Relator constató lo siguiente:

“Tras su debate con un representante de la Comisión Estatal del Agua y con las personas que viven en Temacapulín, el Relator Especial está preocupado de que la tierra que se ofrece como compensación no permitirá a los habitantes de Temacapulín seguir trabajando en los cultivos de los que dependen los medios de subsistencia de muchos de ellos”.

El que Luege declare “no porque alguien venga con un título como relator de la ONU quiere decir que tenga razón en lo que dice” (Isaack de Loza en El Informador el 19 de enero del 2012) nos parece sumamente irresponsable, y violatorio, ya que como autoridades mexicanas están obligados a cumplir la legislación internacional. Este tipo de declaraciones demuestra una vez más, la poca importancia que la Conagua otorga a organismos internacionales tan reconocidos como la ONU.

Documentando más contradicciones, en esta visita al Zapotillo, Raúl Iglesias Benítez, director del Organismo de Cuenca Lerma-Santiago-Pacífico de la Conagua, declaró conocer el fallo del Pleno del Tribunal Administrativo del Estado de Jalisco que anula el nuevo centro de población, pero dijo que los abogados de la Comisión Estatal del Agua (CEA) ya habían hecho “algo” para seguir construyendo; lo cual se contrapone a lo declarado por Héctor Castañeda, director de Cuencas de la CEA, que aseguró que no habían sido notificados del reciente fallo (Jade Ramírez en Medios UDG el 16 de enero del 2012).

Una vez más, Luege minimizó la afectación de “unos pocos” contra el benefició de la mayoría. No estamos de acuerdo con que buscando respetar los derechos de unos, se violen los de otros, argumento que utiliza el Gobierno Mexicano para justificar esta obra, que para ellos es de “utilidad pública”. Esta utilidad se encuentra basada en favorecer los intereses económicos de empresas nacionales y extranjeras sobre los derechos humanos de nuestras comunidades.

Por este medio, nos pronunciamos y repudiamos profundamente la represión que se llevó a cabo en la comunidad de San José del Progreso, en Ocotlán, Oaxaca, por un grupo de pistoleros al servicio de Fortuna Silver- Minera Cuzcatlán, en complicidad con el presidente municipal, resultando herida la compañera Abigail Vázquez y falleciendo el compañero Bernardo Méndez Vázquez. Manifestamos nuestra total solidaridad y apoyo al movimiento de San José del Progreso, a las personas afectadas y a sus familiares. Rechazamos éste y cualquier otro tipo de represión hacia activistas y defensores/as de derechos humanos que lo único que pedimos es que se respete a nuestras comunidades y se nos deje vivir en paz.

Nos congratulamos por la aprobación del Proyecto de Decreto que reforma y adiciona el artículo 4° constitucional, al incluir el derecho humano al agua. Estamos al tanto de que la mayoría de los congresos locales aprobaron el Proyecto de Decreto, y llamamos al Presidente Felipe Calderón a publicar la reforma en el Diario Oficial de la Federación, sin demora alguna.

Finalmente, exigimos la cancelación definitiva de la Presa El Zapotillo, la búsqueda de otras opciones sustentables de abastecimiento y gestión del agua, y la anulación inmediata de la campaña mediática amañada sobre los “beneficios” del proyecto con la que se les está mintiendo a los ciudadanos de los estados de Jalisco y de Guanajuato, para favorecer los intereses de unos cuantos.

¡Ríos Sin Presas, Pueblos Vivos!
¡NO A LA PRESA EL ZAPOTILLO!
Comité Salvemos Temacapulín, Acasico y Palmarejo
Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER)
Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC, A.C.)
Internacional | Jueves, 26 Enero 2012 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!