Reunión de alcaldes afectados por el embalse de Biscarrués con el Ministerio de Medio Ambiente

DIA positivo con importantes condicionantes

La Secretaria de Estado de Cambio Climático comunicaba esta tarde a los alcaldes de Biscarrués, Murillo y y Santa Eulalia de Gállego, un documento de declaración de Impacto Ambiental Positiva para el Estudio de Impacto Ambiental presentado en Junio de 2008 por la Confederación Hidrográfica del Ebro, para el denominado pantano pequeño de Biscarrués.

Los alcaldes de la zona califican esta decisión como decepcionante. Entienden que con las miles de alegaciones populares y diversos informes técnicos claramente desfavorables, era un buen momento para realizar una declaración negativa, en correspondencia con una sensibilidad social y medioambiental hacia un territorio que defiende su derecho a un desarrollo sostenible. Es evidente que se ha perdido una clara oportunidad para descartar definitivamente un proyecto que se ha demostrado inútil e inexplicable desde puntos de vista técnicos, socioeconómicos y medioambientales.

Por otro lado, hay que señalar que algunos de los condicionantes que pone el Ministerio suponen un cierto espaldarazo oficial a la argumentación que mantienen los Ayuntamientos ya que se admite una afección severa al desarrollo de los deportes de aventura y a los valores medioambientales de la zona afectada, poniendo en peligro el hábitat de especies en peligro. En este sentido, entendemos que suponen además un serio impedimento para continuar el proyecto tal y como se pedía por parte de los beneficiarios, especialmente la importante limitación del volumen de agua almacenable y la eliminación de la central eléctrica. Además la DIA descarta definitivamente el embalse de 192 hectómetros cúbicos, aspiración última, confesada en múltiples foros por los beneficiarios.

Otro de los condicionantes es la “recuperación de costes”, a los cuales se suman las afecciones a las empresas de deportes de aventura, que hasta ahora no se consideraban perjudicadas en los documentos anteriores. Así, se sumarán nuevos gastos a los 136 millones de euros de coste estimado inicial que deberán ser revertidos por los beneficiarios del embalse. Esto supone un importante golpe a las pretensiones de los sindicatos de regantes que pedían que los costes los asumieran exclusivamente las administraciones públicas. Lo que los afectados han denunciado siempre por considerar que se está pidiendo la ruina de un territorio con dinero público para beneficio particular de unos pocos.

Sin embargo, entendemos que ha faltado valentía política, que no razones técnicas para desestimar un pantano negativo, caro e inútil, que tiene alternativas viables y más baratas.

La oposición al pantano sigue sumando argumentos, y la posición municipal, como la de las empresas de turismo de aventura y las organizaciones ecologistas y conservacionistas seguirá firme como hasta ahora en cuantos trámites y administraciones sea necesario.

Artículos | Jueves, 28 Julio 2011 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!