Informe presa mexicana El Cajón - Página 5

Paralizada la construcción de la presa El Cajón


La construcción de la obra hidroeléctrica más importante de la administración del presidente Vicente Fox Quesada, según dicho del propio mandatario, sufrió un duro revés luego de que un juez federal concedió suspensiones "de plano" a la familia Hernández Fletes y a comuneros del ejido Los Cantiles (que en total protegen más de mil 110 hectáreas), lo que prácticamente paralizó los trabajos de la cortina de la presa.

Después de casi dos años de que la CFE iniciara los trabajos, el juez tercero de distrito mixto con sede en Nayarit atendió la demanda de los afectados, quienes alegan que hasta la fecha no han recibido notificación oficial alguna que les informe que sus terrenos fueron expropiados para construir la presa que actualmente tiene un avance de alrededor de 40 por ciento.

 

El acuerdo judicial, notificado el mes de marzo del año en curso, significa que los ejidatarios no pueden ser desposeídos ni de sus casas, su ganado o sus tierras, que por lo tanto no podrán ser anegadas por la presa. Tampoco se podrán realizar actividades peligrosas para la integridad de las personas como podría ser el uso de dinamita y sin la cual la construcción de la cortina se ve prácticamente obstruida.

 

La admisión de este amparo contra la megaobra es un triunfo en la defensa de los derechos civiles en México sobre todo por el poder de facto que ostenta la CFE, pero la autoridad explícitamente afectada por el mandato judicial es la Dirección de Impacto y Riesgo Ambiental de la Subsecretaría de Gestión para la Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), instancia que autorizó el impacto ambiental de la obra.

 

La lucha de los afectados continúa. Preciso es señalar que durante el II Encuentro Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER) celebrado en la comunidad de Arcediano, municipio de Guadalajara, Jalisco, del 11 al 14 de marzo de 2005 se incuyó en la Declaración final la exigencia de investigar la muerte de aproximadamente 300 trabajadores de las presas de Aguamilpa y El Cajón, en el estado de Nayarit (oficialmente sólo 37 fueron reconocidas).

 

Cientos de habitantes de El Ciruelo y La Playita, poblados que desaparecerán por el embalse de la presa una vez que ésta sea terminada, no se les ha tomado en cuenta para negociaciones y/o acuerdos y mientras reclamaban sus derechos, casualmente el abogado Jaime Bracamontes Arias que asesoraba legalmente el movimiento de resistencia de los pueblos afectados por la construcción de la presa fue asesinado de tres impactos de bala cuando salía de su domicilio.

En el mundo | Viernes, 10 Junio 2005 | Coagret
COAGRET :: COordinadora de Afectados por GRandes Embalses y Trasvases Por una Nueva Cultura del Agua, No más pueblos bajo las aguas. RÍOS SIN PRESAS ¡PUEBLOS VIVOS!